Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 19 de septiembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¡Advertencia!, Actualización Emergente

veces visto 165 Veces vista   comentario 0 Comentarios

¡Advertencia!, Actualización Emergente

Se dice que el maestro tiene un trabajo sencillo, se dice que lo que hacemos es un trabajo que cualquiera podría hacer, vaya concepción tan mediocre y nefasta tiene la sociedad, creen que la labor educativa es un simple trabajo más, consideran nuestro trabajo algo aburrido y sin chiste, se imaginan que pasamos el tiempo sentados esperando a que los niños trabajen, pero jamás se imaginan el trabajo que hay de fondo, las desveladas, el estrés y el cansancio de diseñar actividades que sean didácticas, interesantes y relevantes, creen que la escuela es y seguirá siendo lo mismo que a ellos les toco, cuando la realidad está a kilómetros de ser esa, vivimos en el mundo de las constantes actualizaciones, somos como un ordenador actualizando constantemente su base de datos, sus procesos y métodos de trabajo.

Esta opinión no es una critica a la sociedad ni mucho menos a los docentes o su trabajo, simplemente quiero verter mi opinión, quiero que los demás se den cuenta de la importancia de la labor docente y de que vean que nada es lo que parece, el mundo cambia de maneras radicales, el mundo te demuestra día con día que nada esta definido y en cualquier momento le puede dar una vuelta de 360° a tu vida, trabajar educación artística en las primarias nunca ha sido sencillo, la verdad, es una materia bastante menospreciada, muchos la ven incluso innecesaria, y claro, no puedo negar  que quizás los docentes tengamos algo de culpa en este aspecto, la hicimos ver como un complemento educativo, cual si fuese una proteína en los deportes, o como si fuese un controlador para un programa computacional, cuando la realidad es que no apreciamos su valor hasta que la vida nos golpea y nos demuestra que el arte puede cambiar tu vida o mínimo darle color.

Yo soy joven aun, quizás me falta mas mundo que vivir o me falta mas experiencia por tomar, pero considero que conocer todas las perspectivas posibles puede llegar a lograr un cambio que sea bueno, por ejemplo, habrán docentes de todo tipo siempre, algunos sumamente profesionales, inteligentes y hábiles, otros que sean creativos, otros que sean estrictos y etcétera, etcétera, muchos tipos más, cada uno tendrá su definición y estrategias para el trabajo artístico, algunos le dan prioridad, otros solo la usan para distraer a los niños y otros simplemente prefieren no trabajarla, ¡wow!, si, se escucha mal eso, que no se trabaje pero bueno, lamentablemente pasa y mas seguido de lo que la gente se puede imaginar, el arte no es visto como prioridad para el desarrollo de los niños, es decepcionante y a la vez le puede quitar las ganas a muchos.

En mi experiencia personal me ha tocado practicar en distintas ocasiones con grupos superiores o de grados mayores en las primarias, en mi caso me ha tocado practicar con muchos grupos de sexto grado, lamentablemente no puedo decir que el arte fue mi prioridad, cuando trabajas con alguien más, en un grupo que no es tuyo y que no puedes hacer todo lo que se te antoje tienes muchas limitaciones, tienes el tiempo reducido, presiones en tu espalda, y una idea fija, no decepcionar ni a mis superiores ni a mis niños, así que sueles dejar cosas que necesitabas trabajar para según tu hacer unas prácticas de calidad.

Antes era mas sencillo, trabajabas la creación de un dibujo en clases, hacían bailables grupales, incluso poesía, eran actividades significantes que honestamente te hacían feliz a ti como alumno, o díganme, ¿A quién no le gustaba perder un poco del tiempo de clase dibujando, cantando o bailando?, a todos nos encantaba, pero no lo valoramos hasta que las costumbres y practicas cambiaron, dejamos de ver el arte como una necesidad para satisfacer nuestra creatividad y diversión y la comenzamos a ver como una practica tediosa y desactualizadas de acuerdo a las nuevas necesidades, costumbres y culturas del mundo actual.

Un docente debe estar preparado para todo, pero, ¿Qué pasa cuando el mundo cambia de la noche a la mañana?, se escucha algo radical pero no es nada mas que una triste y sorprendente realidad, así pasa a veces, la vida no esta definida, no se sabe cuando el destino lograra transformar todo lo que creías, hacías y vivías, las enfermedades son algo común, todos nos hemos enfermados o nos podemos enfermar, pero cuando una pandemia llega, el pánico, el miedo y la preocupación consume a las personas, los docentes por su parte no están exentos de esto, viven con el constante miedo de que todo termine, pero vaya, ni así se dan por vencidos, muchos perdieron trabajos, muchos abandonaron todo, pero los docentes no se rindieron, buscaron formas y formas de trabajar, de no abandonar a sus niños y demostrarles que sin importar las circunstancias, la educación se les brindara.

Si antes era difícil trabajar educación artística, por las limitaciones de tiempo o malas organizaciones en los horarios, trabajar a la distancia complico nuestra existencia aún más, se generaron de todo tipo de problemas, deficiencias educativas a niveles que no se habían visto nunca, niños sin trabajar, docentes sin evidencias, ningún aprendizaje significativo, ninguna motivación, pereza y descuido, no solo en artes, la educación en general sufrió un descalabro monumental.

Entonces, llegaron las actualizaciones, estrategias de trabajo electrónicas, donde el uso del internet, de las redes y de las Tics se volvió nuestra biblia educativa, se volvieron nuestro modo operandos, la vida y el mundo nos actualizaron el CPU de forma inesperada.

Cambiar es un proceso difícil, adaptarse y lograr la diferencia es mas que difícil, mas no imposible, no puedo decir que cambiaremos nuestra forma de trabajar de un día para otro, no digo que todo mejorara con un chasquido, solo en nosotros, en los decentes, en los alumnos, en los padres, en todos esta la posibilidad de adaptarnos y lograr la diferencia en un mundo donde el cambio y el tiempo se pueden volver nuestros enemigos si no sabemos adaptarnos.

El Arte en tiempos de Pandemia, nos ha permitido soñar, imaginar y crear. Ha sido refugio, liberación, reflexión, nos transporta, envuelve, atrapa y nos saca de la realidad, regalando armonía y felicidad. El Arte en tiempos de Pandemia nos permite descubrir lo que guarda nuestro interior, todo aquello que no logramos expresar con palabras… solo atrévete a crear y libera tu corazón. (Ministerio de las Culturas, 2020)

Clasificación: 0.0 (0 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Daniel García

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.