Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 25 de octubre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Y se extendió el Aislacionismo…

veces visto 184 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Y se extendió el Aislacionismo…

Reciban un cordial saludo amigos lectores inquietos y buscadores en su mayoría

De un relato de mentes anormales puede estar saliendo el motivo de este escrito que hoy transmito, y lo hago desde el más desinteresado de los objetivos, como muchos de ustedes saben que hago, eso procuro con cierto grado de decencia y rectitud estimo. Hubo, en cierta época no reciente un conglomerado de ideas imponentes que nacieron de sectores irrelevantes para luego convertirse en predominantes y que a su vez convencieron tan deprisa como despacio, depende. Solo bastó con unas pinceladas de odio al semejante y de desprecio a lo no establecido para que así surgiera. No hubieron ni trucos ni magias, solo el simple acomodamiento a lo que resultó necesario y todo salió adelante. Que sutilidad y a su vez que resultonas surgieron este tipo de proposiciones a la mayoría de los humanos que obedientes asimilaron sin rechistar todo lo que se les estaba inculcando o tratando de inculcar. Y es que esta metodología es tan antigua como la misma humanidad pensarán ustedes, así es.

Cuando el cuento que se propone es tan sugerente, no vale la pena echarse atrás y lo de detrás queda en segundo plano para dejar de pensar en ello. Somos lo que pensamos, somos lo que sentimos o lo que nos creemos del resto de amigos de lo ajeno también. Luego nos hacemos mitos, nos perpetuamos en lo incierto y nos reconocemos en cuestiones que ni siquiera tienen que ver con lo que es real o verdadero en nosotros mismos. Aparece el desamparo más insolente y la invasión de un conjunto de cuestiones irrenunciables que se hacen imprescindibles si se consienten en sí mismas. No bastó con olvidarlo, el problema siguió allí, se cubrió de ignorancia y la lacra continuó. Individuos obstinados buscando auto destrucción, se lo juegan a una carta, algún tuerto ganará.

Y se extendió el aislacionismo, se machacó a través del martillo de la no compasión, se dibujaron paisajes que consistían en juntar a las masas que irreconocibles no pudieron desdibujar todo un panorama tan lleno de certidumbres necesarias e incontestables para tal nivel de sometimiento. Decretos y proposiciones apoyaron todo lo que en verdad eran nada más que personalismos nacidos de las catacumbas de ocultismos sin fin, de descerebrados nacidos para manejar lo inmanejable. Y que le vamos a hacer, es lo que hay, salía todo de bocas a las que alimentar con tanto atrevimiento, y cayeron una vez más en la trampa del aislacionismo. Así es como se perpetraron más crímenes contra el mismo sostenimiento de sistemas de vida en armonía de grupo y de corduras intelectuales entre otras. Así se dejaron de adoptar soluciones en las cuales el intercambiar fue todo un pecado y en contra de lo que nos procuraron enseñar otras generaciones se vivió y se convivió en la más pura de las miserias internas. Que le vamos a hacer…

Menos mal que aún quedaron los que siempre tratan de salvarse entre tanta podredumbre, para bien o para mal siempre hay algún atrevido que trata de escribir entre las líneas de lo impenetrable y de lo no reconocible para esos muchos que persisten en lo habitual. Gracias a ellos pudo dejar alguien de imitar, pudo dejar de ser lo que se trató que así fuera, se pudieron perseguir contenidos que hasta entonces no fueron comunes en los más comunes de los mortales. Todo resultó un mero repaso y una mera tentación hacia el desatino y en la dirección que suele tomar esta humanidad que se cierne nada más que a lo fácil y a lo asequible dadas las circunstancias. Solo quedó el desatino y el conformismo, los que pudieron salvarse anidaron culturas no salidas del más cruel e indigno de estos indignados que después siguieron apoyando tanta desdicha. Arrodillados y adinerados todo quedó arreglado para jamás volver a plantear nada más fuera de lo que como cierto se manifestó.

Que pasen un estupendo día y en paz

Clasificación: 0.0 (0 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Reflexiones del Ahora en RdA Vídeos - https://youtube.com/c/RdAVídeos

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.