Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 07 de julio del 2022
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Al Compás

veces visto 343 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Al Compás

Buenos días queridos amigos espectadores

Predomina el desencanto, no se puede disimular, hierve la sangre de muchos humanos que abstraídos en su misma indignación hacen cábalas para ver si pueden subsistir dentro de sus laberintos de problemas crecientes. Somos o no somos los de siempre, esa es la cuestión que ya comentaran antaño determinados emprendedores del entendimiento y de la sabiduría. De momento, y esto no es pesimismo sino real, la cosa sigue en caída libre sin que nada ni nadie prevea para todos un futuro un tanto más acorde a sistemas de vida más respetuosos con uno mismo y con lo que haya al lado.

Siempre es lo mismo y nada es distinto, la historia es demasiado repetitiva para poder considerarse esta existencia como provechosa o bonita de vivir, los hay por supuesto que opinan lo contrario afanándose en teorías teóricas más que prácticas. Al compás del dinero y del más despreciable materialismo se mueve esta raza humana que sigue ignorando quien es ni que pinta en esto que se viene a llamar vida terrestre o terrenal. Hipnotizados por el deseo de que llegue el día de tener o poseer más bienes, casi todos, tanto ricos como pobres o demás seres se pelean en esa lucha incesante asociando bienestar a riquezas y sobrantes de todo tipo. De esta pandemia nadie quiere hablar, todo está controlado.

Hubo ya atrevidos que quisieron montar revoluciones con o sin motivo, con o sin causa, pero de nada sirvieron ya que estaban fundamentadas en su gran mayoría por una violencia atroz y fuera de lugar. Se usan los mismos métodos tanto en tiempos de guerra como en tiempos de ausencia de paz, sino que se lo digan al corrupto o a todo tipo de personajes o engendros que basan su existencia en el pisar al prójimo o tratar de amargarle la vida procurando prevalecer el o enriquecer sus ya abultados patrimonios por la usura acumulada. Muchas veces esta situación me lleva a los demonios internos y no soy capaz de aceptar por supuesto como se usa la mentira llevada a los límites de una absurda realidad impuesta por estos mequetrefes del saber. Es ya muy cantoso y despreciable el contemplar semejante barbarie por parte de muchos, este es el sendero de traición que viene a ser la aparición del humano intelectualoide en este interesante cuando menos planeta Tierra.

Y que les voy a contar de todas las desgracias que andan trayendo este tipo de actitudes, fuera de toda concordancia con la misma madre naturaleza irreconocible y reaccionaria ya protestando ante tanto desprecio y ataque por parte de sus hijos. Cuando ocurre cualquier percance inmediatamente se buscan formas de imponerse a esa misma madre, en vez de tratar de interpretar lo que nos quiere decir. Véanse terremotos, volcanes, maremotos, sunamis, tornados y quien sabe que lista interminable de efectos que pueden estar causados directamente por humanos. No siempre el humano tiene porque ser culpable pero suele estar el primero de la lista al ir permaneciendo líder en estupidez, egoísmo, ignorancia o despropósito una y otra vez. Eso si que está bien aprendido.

No podemos, por tanto, esperar grandes cosas de esta raza de seres destartalados y con tan poca vergüenza amigos. Si ustedes procuran despertar conciencia les felicito, aunque sea tarea complicada entre tanta persistencia en el error por todos lados. Si vinimos a la vida para ser felices, los planes están siendo alterados con urgencia cada vez más apremiante, cada vez más insistente en su plena suciedad e intolerancia. Menos mal que aún quedan momentos en los cuales surge la magia del presente y de las vivencias interesantes o provechosas entre toda esa mugre de tonterías y de complejidades sin sentido profundo. Solo hay un despertar y solo se encuentra ese momento en el ahora, en lo más bello de cada ser que siempre estará dispuesto a lo que hasta ahora sigue percibiéndose como mal visto por tantos.

Se puede desmontar tanta falacia y tanto engaño con solo detenerse y observar, es cuestión de tomarse su tiempo y los resultados no dejarán de surgir sin duda. No les recomendamos que sigan la corriente actual de bulos y de conflictos en la que claramente se haya la humanidad en su gran parte, aboguen mejor por abandonar esos caminos de pasividad y de ver como día tras día nos van robando libertad esas proposiciones tan llenas de avaricia, tentadoras de lo más inútil e inoperante habidas y por haber. Siempre pueden buscar soluciones ante lo que fuera sucediendo, ante cualquier hecho que viene de lo perverso en su mayoría y del escaso equilibrio en el que se mueve la vida en estos momentos. Si hay alguien perjudiciales y detestables esos son los humanos, no han demostrado mucho más que eso hasta ahora salvo pocas excepciones.

Que pasen un estupendo día y en paz

Clasificación: 1.0 (1 voto)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Reflexiones del Ahora en RdA VidTube - https://youtube.com/c/RdAVideos

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.