Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 26 de mayo del 2022
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Empresarial

veces visto 245 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Empresarial

Buenos días amigos espectadores, sean bienvenidos todos.

Algunos de ustedes me pueden calificar como tal o cual cosa, y están en su derecho, pero yo nunca vine a estar a favor o en contra de alguna de las causas que pueda plantear. Más bien escribo para mostrar y no para tratar de imponer esto o lo otro como maestro en las materias a tratar. Dicho esto, y a modo de introducción, hemos de darnos cuenta de la capacidad interna de cada ser humano mal aprovechada, si es que se presta atención sin necesidad de enfrentarse a nada o en fanatizarse. En base a esa misma incapacidad, se fundamentan los hechos que momento a momento se van almacenando en una historia ya demasiado cargada de luchas sin sentido ni provecho. Nada o casi nada se ha visto reflejado en una sociedad más justa y defensora de los principios más edificantes de la misma. Las meras interpretaciones sostenidas una y otra vez son inútiles y con el marchamo del desastre más degenerante, absurdo.

En el tema empresarial pasa lo mismo, para variar. Seguro que algunos o muchos de ustedes se han visto envueltos en alguna “aventura” empresarial de lo más curiosa, frustrante en todo su lujo de detalles. Se comienza con mucha ilusión tanto como empleado como emprendedor de algún plan de estos, luego se van desenmarañando una vez más los defectos de los dividuos que desembocan en el más insensato de los desastres. Pasa un tiempo, que puede ser prolongado o no, y surge lo mismo de siempre, nada se lleva a los términos propuestos gracias a psiquismos contaminados por el egoísmo más exasperante e inquieto. Cuando se han de llevar a cabo cometidos sociales en equipo no se es resolutivo por el ansia de protagonismo, por la cabezonería o tal vez por el pretender que trabaje el otro por mí. Y esto, como les digo, sucede como empleado o como director… del tipo de empresa que fuere.

A pesar de tener una gran formación intelectual no se dirige la atención a lo más importante, al conocimiento de uno mismo para luego procurar transmitir lo adecuado a cada momento. Lo que presenciamos en forma constante es un teatro del ego multifuncional y desatado en sus más amenazantes formas. Ego hay que tener, no se trata de aniquilar esta faceta sino de llevarla hasta donde se puede llevar, serenidad y dulzura de carácter marcan el límite que se ha de poner para no llegar a donde luego operan actitudes manipuladoras y destructoras del mundo propio o ajeno. Es triste saber que el humano está metido en un buen lío por estos motivos, que con esto hay que batallar por toda esta ignorancia adquirida con el tiempo. Pero es la causa de tanto efecto adverso, no viene del todo de lo aleatorio en el cual hay bastante gente metida por propio auto sometimiento. La aleatoriedad puede coexistir con la causalidad, pero en estos temas es más bien lo segundo lo que opera, lo que tenemos está muy bien merecido amigos. Va pasando su factura cada vez más cara y evidente.

Como he mencionado antes, el dividuo, el promotor de la división o el que divide, se ha propuesto en forma agresiva e indolente la perpetuidad de proyectos empresariales en los cuales haya hipnosis colectiva e interior de cada cual. Sistemas sectarios a todos los niveles hacen del ser humano una marioneta al uso de corruptelas y maldades de todo tipo. Los mismos empleados llegan a estar de acuerdo y el jefe ni te cuento, al fin y al cabo de esta mierda se mal vive y de sobrevivir se trata, no hacen falta más ideales que el del sometimiento o el del sonambulismo psíquico. Y se produce un silencio muy incómodo para todo aquel que busca otras inquietudes y se quiere salir de esta locura intrépida, de este odio constante a uno mismo y a los demás. Que desagradable es callar por un sueldo mal pagado o por dejar de intervenir metido en el desánimo y en la falta de valores más profunda. Me dirán lo que quieran decirme, pero esto sigue siendo lo ganado, ya puede pasar por el gobierno Pepito o Juanito que esto no cambiará de rumbo si no se abandona este culto a la personalidad tan detestable y nauseabundo.

Tras muchas vivencias insostenibles se siguió perpetuando ese grito interno de queja, de lástima y añoranza, de autenticidad verdadera. Tal vez sea la última oportunidad que surja para poder determinar un final a tan poca vergüenza, a tal apariencia falsa destructiva. Ese mismo grito, que nace de lo interno no acepta tal grado de identificaciones sino que es amigo de construir la casa por los cimientos, por donde se debieron de tomar las alternativas sabias que alumbran la cordialidad o el entendimiento real en la conciencia. Mientras tanto pasan las cosas y se presencia la debacle como algo normal, torturando gentes de bien y protagonizando un ya cada vez más cercano final indeseable para algunos. Ese final es a la vez deseado por la mayoría dormida y amordazada, atada sin ella mismo percatarse de tal cosa.

Que pasen un estupendo día y en paz

Clasificación: 1.0 (1 voto)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Reflexiones del Ahora en RdA VidTube - https://youtube.com/c/RdAVideos

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.