Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 07 de agosto del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Comunismo democracia y libertad

veces visto 11571 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El comunismo busca el que todos tengan las mismas cosas porque cree que todos somos iguales, pero nos hace ver tan vulnerables que entonces busca homogenizar todo para que nadie se haga daño y para ello usa el paternalismo que luego se convierte en capaz o padrastro consiguiendo con esto sus caprichos y que los demás deben estar agradecidos por su protección

En consecuencia de lo centralizado del poder ejercicio por las monarquías y que como resultado, la libertad de la ciudadanía fue violentada hasta convertirlos en esclavos, esto dio como resultado el surgimiento de la democracia en donde la vos del pueblo debía ser escuchada para atender sus demandas a través de una representación que discutía los asuntos del pueblo en la plaza de los helenios.

En America latina la influencia de la igualdad que hace a los hombres independientes y que tengan el gusto de satisfacer su propia voluntad lo que motivo el rechazo de las autoridades y una valoración de la libertad política.

El americano posee un gran amor por su independencia, pero esta pasión le puede traer algunos aspectos negativos, si se considera como individualismo esto puede ocasionar grabes problemas en el orden del cuerpo social, provocando así la anarquía o servidumbre, tendencia en que los hombres se dejan arrastrar sin darse cuenta.

El hombre entre mas independiente es, mas débil se hace, he allí el sentido de pertenencia que lo invade para querer formar parte de una sociedad en donde la primera regla de dicho acuerdo es el respeto mutuo.

Partiendo de la premisa de que los hombres son iguales, sentirá alguien la obligación de ayudar a otro? O de esperar algo de alguien? Su independencia se convierte en una arma de doble filo, por un lado su orgullo de ser independiente y por el otro la angustia por no tener el apoyo de nadie porque ahora no hay superiores ni inferiores que en economía diríamos que no existe ventaja ni desventaja competitiva ni mucho menos costo de oportunidad todos son iguales.

Los hombres de la democracia tendrán gran desconfianza ante los otros, pues para ellos lo único capacitado para ejercer la justicia y el poder, es el gobierno que han escogido y jamás aceptara la justicia de un igual, es más, lo repudiará y rechazará.

El gobierno democrático será un poder central que estará siempre a favor de la uniformidad, esto provoca una complicidad entre el individuo y el gobierno, este ultimo nunca hará nada que afecte a los hombres y estos no lo juzgaran. Quedando por sentado que el gobierno quiere lo que los ciudadanos, y odiara lo que ellos odian.

Los gobiernos democráticos deberán tener un equilibrio para el ejercicio del poder, evitar a toda costa la centralización del poder aunque este provenga del pueblo, entonces como lograr esa división de poderes?

El poder debe ser activo y fuerte, pero no debe abusar de ello contra los hombres, ellos, los individuos de la era de la democracia, deben mantenerse firmes y dispuestos a impedir que el gobierno use su poder, para exigir o sacrificar los derechos de unos pocos por lograr un bien general, pues cada individuo debe salir beneficiado con sus designios y no perjudicado.

Existe entonces la igualdad absoluta? O será relativa a las capacidades de cada uno y que nos identifica como diferentes?

Por qué tratar de hacer grandes cosas a costa de los hombres, sin preocuparse por ellos de verdad, sino buscar un beneficio particular?

La igualdad, no es justamente el camino más correcto para lograr independencia humana, es más una vía que esta llena de peligros.  Las democracias aman demasiado el poder, sensación de querer todos los beneficios y al no conseguirlo conciben odio hacia los que ejercen el poder y no están conformes porque cada hombre tiene sus prioridades y sus necesidades y no a todos les favorece lo mismo por no poseer una igualdad absoluta como lo demanda la democracia.

En donde somos iguales es ante la ley y nadie debe ser superior a ella pero se deberán establecer algunas excepciones para no convertirse en despotismo tomando en consideración nuestras diferencias y para ello creo pertinente la concepción de la cosa pública o en común, la ley,  la respública.-

 

 

Clasificación: 2.4 (20 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Libertad con responsabilidad

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.