Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 04 de agosto del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La Existencia de Dios según mi testimonio de vida

veces visto 7140 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La Existencia de Dios según mi testimonio de vida

 

Era un día cualquiera como todos los demás, yo tenía 7 años de edad y disfrutaba la vida al máximo, no como ahora, que la vida adulta destruye la inocencia, ahí estoy yo parado frente a un spot publicitario de las galletas Guarina en un Supermercado, de verdad que no conozco el nombre, fue hace mucho tiempo y lamentablemente no recuerdo el nombre, pero sí recuerdo cuando estuve en la iglesia un día antes.

Recuerdo que mi madre María del Carmen Gago Lebrón, me dijo que durante la santa misa católica, mientras el padre o sacerdote levantara la hostia, si en ese momento yo pedía con fe, Dios me escucharía y me lo concedería.

Bueno yo entre por completo a lo que me dijo mi madre, me deje llevar por la Fe y le pedí a Dios un PlayStation, simplemente lo hice con Fe, muchos pensaron que Dios no me iba a escuchar pero, una semana después mi abuela que en paz descanse, me dice justamente yo llegando de la escuela, Miguel, Miguel te llamaron del concurso que depositaste y me han dicho que te ganaste un PlayStation y una bicicleta Mountain Bike, WOW! Cuando supe lo siguiente salte de la alegría y pensé, Dios existe y él lo controla todo, a veces creer en Dios es cuestión de dejar llevar por su Fe, Amén.

Clasificación: 2.5 (19 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Miguel Gago

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.