Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 22 de abril del 2018
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Soluciones de virtualización, la respuesta actual a las necesidades del futuro

veces visto 132 Veces vista   comentario 0 Comentarios

A medida que ha ido pasando el tiempo y los avances tecnológicos han ido aumentando, la eterna discusión entre el potencial y las diferencias entre los servidores físicos y virtuales no hecho más que acrecentarse. Si bien es cierto que cada elemento puede responder a necesidades distintas, todavía hoy mucha gente desconoce qué sistema se ajustaría mejor a un entorno profesional o empresarial determinado.

De igual forma, son muchos los usuarios que, habiendo escogido una determinada tecnología en el pasado para su negocio, hoy se están planteando dar el salto a un nuevo entorno informático, buscando optimizar el tratamiento de la información, flexibilizar la carga de trabajo o reducir los costes de mantenimiento. Por esta razón, en este artículo vamos a tratar de arrojar un poco de luz acerca de las posibilidades de cada tecnología, así como el potencial de las nuevas tecnologías y la virtualización de servidores.

En este sentido, un servidor es simplemente un ordenador, cuya función principal es la de almacenar, gestionar, procesar y transmitir información a aquellos usuarios que lo soliciten. De esta forma, un servidor puede servir para realizar diferentes funciones, como por ejemplo permitir la transmisión de recursos entre distintos ordenadores de forma segura, la creación de bases de datos a partir de grandes cantidades de datos, o el alojamiento de un entorno web para el consumo público o privado de su contenido. 

¿Escoger un servidor físico o virtual?

La posesión de servidores físicos siempre se ha relacionado con empresas grandes o que empleen una gran cantidad de datos. Las ventajas que supone tener un servidor físico son varias, aunque dependerán en gran medida del uso que vayamos a hacer del mismo. Y es que un servidor físico es la mejor opción para garantizar la seguridad de la información transmitida, así como la excelente capacidad de para el uso intensivo de programas o datos. Sin embargo, estos sistemas están sometidos a un proceso de obsolescencia, con difícil perspectiva de actualización, y que puede repercutir negativamente en el rendimiento de nuestra empresa si no le estamos dando el uso que deberíamos.

Por esta razón, hoy en día tenemos la opción de iniciar un proceso de virtualización de servidores, pudiendo generar diferentes máquinas virtuales en un único equipo físico. De esta forma, es posible compartir información y ejecutar programas del equipo físico entre las diferentes máquinas virtuales que lo componen, otorgando la misma o mayor flexibilidad con menos recursos. Esta es una alternativa idónea para todo tipo de empresas, ya que puede configurarse según las necesidades particulares de cada entorno informático.

Esto supone una reducción considerable de los costes de IT, así como la posibilidad de acceder a más recursos con una inversión inicial menor. Además, las empresas que cuenten con servidores virtuales contarán con una mayor flexibilidad a la hora de responder a nuevas necesidades, pudiendo crear tantas máquinas virtuales como fueran necesarias. Respecto a la seguridad, los servidores virtuales cuentan con diversas herramientas para garantizar la protección de la información empleada, controlando el acceso de los usuarios y creando copias de seguridad. No obstante, los servidores virtuales pueden presentar ciertas limitaciones en el uso de la CPU y RAM, con un mayor tiempo de procesamiento

Cómo elegir correctamente la opción idónea para mis necesidades

Esta es sin duda la pregunta del millón, y es que no es fácil responder sin tener en cuenta todos los factores necesarios para, posteriormente, estar satisfechos con el resultado obtenido. Por este motivo, siempre es recomendable depositar nuestra confianza en las manos de un equipo profesional que nos asesore, especialmente a la hora de proteger la seguridad de la información de nuestro negocio. Determinar el uso que damos de nuestros recursos, así como el estado de estos puede ser fundamental a la hora de elegir entre virtualizar los servidores o no. Tomar la decisión adecuada puede significar reducir no sólo los costes, sino también aumentar la productividad y la flexibilidad del trabajo.

 

Clasificación: 0.0 (0 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

En Kernelia dispones de múltiples opciones para la virtualización de servidores, mantenimiento informático, seguridad y otros servicios tecnológicos.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.