Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 21 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Diferentes intentos por definir el mobbing. El más acertado el del magistrado Gimenez Lahoz

veces visto 2352 Veces vista   comentario 1 Comentarios

Todos los abogados laboralistas que en algún momento hemos llevado algún caso de mobbing, comprobamos cómo el principal enemigo a batir resultó ser la dificultad de la prueba. Circunstancia que ha dado lugar a la proliferación de no pocas obras editoriales y artículos doctrinales.

A nuestro modesto enteder, el problema de partida lo representa la inadecuada conceptualización que del acoso moral hace nuestro ordenamiento. Seguimos la estela de Heinz Leymann, psicólogo alemán afincado en Suecia, que acuñó propiamente el término "mobbing".

Su trabajo es el que recoge con literalidad la Nota Técnica Preventiva 476 del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, en el que se describe el mobbing como "una situación en la que una persona (o en raras ocasiones un grupo de personas), ejerce una violencia psicológica extrema, de forma sistemática y recurrente (como media, una vez por semana), y durante un tiempo prolongado (como media, unos seis meses) sobre otra persona o personas en el lugar de trabajo, con la finalidad de destruir las redes de comunicación de la víctima o víctimas, destruir su reputación, perturbar el ejercicio de sus labores y lograr que finalmente esa persona o personas acaben abandonando el lugar de trabajo".

 

No sólo nuestro ordenamiento ha bebido de ese agua. Son muchos otros, principalmente europeos, quienes se han servido de dicha inspiración.

En la práctica nuestros tribunales, ante una parca regulación del asunto, han basado sus fallos en la literalidad de dicha nota técnica (e indirectamente en la definición de Leymann).

No obstante con el afloramiento de dicha problemática soportada por no pocos trabajadores, han visto la luz y debemos de dar gracias, nuevas aportaciones eminentemente prácticas. Este es el caso del Magistrado de lo Social D. Ramón Gimeno Lahoz, quien basándose en su propia experiencia, aportó una serie de conclusiones, como testigo de primera fila de la variada casuística que a efectos reales se plantea.

Sólo suya es la honra de haber acuñado una nueva definición, aplaudida por todos los juristas del ramo, la cual reza así: "por mobbing se entiende aquella presión laboral tendente a la autoeliminación de un trabajador mediante su denigración".

Clasificación: 2.4 (29 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Rafael Linares Membrilla. Abogado.

Comentarios
jon 31 de Jul, 2010
0

gracias. Hay mas información el el link que pongo

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.