Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 03 de diciembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Misionologia 33

veces visto 1074 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Continuación de las grabaciones magnetofónicas de las clases de Misionología

Hay una diferencia entre musulmanes y cristianos. Cuando el cristiano mata a uno por la razón que sea. Una guerra religiosa. Lo hace sabiendo que Dios no abala esa muerte, que está respaldando ese crimen, y el Evangelio es enérgico. El respeto a la vida humana. Pero cuando el musulmán está en guerra santa, eso merece la bendición de Dios. Por ejemplo cuando el Corán dice: “Humedezcan sus tobillos en la sangre de sus enemigos” Eso está dicho en el Corán, es una especie de canonización o santificación, de la enemistad, rivalidad.

Bien difícil es discernir, que es lo evangélico, y que no lo es. No es tan sencillo porque hay que suponer una labor de discernimiento. Lleva tiempo y lleva la observancia, supone comprensión amorosa, simpática del otro.

Aquí viene también una diferencia muy importante entre lo que es esencial y lo que es secundario. El Evangelio tiene cosas que son realmente esenciales. Que valen para todas la personas y que valen para todos los tiempos, no está condicionado por una cultura, o una circunstancia histórica.

Valores evangélicos, rectitud, nobleza, entrega de la vida, del perdón, el amor. Las verdades fundamentales de la fe. Cristo Hijo de Dios. No podemos decir de una manera Arriana. Los arrianos son herejes. Cristo fue una buena persona, un gran profeta, un gran moralista, un gran hombre. Pero hombre nada más.

Un agente pastoral jamás puede incurrir, para congraciarse con cierto tipo de auditorio, que no entiende lo que es la fe, decir bueno vamos a tratar de que Cristo sea un sacerdote más, y callarnos sistemáticamente su naturaleza divina. Eso no podemos hacerlo. Hay verdades que son duras. Hay verdades que son difíciles. Uno no puede renunciar a lo anunciado. El padre Acosta decía: “Déjenles vivir según sus costumbres tradicionales”, y solamente, ustedes deben cambiar aquellos que sinceramente es contrario a la fe” 1,570 – 1,580. Había unos clericós sacerdotes, incluso algún obispo que decía: “Hay que cambiar radicalmente todo porque todo está dominado por el diablo” Esa postura tremendamente negativista, no es apostólica ni cristiana. No podemos construir el cristianismo con una política de tierra a rasar, y decir todo es malo.

Los chinos admiraban al padre Richi, por la maravillosa disponibilidad que tenia, para ponerse en el lugar de los chinos. Lo primero fue aprender chino, vestirse como chino, y tener los usos chinos. Manera de dormir, manera de comer, eso es lo que dice San Pablo “La Kenosis” Que significa, el despojarse totalmente de ti. Es como un calcetín, que tu lo del derecho lo vuelves al revés.

El esfuerzo que hicieron los misioneros en América, para adaptarse, significa que entendieron lo que llamamos la inculturación del Evangelio. Muchos colegas sacerdotes, y jerarcas les achacaron un sincretismo peligroso, una mescolanza de religiones, pero como ellos sabían teología, sabían que era lo esencial.

Por ejemplo en la China, y en la India también había un método antiguo de bautismo, estaba mandado para Europa. Ya no existe, antes del Concilio se quito. Untar con saliva la oreja del niño que estaban bautizando, y se decía “Efeta” que significa: Ábrete. Que fue el gesto que hizo Cristo con el sordo mudo. Eso era muy importante en el siglo XVI, XVII, XVIII. Tanto el derramar el agua, como el rito de la saliva. Todo un lio que duró varios años. El padre Richi, y el padre Novi, de la India, decían lo mismo. “No podemos bautizar con este rito, porque es algo profundamente repugnante para la civilización china y para la civilización India, por favor que nos dispensen de cumplir esto” Vamos a lo esencial. El agua se derrama, señal de la nueva criatura, respuesta de Roma. Mantengan de todas el rito del bautismo como se les ha mandado.

Clasificación: 2.2 (17 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.