Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 08 de julio del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

NASCAR – Clint Bowyer sorprende en la Copa Sprint

veces visto 2437 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Clint Bowyer , piloto de la escudería Richard Childress Racing, sorprendió el pasado fin de semana al adjudicarse el triunfo en la Sylvania 300, primer evento de la Chase for the Sprint Cup 2010.

En esta competencia en el circuito de New Hampshire Motor Speedway, Bowyer no era uno de los grandes favoritos para adjudicarse el triunfo.

Bowyer, que tan solo cuenta con tres triunfos en la máxima categoría de la Serie Nascar, era visto como un piloto que no contaba con posibilidades de ganar en la primera de las diez últimas carreras de la temporada en las que se define el ganador del título de la Copa Sprint.

Bowyer vio estas bajas expectativas como una oportunidad. Bowyer condujo de la mejor manera y tuvo un muy buen desarrollo de carrera. El conductor del Chevrolet Impala #33 pudo manejar sin mayores tropiezos sobre la pista.

Bowyer alcanzó el último puesto de la clasificación para el Chase, pero partió desde el segundo puesto en la parrilla de salida de la Sylvania 300. Desde la salida, el piloto #33 se dedicó a presionar al líder y dueño de la posición de privilegio, Brad Keselowski.

Keselowski no fue capaz de resistir la intensidad con la que se estaba desarrollando la carrera ni los ataques de su más cercano perseguidor. Esto provocó que el poleman fuera perdiendo puestos, hasta quedar relegado en el décimo octavo puesto al final de la prueba.

Bowyer se colocó a la cabeza de la competencia y se mantuvo firme y con autoridad durante 177 vueltas vueltas. Con esto, Bowyer se adjudicó el reconocimiento al piloto que logró liderar la mayor cantidad de vueltas.

Vuelta tras vuelta, Bowyer realizaba una excelente demostración de talento al volante, luciendo inalcanzable y decidido a no permitir que lo desplazaran de su puesto.

Más adelante, se formó una fuerte rivalidad entre Bowyer y Tony Stewart que se convirtió en el centro de atención del evento durante varias vueltas. Ninguno de estos dos pilotos estaba dispuesto a ceder en sus propósitos. Ambos tomaron la decisión de mantenerse sobre la pista la mayor cantidad de vueltas posibles utilizando la estrategia de rendir al máximo el combustible.

Conforme se acercaba el final de las 300 vueltas programadas, tanto Stewart como Bowyer continuaban luchando fuertemente. Bowyer supo cómo resistir las fuertes embestidas mientras economizaba su combustible. Por su parte, a Stewart no le fue muy bien, ya que hacia el final del recorrido se le acabó la gasolina y finalizó en el puesto 24.

Sin la presión de Stewart detrás suyo, Bowyer superó los últimos pases por la zona de pits, ubicándose de primero al regresar a la pista. De esa manera, el conductor de Richard Childress Racing logró sorprender y cruzar de primero la línea de meta. De segundo arribó Denny Hamlin, seguido por Jamie McMurray.

Con este triunfo, Clint Bowyer rompe con su mala racha luego de 88 competencias sin obtener una victoria y se ubica de segundo en la clasificación general de pilotos con 5195 puntos.

Sobre el Autor

Stephen Lars es un excelente escritor deportivo, actualmente escribe sobre las Series de Nascar y otras noticias deportivas para Instant Action Sports. Puede hacer uso del contenido total de este artículo, siempre y cuando se mantengan intactos los enlaces y el contenido no sea modificado.

Clasificación: 1.8 (31 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.