Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 28 de febrero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Dios, Ecuación y Amor

veces visto 1143 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La contradicción entre divinidad y ciencia, en realidad, nunca ha existido.

El mayor impedimento para la gran unión entre la Religión y la Ciencia, que son hermanas, es la continuación, en el escenario del saber, del dios antropomórfico, que no perjudica solamente al laboratorio, sino también al altar.

Guerra Junqueiro (1850-1923), combativo poeta portugués, que aún hoy provoca temeroso silencio o polémica, canta al Dios Divino en oposición al dios humano, vengativo y sanguinario, en estos versos conmovedores de O Melro, cuando un viejo monje, conmovido con la muerte del pájaro, con quien diariamente discutía, y de sus pichones, exclama:

"(...) ¡Todo lo que existe es inmaculado y es santo!/ Hay en toda la miseria el mismo llanto/ Y en todo el corazón hay un grito igual./ Dios sembró de almas el universo todo./ Todo lo que vive ríe y canta y llora.../ Todo fue hecho con el mismo lodo,/ Purificado con la misma aurora./ ¡Oh! misterio sagrado de la existencia,/ Solo hoy te adivino,/ Al ver que el alma tiene la misma esencia,/ Por el dolor, por el amor, por la inocencia,/ ¡Quiere que guarde una cuna, quiere que proteja un nido!/ Solo hoy sé que en toda criatura,/ Desde la más bella hasta la más impura,/ O en una paloma o en una fiera brava,/ ¡Dios habita, Dios sueña, Dios murmura!... (...)/ ¡Ah, Dios es mucho más grande de lo que yo creía..!.”

Estaba correcta la expresión del monje presentada por el autor de A Musa em Férias: "¡Ah, Dios es mucho más grande de lo que yo creía...!”

Él no tiene forma humana. No se trata, pues, de lo que tan limitadamente algunos aún meditan con respecto a Él. El Ser Humano aunque no Lo ve, puede sentirLo siempre que verdaderamente ame y de Él se aparta cuando odia. Poetizando, Dios sería una Sublime Ecuación cuyo resultado es el Amor.

Como el Universo perspectiva un colosal poema de alabanza a la acción y a la belleza, cabe muy bien en esta crónica la apología que hace de la Eternidad el gran pensador francés Víctor Hugo (1802-1885):

"Todo se mueve y exalta y se esfuerza y gravita;/ Todo se origina y eleva y vive y resucita; Nada puede permanecer en la secreta oscuridad./ Del alma exiliada el camino es toda la eternidad,/ que se aproxima al cielo, que a todos nosotros reclama./ A los dóciles se les atenúa la dolorosa llama/ de la dura prueba. La sombra se hace aurora,/ hombre y bestia en ángeles se perfeccionan;/ y por la expiación, escalera de la equidad,/ de una parte es niebla y de la otra claridad,/ sin cesar, bajo el azul del cielo sereno y hermoso,/ sube al universo el dolor, al universo el gozo”.

La vanguardia de una Ciencia que elevará al Ser Humano a razonamientos hoy inconcebibles para la mayoría, vuelve su mirada hacia la Espiritualidad.

Alziro Zarur (1914-1979) seleccionó la palabra de distintos iluminados del campo científico, en su Proclamación de la Religión de Dios, entre ellos:

Einstein (1879-1955) — "El hombre que considera su existencia y la de sus semejantes desprovistas de sentido no es sólo infeliz: está casi descalificado para la vida”.

George Davis Snell (1903-1996) — "Si un Universo pudiese crearse a sí mismo, encarnaría los poderes de un Creador y estaríamos forzados a concluir que el Universo es Dios”.

Edwin Conklin (1863-1952) — "La probabilidad de que la vida se haya originado por casualidad es comparable a la probabilidad de que un diccionario completo sea el resultado de una explosión en la tipografía”.

Compton (1892-1962) — "No puede haber conflicto entre Religión y Ciencia: esta última es sólo un método idóneo de comprobar la Verdad”.

El ex Ministro brasileño de Cultura, Gilberto Gil, con su gran sensibilidad, versifica conjuntamente con el cantor y compositor Arnaldo Antunes: "La Ciencia no avanza/ La Ciencia alcanza/ A la Ciencia en sí”.

¡Cuánta grandiosidad de Dios la Ciencia ofrece a nuestro sentido común investigativo!

El eléctrico director de cine Jean Cocteau (1889-1963), con mucho espíritu, nos invita a la audacia: "Por no saber que era imposible, él fue allá e hizo”.

El conocimiento no tiene límites. ¡¿Qué sería de nosotros sin la ciencia?!

Clasificación: 2.0 (21 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

José de Paiva Netto Presidente de la Legión de la Buena Voluntad.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.