Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 23 de febrero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Respetando los derechos de los más desprotegidos

veces visto 20428 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El próximo día 10 de Diciembre es el Día Internacional de los Derechos Humanos, en el que tambien se conmemora el Día de los Derechos de los animales, por ese motivo y en vísperas de las fiestas navideñas, donde millones de animales serán sacrificados para ser servidos como menú navideño, se hace necesario recordar que tanto los Apostoles como Jesús de Nazaret fueron vegetarianos, un dato ocultado por las iglesias institucionales pero que sin embargo ha sido desvelado en los Evangelios Apocrifos descubiertos recientemente.

Esta ocultación nada casual, ha propiciado que en los últimos 2000 años, muchos hombres pasaran y sigan pasando por en­cima de personas y animales, sobre todo si esto no les afecta personalmente. Lo que en determi­nados casos les arroga el derecho a matar a personas (basándose p.ejm. en la teoría de la guerra justa, legítima defensa, etc., desarrolladas por teólogos y juristas católicos como Tomás de Aquino y otros) y por su­pues­to a animales. ¿Pero quién tiene el derecho a quitarle conscientemente la vida al próji­mo, así como también al animal? Solamente el hombre, quién no le ha dado la vida ni al hombre ni al animal, mata la casa del alma que es el cuerpo y mata al animal. ¿Quién le ha dado pues al hombre permiso para hacer esto? ¡Jesús no habló nada de ello!

Actualmente para justificar el asesinato se diferencia entre “matar” y “asesinar”. Sin embargo, según la Ley universal, que es la fuerza que nos une a toda vida dice: lo que el hom­bre haga a otros, se lo está hacien­do a sí mismo. Porque usted mismo qué preferiria ser matado o ser asesinado; posiblemente usted dirá, «me da igual, al final me han quitado la vida». Lo mismo vale para animales que son mantenidos en jaulas para ser matados. Además Dios previó a la naturaleza como el espacio donde los animales deben vivir. El no creó jaulas pa­ra Sus criaturas. Solamente los hombres se arrogan el derecho a encerrar a los animales y hacerles que vivan vegetando en un es­pacio reducido.

Quien haya aprendido a sentir cómo les va a los otros, nota que los animales también sienten de forma parecida a nosotros, pues ellos sienten alegría, dolor y sufrimiento. Y quien desee al­canzar de otro modo la visión viva del destino que sufren los animales, podría situarse en el lugar de la vaca que es cebada o de la ga­llina en la jaula de una granja aví­cola, o en el de un bebé foca que se encuentra tranquila­mente en la orilla tomando el sol y al que se le acercan hombres con garrotes en la mano, que quieren arrancarle la piel. Quizás también se imagina us­ted qué es lo que siente la madre foca cuando vuel­ve de alimentarse y en lugar de su bebé en­cuentra una masa de carne cruda ...

Si las personas deseamos que se respeten nuestros derechos humanos, ¿no deberíamos empezar a respetar los derechos de los más inocentes y desprotegidos ?

Vida Universal

Ana Saez Ramirez

45.271.959 R

www.vida-universal.es

Clasificación: 2.2 (22 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.