Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 30 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Materia es también Espíritu

veces visto 1362 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Dios no es suicida

Repetidas veces hemos afirmado algo que a algunos les podrá sonar como paradójico: Materia es también Espíritu. A lo largo de los siglos, diversos predicadores han enseñado que la materia constituye un obstáculo para la evolución espiritual, incluso ¡la han comparado a Satanás! Pero ha llegado el momento de corregir tal embate, de hacer de la materia una aliada, simplemente porque todo el Universo lo rige un Dios único, que no lucharía alocadamente contra Sí mismo. No me refiero aquí al dios antropomórfico... tan imprudente como cualquier imprudente Ser Humano... *1

El recordado Fundador de la Legión de la Buena Voluntad, que también proclamó la Religión de Dios, Alziro Zarur, nos dejó enunciado el principio sobre el cual hemos desarrollado un concepto acorde a la Misericordia Infinita del muy ecuménico Padre Celestial. En entrevista concedida a la Revista Manchete y al Periódico Ultima Hora*2 la cual reproducimos por entero a partir de la página 100 del segundo volumen de O Brasil e o Apocalipse*3 (Brasil y el Apocalipsis), Zarur declaró: (...) Satanás es el Hombre mismo, con el cuerpo o sin él. En el plan visible o en el Invisible , como era antes de ´morir`, o ya en la categoría de ´ángel de luz`, Satanás es siempre la suma de las maldades humanas. Si la Humanidad fuese sólo de hombres y mujeres dedicados al Amor de El Cristo, no habría Satanás en este mundo y tampoco en el otro. (...)" Realmente, la materia desvirtuada no prevalecería sobre el Espíritu, conscientemente iluminado por la Ciencia de Dios.

Zarur hablaba con sencillez a las almas sencillas, porque en eso está la verdadera erudición: simplificar para que todos lo entiendan. Ninguno fue más erudito que Jesús, cuyas lecciones de sencillez se eternizan en forma de parábolas: Pasará el Cielo, pasará la Tierra, pero mis palabras no pasarán.

La Lógica de la Inteligencia Universal

Volvamos al punto de partida: materia versus Espíritu, conflicto que aún existe en la Tierra, porque este Planeta se encuentra al nivel del curso primario para las almas. El Cristo de Dios, como lo define el Evangelio mismo, según Juan, capítulo primero, versículos 1 a 3, es el Creador del Orbe en que vivimos, el responsable — según las Leyes Universales — por el grado de materialidad y de espiritualidad de todo lo que existe en la Tierra y en el Cielo de la Tierra:

1— En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

2— Este era en principio con Dios.

3— Todas las cosas por Él fueron hechas, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. (....)

Ahora bien, ¿podría El Cristo, el Unigénito del Padre, crear alguna cosa que se opusiera a las Leyes Divinas? En la Lógica de la Inteligencia Universal no habría lógica en acciones arbitrarias de esa naturaleza. En el escalafón jerárquico de los Seres Espirituales (y estamos caminando en ese sentido), sólo puede construir un orbe celeste el que se encuentre en profunda armonía con las disposiciones superiores: Yo y el Padre somos Uno.

Cumple inferir que el Espíritu (Dios es Espíritu, enseñó el Maestro) y la creación del Hijo, manifiesta en la Naturaleza mediante la materia planetaria, son igualmente Uno. La revolución de Einstein en el Campo de la Física fue en esa misma dirección: E=mc2. El concepto moderno de materia es nuclear. La imagen de solidez fue substituída por el circuito fisión/fusión. La liberación de la energía contenida en el dinamismo de los núcleos acelerados, pasa por los dedos y escapa de las manos de quienes quisieran detener la materia, afirmados en conceptos caducos del materialismo dialéctico. He ahí un hallazgo científico que trae serias consecuencias morales, así como todos los hallazgos científicos traen en profundidad.

Conciliar Espíritu y materia

Mientras el Ser Humano vive bajo el denso velo de la ignorancia espiritual, la materia encarna el papel del villano y nos habla de guerra, destrucción, perversión, corrupción, enfermedad... Nada más contemporáneo, basta con ver los titulares de los diarios. A medida que las criaturas se acercan a su Creador mediante el ejercicio de la Fraternidad entre ellas, porque Dios es Amor, y esto es Religión en el sentido más elevado, las mentes se volverán más capaces de entender la naturaleza espiritual de la misma materia, elevándola conscientemente a la condición de instrumento evolutivo del Espíritu, para que así nos hable de Vida, Amor, Creación, Fraternidad, Espiritualidad.

Y con el esfuerzo solidario de los Hombres de Buena Voluntad, vemos que despunta en el horizonte de los pueblos, la idea conciliatoria entre Espíritu y materia, puesto que Dios no es suicida. No permitiría que se crease alguna cosa que no Le sea propia. El Ser Humano, sin embargo, por estar gateando hacia el conocimiento espiritual, ve y conduce de modo equivocado lo que desde la Eternidad es puro e inmaculado. Proponemos transformar el concepto, tanto en lo filosófico como en lo moral, de todas las cosas, para que se cumpla la Profecía de Isaías (11: 1 a 9), que se repite en el Apocalipsis (21: 1 y 5): Habrá un nuevo Cielo y una nueva Tierra. (...) He ahí que hago nuevas todas las cosas, en la Política, en la Ciencia, en la Filosofía, en la Religión, en el Arte, en el Deporte, en la Educación, en fin, en la conducta ética de la civilización del Tercer Milenio, cuyo prototipo anticipado es la visión universalista que ya se manifiesta por intermedio del Parlamento Mundial de la Fraternidad Ecuménica*4, proyección de la Política de Dios entre los seres terrenales, y, por consiguiente, entre las naciones.

Una vez, acusado de expulsar a los "demonios" en nombre de Belcebú, Jesús alumbró las conciencias farisaicas que Lo circundaban, preguntándoles: ¿Como puede Belcebú expulsar a sus propios siervos? Una casa dividida no reina.

Es elemental que el Universo ya estaría escindido en infinitas facciones si todos los elementos espirituales y materiales no fueran complementarios. La oposición es una trampa sutil más de la ignorancia del Alma, que a menudo prefiere retirarse cómodamente a los desiertos e himalayas del Orbe, dejándolo en manos de los "hombres del mundo", a los que tanto critica, en vez de convertirlos a El Cristo y a Su Nuevo Mandamiento, artífice de la Paz: Amaos como Yo os he amado. Sólo así podréis reconoceros como discípulos míos.

Materia también es Espíritu

 

En una carta que escribí a mi hijo José Eduardo, maestro que actualmente vive en Bulgaria, traté de transmitir a la juventud — representada por sus 20 años — una idea amplia de la Economía de Dios, que abarca cuerpo y Alma, Espíritu y materia, tiempo (humano) y Eternidad de todo lo que vive en el Universo:

(...) No existe nada por casualidad, sino por causalidad. Si existiera el Acaso, tendríamos dos dioses (así, con minúscula). Y el Universo sería un infierno. El Cristo nos lo advirtió: Una casa dividida no reina.

Si existiera el Acaso, el Cosmo sería un Caso muy serio.

Ahí viene la Política de Dios. Tú seguramente realizarás la tarea para la cual has bajado al plano material, si perseveras como lo determina Jesús, con Su Autoridad Suprema de Constructor del Planeta Tierra: Con perseverancia salvaréis vuestras almas.

 

La Profecía de Lyndoe

 

Reflexiona sobre lo que he escrito en 1962, cuando el Hermano Presidente Alziro Zarur dio el grito valeroso de la Política de Dios: "El PBV*5 nació para responder a una exigencia espiritual del Pueblo brasileño." Hoy (que hoy significa: en estos tiempos nuevos), al volver a leer a Edward Lyndoe sobre el papel de América Latina, yo quitaría el término "brasileño" por ser muy restrictivo. Restrictivo en el caso presente, para universalizar, a las mentes más débiles en el intelecto y a los corazones menos fuertes en el Amor, lo cual por sí solo es universal.

 

Dios es materia supinamente quintaesenciada

Dios es Espíritu y por ende, Su Política es espiritual; ya que al final del razonamiento filosófico más profundo, hasta la materia es Espíritu. Einstein presentó a los hombres el destello de esa realidad cuando elaboró la famosa ecuación: E = mc2. Dentro de la relatividad de los conocimientos terrenales más avanzados, aunque limitados por la humillante pobreza del lenguaje humano, podemos afirmar que todo es "materia", sin que lo sea de la manera como la Humanidad lo entiende desde los tiempos en que el primer primate más osado alzó los ojos del suelo, erigió su columna doblegada, y elevó sus ojos miopes al cielo, maravillándose con el festival de estrellas que comprueban la magnificencia de Dios y Su Infinita Misericordia. En ese momento, la criatura (materia bruta), con la lumbre del primer chispazo de inteligencia convocada a la razón superior, empezó su difícil y por lo general tortuosa ascensión hacia el Creador (la materia supinamente quintaesenciada). (...) Así podemos comprender que si para los seres humanos Jesús tuvo cuerpo fluído, para Sus Iguales era permanentemente tangible.

 

La fluidez del cuerpo de Jesús

 

 

A los Espíritus no los vemos ni los podemos tocar todavía. Pero, en las diferentes dimensiones en que gravitan, los pares se ven y conviven los unos con los otros, y los más grandes observan a los más pequeños (a los que tampoco percibimos los humanos), sin ser por ellos advertidos. En el mismo ambiente pueden estar varios entes, pero los menos evolucionados sólo alcanzan a ver a los Superiores, si éstos se lo permiten. Con Jesús, durante su Primer Advenimiento Visible a este Planeta, todo el tiempo fue así, incluso con respecto a Sus apóstoles: en las horas públicas se presentaba ante todos, como energía condensada; en las horas de retiro, el Maestro Divino volvía a la fluidez (para los ojos carnales) mejor permitida por el "ambiente microbiano" de este Orbe , porque ni siquiera Él puede herir las Leyes Universales. Si el Divino Jefe tomase la altísima vibración que para Él es común en las grandes Alturas lejanas, en donde vive, aunque permanezca en los Cielos más cercanos a la Tierra, Su impacto lo consumiría todo.

"Ser" antes que "tener"

José Eduardo, ¿sabes de qué estoy hablando? ¡De Economía! Sí, ¡Economía! no confundirla con Finanzas. Precisamente, Economía, eso que la mediocridad ha definido como "El arte de bien administrar una casa o un establecimiento particular o público". ¿Qué es el Planeta Tierra? Una Casa, una Casa inmensa, con una familia que se llama Humanidad, la que prácticamente no sabe por qué nace, por qué sufre, se ríe, ama, odia, y por eso hace la guerra, en la angustia de tener, cuando antes tiene que ser, es decir, tiene que alcanzar el conocimiento pleno de su razón espiritual, para luego conquistar todo lo que le pertenece por derecho, sin robar, pillar o masacrar. Tales cosas, desde los milenios, están a nuestra disposición. Todos nosotros tendremos acceso a ellas, en el momento en que nos iniciemos en la Verdad Suprema que rigen la Economía de Dios. Esa Economía la trajo Jesús a la Tierra y nos la planteó ex cathedra en el Sermón de la Montaña: Buscad primero el Reino de Dios y Su Justicia, y todas las demás cosas materiales os vendrán por añadidura.

¿Habré logrado ser claro para tu reflexión iluminada, hijo?

Basta con seguir la Luz del Maestro

 

En su Divina Incoherencia, Jesús resolvió tocarnos con una pequeña, pequeñísima centella de Su Ciencia, de modo que podamos decir algo de Su Reino, de Su Economía que superiormente rige Su Política, la Política de Su Padre Infinito y nuestro Padre de Misericordia. Y esa centella diminuta con la que Él nos libra de las tinieblas, casi nos incendia y nos consume todos los días, hasta que hayamos realizado la humilde tarea que Su Grandeza nos ha reservado. El Discípulo, cuando ve la Luz del Maestro, La sigue. Y esto le basta. Esa es la Política de Dios.

Si lo deseas, volveremos al tema.

Con mi pobre Amor de padre (para tu riqueza de Amor de Hijo) espero poder llegar siempre a tu privilegiado corazón.

¡Quien confía en Jesús no pierde el tiempo!

Te abrazo con el Alma.

¡Viva Jesús!

________________

TBV y ParlaMundi: Portal para el Tercer Milenio.

 

El Templo de la Buena Voluntad, el monumento más visitado de Brasília, capital federal de Brasil, es una Obra dedicada a la meditación, al restablecimiento de las fuerzas vitales del Ser Humano, integrándolo a la Naturaleza, al Arte, a la Cultura, en fin a Dios. Sus ambientes están repletos de Vida, de manera que cualquier persona, a cualquier hora, se sienta bien en él. Al lado del TBV se encuentra el ParlaMundi, Parlamento Mundial de la Fraternidad Ecuménica, un Foro Internacional de debates totalmente nuevo y revolucionario que tiene por objetivo unir todo el conocimiento humano y espiritual, en una poderosa fuerza a servicio de los pueblos. Su edificio ocupa un área de casi 6.000 m2 divididos en cinco pisos con dos auditorios y el Plenario José de Paiva Netto para atender a eventos nacionales e internacionales, con cabinas de traducción simultánea y salas de prensa, el Ala de los Estudiantes con biblioteca, mesas para estudio y computadoras conectadas a la Internet — Red Internacional de Informaciones, además del Salón Noble, restaurante y cantina.

______________________

 

*1 — El autor se refiere al dios caricaturesco, creado a imagen y semejanza del Hombre, y tan falible como cualquier Ser Humano.

*2 — Fue la última entrevista que Alziro Zarur concedió a la prensa en la ciudad de Rio de Janeiro, Brasil, antes de volver a la Patria Espiritual, el 21 de octubre de 1979.

*3 — Livro de autoría de José de Paiva Netto, con respecto a las profecías del Apocalipsis.

*4 — El Parlamento Mundial de la Fraternidad Ecuménica es un Foro Internacional totalmente nuevo y revolucionario. Él abriga personas e instituciones que, por todo el Planeta, luchan por la valoración del Ser Humano y su Espíritu Eterno, para debatir y sugerir soluciones de los problemas que afligen a los pueblos, siempre a la luz de la Fraternidad.

*5 — Partido de la Buena Voluntad, registrado oficialmente por Alziro Zarur en 1965. Fue fundado con el objetivo de llevar a la política la ética intrínseca a las Leyes Divinas, sintetizadas en el Evangelio Apocalipsis de Jesús.

Clasificación: 2.3 (29 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

José de Paiva Netto Presidente de la Legión de la Buena Voluntad.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.