Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 18 de septiembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Refinanciación de préstamo

veces visto 3239 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La refinanciación de un préstamo es un servicio ofertado por muchas entidades financieras. La refinanciación suele articularse en torno a la existencia de un préstamo hipotecario que coexiste con otros tipos de préstamos personales y otras formas de crédito: tarjetas de crédito, pagos aplazados, tarjetas de compras.

Si el préstamo hipotecario principal ha venido siendo amortizado y se ha consolidado ya una devolución de cuotas, cuya suma de capital alcanza como mínimo entre un 10 y un 20% del importe total del capital, es posible acudir a esta solución.

El instrumento consiste en el establecimiento de una nueva hipoteca, llamada a veces segunda hipoteca, cuya cuantía debe ser suficiente para cancelar la antigua hipoteca y asegurar un capital disponible con el que cubrir el resto de pagos que se pretenden englobar.

La ventaja de la refinanciación es que si se articula a través de un segundo préstamo hipotecario, los intereses que devengará la operación serán mucho menores, que si se acude a un préstamo personal.

La desventaja de la operación es la cobertura de gastos que deben ser satisfechos, fedatario público, gastos de cancelación de la primera hipoteca, gastos de constitución de la segunda hipoteca, gastos de registro, posible impuestos que genere la operación.

Antes de firmar una refinanciación de un préstamo hay que asegurarse que la cuantía de las nuevas cuotas será asequible para el prestatario, por tanto hay que hacer un buen estudio económico en el que quede constancia de que los ingreso corrientes serán suficientemente elevados para cubrir los costes de las cuotas del préstamo.

Una alternativa interesante, antes de acudir a la refinanciación del préstamo vivo, es negociar con la entidad bancaria con la que se tiene formalizado este préstamo hipotecario, la reducción de las amortizaciones, de las cuotas, para ello bastaría con ampliar los plazos pendientes de liquidación, es decir elevar el plazo total de la vida del préstamo.

Antes de optar por una refinanciación o una variación de cuotas del préstamo vigente hay que preguntar y tener constancia por escrito, todos los gastos, comisiones, pagos e impuestos que llevarán cada una de las dos operaciones y comparar la cuantía de las cuotas.

Autor: J M Sanchis

www.cybercredito.com

Clasificación: 2.4 (30 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Estos son artículos de distintos escritores, que no tienen perfil, originalmente añadido por la administración de artículo.org.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.