Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 26 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La complejidad del lenguaje Portugués

veces visto 23638 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La complejidad del lenguaje Portugués

Desde el punto de vista lingüístico, el portugués es un idioma interesante dada la complejidad de su sistema fonológico. Posee 11 fonemas vocálicos diferentes con una gran riqueza fonética en sus variantes abierta y cerrada para los fonemas a, e y o. Las cinco vocales básicas se pueden nasalizar, aunque no sean tan cerradas como en francés. Se indica por medio de una tilde que se coloca sobre la vocal nasalizada.

También existen los diptongos que, a su vez, pueden estar nasalizados. El análisis fonético aísla hasta 25 fonemas consonánticos distintos, que aproximadamente tienen el mismo valor que en las otras lenguas románicas, aunque existen variedades dialectales. La variación más importante es la rr, que en Portugal es alveolar, mientras que en Brasil es uvular o gutural; la otra peculiaridad que corresponde al brasileño consiste en que los sonidos ch y dj se escriben como ti y di, pero no existen en otras variedades del portugués.

La grafía lh corresponde a la ll del español, la ly del catalán o la gl del italiano; la nh equivale a la ñ del español, ny del catalán o gn del italiano y del francés. En portugués son fonemas dentales d, t, l y n; en ellos la lengua toca los dientes en su parte posterior y basal. La escasa cesura que existe en la lengua hablada, encadena las palabras que forman una oración y ello explica el paso de s a z, esto es, la s se convierte en sonora en posición intervocálica dentro de la cadena fonológica; además ése es el origen de que se hayan perdido la l y n intervocálicas a lo largo de su historia.

Por eso el latín, quales da la palabra portuguesa cuais y la latina persona es el origen de la portuguesa pessoa. En el caso de los artículos determinados o, a, perdieron la l inicial porque los artículos nunca se pronuncian aislados, sino que en la frase van siempre delante de un nombre y forman parte de la cadena fónica; debido a esa posición intervocálica de la l en las combinaciones sintácticas de lo y de la, aparecen las formas contractas do y da, que en una etapa anterior habían sido d'o y d'a. Si un nombre en singular termina en l, la pierde en plural por su posición intervocálica, ya que el plural de los nombres que terminan en consonante añaden es. Así el plural de sol es sóis, tras haber convertido la e en i.

Clasificación: 2.0 (27 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.