Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 02 de junio del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El ALA DE LOS AVES MARAVILLAS DE LA CREACION

veces visto 21295 Veces vista   comentario 0 Comentarios

En el jardín, usted ve un pájaro mosca con el cuello color rubí desplegando toda su iridiscente hermosura mientras revolotea para sacar el néctar de una bella flor. En el zoológico, un pavo real camina orgullosamente, exhibiendo la asombrosa variedad de colores resplandecientes del magnífico plumaje de su cola que se abre en forma de abanico. Claro está que el esplendor de estas aves se debe a su plumaje. Para confeccionar el vestuario de los humanos, el sastre, la costurera y el sombrerero seleccionan telas de muchos diferentes tipos y colores. ¡Qué interesante variedad de ropa producen con sus rollos de lana, algodón, seda y materiales sintéticos! Pero el ropaje de las aves se confecciona con solo un material... la queratina. Esta proteína resistente y córnea es la sustancia de la cual están compuestas las uñas de los dedos humanos, así como las pezuñas y las garras de los animales. Utilizando este material, el Gran Diseñador del ropaje de los pájaros ha superado por mucho la imaginación de los modistas humanos en lo que tiene que ver con la belleza, variedad y utilidad de su creación.  

 

Delicado, pero fuerte Tal como un tubo hueco le lleva ventajas reconocidas a una vara sólida, así también el tubo o cañón basal de la pluma le lleva ventajas al hueso, pues se parece a éste por lo fuerte que es, pero pesa solo una fracción de lo que pesaría si fuera hueso sólido. La parte más gruesa de una pluma es el cañón, que asegura la pluma a un folículo de la piel del pajaro. La prolongación del cañón es el astil, del cual se ramifican barbas a cada lado, paralelas unas a otras. Pequeñas proyecciones llamadas bárbulas se encuentran dispuestas en ángulo recto con relación a las barbas. Encima de las bárbulas hay ganchitos que obran como cierres entre las barbas contiguas, formando así un material fuerte y no obstante suficientemente flexible como para doblarse libremente o repetidas veces sin quebrarse. Si, por casualidad, las plumas del pájaro se abren, él simplemente se las limpia y compone hasta que todas las barbas están correctamente cerradas otra vez. Cuando todas las plumas erizadas están en su debido lugar, el ave está completamente aislada del frío, y además tiene un abrigo y un sombrero impermeables. ¡En el caso de patos y de otros pájaros acuáticos, se ha observado que su plumaje hasta puede desviar perdigones! Cómo se forman El bulbo de la pluma se forma en un pequeño folículo de la piel del pájaro. A medida que se desarrolla, ocurren cambios maravillosos y complejos. Dentro de una vaina, se desarrollan singulares segmentos de pluma que están estrechamente envueltos alrededor del astil. Esto está tan hábilmente empaquetado que, cuando uno ve la pluma completamente desarrollada, bien puede preguntarse: ¿Cómo pudo caber todo eso dentro de un espacio tan limitado? Una vez que se ha completado el desarrollo de la pluma, los vasos sanguíneos que alimentaban a las células del crecimiento se secan, la vaina revienta, el pájaro rápidamente se deshace de los desperdicios y arregla su nueva pluma para que tenga la debida forma. Ahora la pluma es esencialmente tejido muerto que ya no necesita ser alimentado por la corriente sanguínea del pajaro... una verdadera ventaja en lo que tiene que ver con no poner una carga excesiva en el sistema circulatorio del pájaro. Variedad de plumas Entre las plumas hay una multitud de formas, tamaños, colores y tipos. La mayoría de ellas tienen algún propósito práctico, mientras que otras aparentemente solo son decorativas. A los pájaros se les han proporcionado las plumas de acuerdo con sus necesidades; a los pájaros grandes no les sobran plumas, y no sufren escasez los pájaros diminutos del reino de las aves. Según se llegó a contar, ¡se ha hallado que una de las aves más grandes, el cisne silbador, lleva 25.216 plumas, mientras que el pequeño pájaro mosca cuyo cuello es del color del rubí está elegantemente vestido con 940 plumas! Los apelusados plumones están entre las plumas que tienen uso práctico, pues están delicadamente diseñados para proporcionar a los pájaros una vestidura interior caliente. A través de un lente de aumento se pueden ver barbas y bárbulas largas, finas y muy flexibles, pero no hay ganchitos. La muy liviana e informe masa de plumaje suave sirve de aislamiento para el cuerpo del pájaro, de modo que lo mantiene caliente durante las temporadas frías y fresco durante el verano. Algunas aves tienen más plumones que otras. El pato de flojel es una de éstas. De hecho, ¡utiliza el sobrante de sus suaves plumones sedosos como material de aislamiento para forrar sus nidos con excelentes “frazadas” para abrigar a sus patitos mimados! El pingüino emperador de la Antártida también lleva debajo de su plumaje exterior una vestidura de plumones que lo protege del viento y el agua. ¡Esto le permite permanecer de pie inmóvil y sin alimento por unos tres meses, mientras, de pie, va incubando un huevo a la vez que se enfrenta a vientos de 80 kilómetros por hora y a temperaturas de -50°C! Al respecto de las plumas del contorno, cabe decir que éstas están diseñadas para dar al pájaro una línea aerodinámica conveniente al vuelo, y están dispuestas en cierto patrón según la especie. La vaina central de estas plumas está levemente encorvada para conformarse a la superficie del cuerpo, y siempre se dirige del pico hacia atrás a la cola. En la base, una porción suave forma parte de la “ropa interior” próxima a la piel del ave, y está modestamente cubierta por la siguiente capa de plumas. ¿Ha visto usted a una gallina abriendo su plumaje para cubrir sus huevos o sus polluelos recién salidos del cascarón? Las plumas del contorno están conectadas a músculos y a fibras de la piel que pueden levantarlas de esta manera. Esto también hace posible que el ave haga una limpieza en seco de su plumaje o vuelva a arreglarlo según sea necesario, o haga entrar más aire con fines de aislamiento o para refrescarse del calor. Tal vez más fascinadoras aún son las plumas de vuelo, las “hélices” que permiten al ave levantarse y moverse por el aire. Una sola de éstas puede tener hasta un millón de partes ingeniosamente diseñadas y colocadas. En el extremo de cada ala hay 10 ó más plumas primarias, las cuales en realidad son la unidad principal de propulsión de toda el ala. Además, hay 17 plumas secundarias, las cuales, como las primarias, tienen un tubo y una vaina extremadamente fuertes que van conectadas a la estructura ósea. Todas las plumas pueden girar en su propio eje, de modo que se traslapan estrechamente cuando el pájaro baja el ala y se abren como una persiana cuando la levanta. Las plumas terciarias, que son increíblemente livianas, cubren lisamente el resto de la estructura del ala, de manera que se forma una superficie de sustentación de excelencia sin igual. Otras plumas que se utilizan en el vuelo se encuentran en la cola, donde fuertes músculos hacen posible que éstas se aplasten, extiendan, doblen o inclinen a gusto, o según sea necesario. Así, puede decirse que estas 10 ó más plumas tienen el mismo propósito que el que desempeñan el timón, los planos estabilizadores y los alerones de un avión durante el despegue y el vuelo, y la misma función que desempeña el freno aerodinámico cuando el avión aterriza. El colorido Ciertamente no es exageración decir que es llamativo el despliegue de color que distingue la belleza del mundo de las aves. La combinación de azul, verde, amarillo y rojo se ve muy bien en el pinzón real, pero el cardenal por su parte se atreve a presentarse en público usando un abrigo de color rojo intenso que lo cubre desde la punta superior de su cresta hasta la punta de la cola, con la cual contrasta únicamente el color negro de su cara. En muchos casos el plumaje de los pájaros varía de color según su ambiente natural. La bien vestida perdiz blanca cambia de diferentes tonos de pardo en el verano a un blanco casi puro en el invierno... el disfraz perfecto para las regiones árticas. Entre el frondoso follaje de las selvas, parecen estar de moda los verdes intensos. El colorido de las plumas se debe a una combinación de factores, a saber, estructura, pigmentación y rayos reflejados. Las plumas blancas tienen una estructura microscópica que refleja totalmente la luz blanca. Los tonos azules se producen cuando partículas diminutas, que son parte de las bárbulas, doblan, esparcen y reflejan solo rayos de luz azules. Los tonos verdes se producen por la combinación de una estructura azul con pigmento amarillo, mientras que las plumas que tienen pigmento rojo absorben la parte azul verdosa de la luz blanca, de modo que reflejan solamente la longitud de onda roja. Iridiscencia Un naturalista inglés describió al pájaro mosca como sigue: “Por un momento se asemeja a un rubí, al momento siguiente a un topacio, entonces a una esmeralda, y luego de nuevo al oro brillante.” ¿A qué se debe este colorido iridiscente? Estructuras diminutas y precisas parecidas a espejos producen una compleja acción óptica que se llama interferencia. Eliminan algunos componentes de los rayos de la luz y refuerzan otros por reflexión. El resultado... un resplandor momentáneo de puro color aparece sobre la superficie de la pluma y va cambiando a medida que llegan rayos de luz desde diferentes ángulos. Entonces, con la misma rapidez, puede irse el brillo. Un ejemplo sobresaliente de iridiscencia es el “ojo” de una pluma que es parte de la cola del pavo real. Para que se produzca el diseño multicolor, cada barba que pasa a través del “ojo” tal vez tenga tres o cuatro zonas de color. Esto significa que tiene que haber miles de estructuras que reflejen la luz dispuestas de manera precisa en cada 3 milímetros de la barba. Por lo tanto, miles de millones de estas moléculas tienen que ser reemplazadas año tras año sin que haya el menor cambio mientras el pájaro muda las plumas y adquiere plumas nuevas ¡Los colores se borrarían si hubiera una alteración de siquiera 0,001 milímetros! Especialidades En el mundo de las plumas hay muchas peculiaridades. ¡Las plumas entesadas de la cola de un pájaro carpintero pueden sostenerlo mientras él trepa por un árbol, tal como las clavijas de escalada sostienen al instalador de líneas telefónicas! A la perdiz blanca le crecen plumas bastante largas y salientes en las patas y le sirven de raquetas para caminar en la nieve en el invierno. Los polluelos de la ortega africana consiguen su porción diaria de agua del plumaje pectoral absorbente del ave macho. Algunos rayuelos y gallos de bosque hacen pasar aire por plumas “musicales” especiales que tienen en las alas y así producen un sonido como de canción. Los gansos utilizan las poderosas plumas de sus alas como armas de guerra. Y no hay que olvidar a los distinguidos caballeros del mundo de las aves que utilizan plumas especiales para cortejar a sus damas. Entre éstos están la grulla real, la garza con sus penachos, las inolvidables aves del Paraíso y el pájaro lira. Verdaderamente las plumas son una maravilla de diseño. ¡Ciertamente son fascinantes maravillas estas obras maestras de ingeniería! Todo el crédito se debe al Gran Creador y Diseñador por haber producido algo tan bello y tan útil.  

&nbs p;

Clasificación: 2.1 (26 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Autor: NureciSeo especialista en Compra de perros , Comprar animales, Perros de Caza,

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.