Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 28 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Corte y Confección de una prenda

veces visto 27175 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El dibujo de un patrón es el primer paso del corte que hay que aprender para confeccionar una prenda. Otros aspectos importantes son las medidas que hay que tomar y de qué manera se toman. La confección de una prenda es un proceso que requiere tiempo y paciencia, así como pulcritud. Aunque no es complicado, se debe prestar atención a como hay que realizar los distintos tipos de costura ya que se emplea una forma de coser según el objetivo que se persigue con nuestra labor. Al realizar las tomas de medidas y los trazados de patrones, vamos a tomar nota de todas las medidas del cuerpo de la persona para la que vamos a confeccionar la prenda y vamos a trasladarlas en papel. Se trata de partir de las medidas corporales para dibujar sobre un papel blanco y fino (algo similar al papel manila) nuestro patrón base hecho a medida, como los que hacen los sastres. Nos servirá para tener las proporciones del cuerpo en forma de plantilla. Una vez sacado nuestro “molde”, es decir este patrón básico, podremos ir sacando otros cortes haciendo transformaciones sobre el. Seguramente has visto alguna vez patrones ya preconfeccionados con líneas de varios colores, los que venden en revistas por ejemplo, que están pensados para una o diferentes tallas. Se trata de un patrón “prefabricado” que se utiliza en el patronaje industrial para producir en serie diversas talla de un modelo. Sin embargo, el patrón al que nosotros nos vamos a referir es el de la prenda hecha a medida. Para marcar las líneas del patrón sobre la tela se necesitarán utensilios específicos como la cinta de medir, alfileres, papel y lápiz. En el proceso de confección de un patrón, hay que tener en cuenta también que cada una de las puntadas que se dan son importantes, con lo cual no debemos subestimar las partes del revés de una prenda por ejemplo sólo porqué no están a la vista. De hecho un dobladillo hecho a la ligera o con prisa puede dar problemas a la larga. Por eso, será conveniente practicar con pequeños trozos de tela o apuntarse a algún curso para que nuestras prendas estén técnicamente bien hechas.

Clasificación: 2.3 (33 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Celia, apasionada por el patronaje y por todo lo relacionado con curso corte confeccion y también

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.