Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 06 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El lamento esclavo tiene un nombre

veces visto 1214 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La última vez que vi con vida a esa gran artista y cantante: Martha Jean Claude, fue en el año 92, en el aeropuerto internacional José Martí…, estaba en una silla de ruedas, con una progresiva enfermedad…., pero su presencia nos cautivaba a los que la rodeábamos. No me atreví a saludarla, temía ser rechazado en ese estado en que se encontraba, y también la timidez no me lo permitió, uno más entre todos los que la rodeábamos, pero  hoy lo lamento, porque Martha Jean Claude, expresó como diosa,  la canción de su país.

La cultura Haitiana en la voz de Martha Jean Claude adquiere en Cuba una resonancia mayor, porque en su voz, se escuchaba el lamento haitiano, el sufrimiento de ese pueblo por las situaciones de atraso y miseria en que se encuentra una gran mayoría, pero que en la voz de Martha traspolaba la barrera idiomática, para hacerla de nosotros los cubanos, una canción que se siempre era esperada con amor, con deseos, y con ese gran sentimiento de tenerla  siempre entre nosotros…

Martha jean Claude, la voz de una mujer extraordinaria, una diva, una diosa, una joya de la Cultura Cubana y Haitiana , en la que expresó la alegría del nacimiento de una nación que se venía desarrollando y  de una cultura  autóctona y muy Haitiana.

Los lamentos por la bella tierra Haitiana, y los cantos de esperanzas a las nuevas generaciones a un mundo mejor, se sentían y se admiraban  en su bella voz.

Martha Jean Claude, que goza de la popularidad del pueblo cubano, y de otros pueblos del mundo, no será nunca olvidada. Su imagen quedó en muchos documentales, en premios a la obra de toda una vida, en distinciones de  la Cultura Cubana,  en sus discos, y en filmes.

Sus hijos, continuadores de su obra, residentes en Cuba, en la fundación que lleva su nombre, harán siempre un trabajo meritorio por la obra de una artista consagrada, de renombre Internacional, y de lo mejor de la Cultura Haitiana, por la Obra de toda una vida, por la amistad entre los pueblos de Haití y Cuba, y por la solidaridad y por la paz entre todos los hermanos de este continente Americano.

Clasificación: 2.2 (17 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Arq. Guillermo Morán Loyola.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.