Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 08 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La historia de la guitarra española y como aprender a tocarla

veces visto 2508 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La guitarra es uno de los instrumentos musicales más populares. Es un instrumento de seis cuerdas, de caja de madera con un mástil sobre el que va el diapasón. Existen infinidad de variantes de la guitarra, desde la guitarra clásica o de concierto, hasta el guitarrón que usan los mariachis en México, pasando por la guitarra flamenca, la guitarra criolla (en Uruguay y Argentina, derivación de la guitarra flamenca), o la guitarra eléctrica, inventada en Estados Unidos cuyo auge lo debe a la pasividad del rock y que puede presentarse en infinidad de formas o materiales con los que es construida.

Posiblemente el antecesor inmediato de la guitarra haya sido un instrumento musical derivado de la lira, inventado por los hititas hacia el 1400 antes de Cristo. La guitarra está hermanada en su origen con otros instrumentos como la cítara o el laud, y luego en el tiempo también con el violín, el bajo, el contrabajo, o el violonchelo, por sólo citar algunos. De la introducción de los musulmanes del laúd en España, podemos decir que evoluciona el instrumento propiamente dicho “guitarra”, con los ajustes, cambios y modificaciones que en la península Ibérica se le agrega al instrumento que al mismo tiempo ya era usado en otras regiones de Europa. Son muchos los países que introdujeron modificaciones muy importantes al instrumento, pero sin dudas el trabajo realizado por los luthiers españoles es lo que termina dándole la forma y estilo que hoy conocemos de la guitarra.

La guitarra se toca apoyándola sobre el regazo (o bien, sujetada con cintas desde el cuello), con el mástil hacia la izquierda, quedando las cuerdas más agudas abajo y las más graves arriba. Claro que aunque hoy existen guitarras para zurdos (con su mástil y cuerdas invertidos), grandes guitarristas que han sido zurdos, han utilizado el instrumento simplemente girándolo en su posición sin alterar el orden de las cuerdas. Por ejemplo, Kart Cobain –lider del mítico grupo de rock Nirvana- era zurdo y tocaba la guitarra invirtiendo el mástil pero no las cuerdas, por lo que le quedaban las más agudas arriba. Por el contrario, el legendario Jimi Hendrix – considerado uno de los mejores guitarristas del mundo- también era zurdo pero tocaba una guitarra especial para zurdos: con el mástil y las cuerdas invertidas. A diferencia del piano (donde la mano con mayor habilidad es la derecha), se sostiene que la guitarra es un instrumento de zurdos, donde la mano con mayor habilidad debe ser la izquierda.

Es que –en una persona diestra- la mano izquierda se posiciona sobre el diapasón o traste y es la que al pulsar o soltar las cuerdas da los tonos del instrumento, mientras que la mano derecha sólo realiza los rasgueos o punteos repetitivos sobre las cuerdas en la parte más ancha de la guitarra (sobre el agujero acústico). Esto podría hacernos pensar que se trata de un instrumento donde la mano con mayor habilidad a desarrollar es la izquierda, y si bien esto es cierto sobre todo cuando se comienza a estudiar cómo tocar el instrumento, está claro –con sólo ver a eximios instrumentistas de cualquier género musical- que la habilidad debe recaer en las dos manos, y que ser zurdo o diestro no representa –por sí sólo- una ventaja o desventaja para tocar bien la guitarra.

Clasificación: 1.9 (46 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Edgardo

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.