Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 22 de septiembre del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Tan difícil es pescar esos peces?

veces visto 1513 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Dice Ángel Quintas, campeón de los percebeiros: "Un mar ten ollos, está sempre ao axexo" (El mar tiene ojos y está siempre al acecho). Esta semana que ahora termina me he puesto un traje de verano en el que mentalmente percibo una inexistente mancha en la solapa y me ha traído gratos recuerdos gastronómicos de tiempos pasados, con albariño y percebes, por lo que los saboreé una vez más, aunque no tenían el gusto de los que, hace ahora diez años, probé por primera vez. Cuando os cuente la anécdota del descubrimiento de este apreciado marisco, lo más suave que me vais a llamar es “paleto” o mejor dicho, “ignorante” o “percebe”. Reconozco que no tengo perdón gastronómico y es que uno viene de donde viene con lo bueno y lo menos bueno.

En el verano de 1996 fui enviado a Madrid para colaborar en la reconstrucción técnica de la Confederación Española de Empresas de Formación. Todo un verano en la Gran Vía, ¡uf!, menos mal que el restaurante gallego de la zona atenuaba el martirio de estar separado cinco días a la semana del mar, pero el proyecto merecía la pena.

En el previo a una de las muchas y agotadoras reuniones del Comité Ejecutivo Confederal, relataba el Secretario de la Directiva, gallego de pura cepa, cómo había estado cogiendo percebes el fin de semana. Me sorprendió lo dificultoso de las capturas, largas miradas al mar, lectura pausada de la roca, espiar la espuma, estudiar la bajamar y la pleamar; en síntesis, todo un ritual.

Y voy y digo: Antonio, ¿tan difícil es pescar esos peces? (en mi mente se infiltró el salmonete). Extrañado, me miró a los ojos, sabio él, detectó mi desconocimiento (semanas después me sacó de mi ignorancia). Y va y dice: Manolo, para el próximo encuentro traeré percebes capturados en los acantilados de la Costa da Morte. Cavilé que esa especie de salmonete debería brincar bastante en las bravías aguas de esa abrupta costa.

Y llegó la siguiente reunión y se presenta el Secretario con una caja de corcho, cerrada, refrigerada, que pesaba entre cinco y siete kilos. Aquí llegan los percebes, que los lleven al gallego y que los preparen para las dos y media. Pensé que estaba loco, ¡mirá que traer en el avión, en sus rodillas, peces!. Terminó la reunión y bajamos al restaurante. Llega el camarero con una bandeja larga con unas cosas extrañas, como pequeñas patas sucias de animales quiméricos, con cascos en forma de uñas. ¡Ahí tienes los percebes, Manuel!

Después de la tronada, unísona y eternamente dilatada carcajada de todos los comensales (diría que de todos los que estaban en el restaurante) me dieron una clase magistral sobre este crustáceo (Pollicipes cornucopia). Me impresionó todo, desde su carácter hermafrodita hasta su difícil hábitat, pasando por la importancia del agua de mar, densa, salina, limpia y batida y del agua dulce de la lluvia y del sol para su crecimiento y desarrollo. Los solitarios percebeiros son valientes hombres y mujeres que se descuelgan por los acantilados y brincan entre piedras de espuma. Dice el poeta Manuel Antonio "estamos sós, o mar e máis nós".

Cocinar el percebe es relativamente sencillo. Se cuecen no muy agrupados, a ser posible con poca agua de mar o, en su defecto, con agua dulce y un puñado de sal gorda. Cuando el agua rompa a hervir se añade el crustáceo y después de cinco minutos de nuevo hervor se pone en una fuente, escurridos y cubiertos con un paño de cocina, para consumir caliente.

Pero ahí no queda la cosa. Nadie empezaba a degustar ese manjar que me habían pintado. Me invitan a que hiciera los honores partiendo y comiendo el primero. Voy, cojo un pulgar de aquéllos y ¡hala! me salpicó un líquido en todo el reluciente y estrenado traje de verano. Menuda novatada y menuda nueva tronada y unísona carcajada. La semana que viene volveré a ponerme ese traje, emocionalmente me sienta bien.

Manuel Velasco Carretero

Clasificación: 2.7 (52 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

www.blogdemanuel.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?
Artículos recomendados
Tarta de turrón
Escrito por MARIA PILAR, Añadido: 30 de Dic, 2011
Hola a todos! Se acercan estas fiestas navideñas, y sus respectivas celebraciones. Si os gusta la repostería, y os apetece hacer un postre muy típico de estas fiestas, fácil y con el que seguro sorprenderéis, aquí os dejo la receta. Se trata de una tarta de turrón. Para esta r
veces visto 10743 Veces vista:   comentarios 1 Comentarios
Roscón de Reyes
Escrito por MARIA PILAR, Añadido: 19 de Dic, 2011
Aquí os traigo una receta muy apropiada para estas fechas, que es el Roscón de Reyes. Para hacerlo se van a necesitar los siguientes ingredientes: Harina de fuerza 650 o 700 gramos. Mantequilla 100 gramos. Azúcar  140 gramos. Levadura fr
veces visto 10502 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Los mejores restaurantes de tapas de Barcelona
Escrito por okapartamento, Añadido: 25 de Feb, 2011
Las tapas es un tipo de comida característico de toda la gastronomía española: en muchas regiones de España es bastante habitual salir a cenar o a comer los fines de semana a base de tapeo, y Barcelona no es la excepción. Algunos de los mejores restaurantes de tapas de la capital catalana, según las...
veces visto 6549 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
A estudiantes de español se les hizo la boca agua con la gastronomía española y valenciana
Escrito por costadevalencia, Añadido: 08 de Sep, 2010
Valencia. Según la Organización Mundial de la Salud, la dieta mediterránea es una de las dietas más equilibradas del mundo por su cocina de costa y de tierra, abierta al mar Mediterráneo y nacida de la imaginación y de la sabia combinación de sus recursos naturales. A lo largo del curso de cocina, se les...
veces visto 4687 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Aprender español cocinando una paella en Alquas
Escrito por costadevalencia, Añadido: 08 de Sep, 2010
Valencia. Los estudiantes de español que llegan a la ciudad de Valencia no sólo quieren aprender el idioma sino también nuestras costumbres, festividades, formas de vida, etc. Por eso cuando ya han pasado un días en la ciudad de Valencia y empiezan a escuchar hablar de las fiestas de los pueblos no paran de...
veces visto 4718 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios