Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 02 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Leyendo la biblia

veces visto 1356 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Cuando era un niño hace ya bastantes años,  el ambiente tradicionalmente Católico, veía a los que llamaban Evangélicos con ojos de extrañeza , pero no de odio solo los veíamos como gentes diferentes, mi Abuela , a quien por cierto nunca llame de esa manera, siempre le decía Mamita Blanca , era una mujer inquieta intelectualmente en ese ambienté, recuerdo que en las tardes de aquellos días , la buscaba incansablemente por toda la casa y nunca la hallaba; fue curioso cuando un día la providencia me permitió observarla en una habitación del primer piso de la casa  leyendo un libro y además escribiendo en un cuaderno, nunca me atreví a preguntar que escribía o leía , creo que le respetaba mucho y además no sabría que me diría. Era curioso verla luego cada tarde leer y escribir, lo digo por que en la casa parece que nadie de sus hijos lo notaba y además nunca note que ellos tuvieran esas inquietudes de leer o conocer, excepto desde luego un corto periodo donde un Tío, Wilson leía algunos libros de historia de la mafia italiana, además por que por  aquellos años estaba en boga una película sobre este tema.

Bien cerca de mí casa, “bueno la casa de mi abuela” estaba la tienda de Don Ricardo el único evangélico de los alrededores y donde siempre me enviaban a realizar pequeños mandados, aun que a mi abuelo no le gustaba mucho por que siempre recordó que Don Ricardo era Anapista es decir seguidor de el General Gustavo Rojas Pinilla y mi abuelo era liberal. Pero parecía que don Ricardo había olvidado el asunto político desde que se había hecho Evangélico. Imaginen que tipo era este Evangélico y Anapista. Pero a pesar de ello me caía muy bien siempre que iba en las mañanas a comprar pan el me preguntaba – Usted que quiere ser cuando sea grade- . Muchos amigos que me conocen hoy y que conocieron en la vida se asombrarían de lo que yo le respondía – Soldado yo quiero ser soldado Don Ricardo- , parece que el asunto producía muchas sonrisas y yo me iba marchando de la tienda para que el viera que yo podía ser soldado, casi desde ya, en una de mis visitas de  mandado lo escuche mientras hablaba con alguien diciendo mire en la Biblia, dice – Dios envió A su hijo unigénito para que todo aquel que en el crea no se pierda mas tenga vida y la tenga en abundancia, no se si mi recuerdo es exacto. Me atendió compre el pan. y a continuación  mi marcha pero parece que Don Ricardo estaba muy ocupado y no me atendió como yo estaba acostumbrado, bien llegue a casa entregue el mandado, mi mamita Blanca atendía a su hijo Wilson le dio su desayuno dos sabrosos panes y café en leche y lo en vio al colegio luego me sirvió a mi pan y Tinto y mientras ella servia pregunte -¿Mamita que es unigénito? -  Me miro con cara de asombro (hay que recordar que yo no era precisamente la persona de sus mayores afectos) – ¡Caramba! Que cosas preguntas y no me dijo más. Bien tome mi tinto y mi pan y me fui para la esuela. La palabrita dio vueltas en mi cabeza por varios días, hasta que un día en un cajoncito de madera  lleno de libros que mi mamá Hermencia (así llamaba a mi mamá para distinguirla de mi mamita Blanca ) había dejado en el segundo piso de la casa rebusque y me encontré con el mundo de la lectura , libros que empezaron a convertirse en mi compañía había de todo allí, la vida  de Carlos Marx, aún hoy recuerdo como empezaba ese libro “ Carlos Marx, nació  el 5 de mayo de 1818 en una ciudad de la Prusia Renana……” – Bueno pero entre leer y rebuscar termine olvidado la palabra .

No salía mucho, era yo bastante si no mas bien totalmente casero, pero cerca de mi casa estaba la iglesia Católica de Santa Margarita y fui a Misa, en aquella ocasión el sacerdote que oficiaba dijo- “Jesús es el único hijo de Dios y por él todos somos hoy hijos de Dios, unigénito y primogénito para que todos seamos sus hijos.” Me fui muy confundido a casa y no tenía a quien preguntarle, pues aun cuando en casa tenía tíos de todos los matices imaginados, sabía que ninguno daría con el chiste y entonces decidí escribir en un papel la frase para no olvidarla.

Pasados unos días busque en un diccionario; decía unigénito un solo hijo – primogénito el primer hijo. Me contente un poco con estas definiciones.

Y seguí mi desordenado leer una y otra cosa sin un orden o gusto particular hasta cuando un día, mi mamá Hermencia llego a la casa y nos reunió a mis hermanas y a mi y nos sentó en la sala y oro con nosotros y nos leyó de un libro negro, terminada la sesión, recuerdo que una Tía que no tenia muy buenas relaciones con mamá nos hacia   muecas desde un zaguán  burlándose de nuestras oraciones.

En ese momento comprendí que significaba realmente unigénito y primogénito, no era solamente que fuera El Único hijo  o el Primero si no que por él y en él se concentraba el amor mismo de quienes fueran sus padres. Me acerque a mi mama y le dije – mamá Hermencia, como es que Dios tiene un solo hijo y a la vez es el primero  - No entiendo

–Mira lee en este pasaje y piensa – piensa - Tú eres muy inteligente:

“1En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2Este era en el principio con Dios. 3Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 4En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 5La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.[1]

Este talvez es el único pasaje que recordé por muchos años, y cito para saber que Dios se comunica con la palabra y la palabra es a Jesús, para conocerlo debes leer la Biblia aquí un plan de lectura Inicial, por que la lectura de la Biblia es un asunto que jamás debe terminar:

Existen muchos métodos parra leer la Biblia no pretendo ser un innovador en este asunto solo recomendar algunos, para encuentres en el texto Santo fuente de sabiduría y vida:

Primero, Toma un tiempo diario para leer personalmente la palabra. Establece un sitio adecuado, pacífico y en el que estés solo tu y Dios Solicita  al Espíritu Santo que te  explique y te converse   a través de la Biblia Lee un Capitulo o varios todo depende del tiempo que destinaste e Sugiero iniciar la lectura leyendo uno de los Evangelios.

Existe un método antiguo pero efectivo para la comprensión de El Sagrado Texto y es como sigue al leer el texto debo buscar:

Que conductas o pecados debo desechar Que promesas debo solicitar Modelos para seguir. Prevenciones que tener para mi vida Doctrinas sobre el discernimiento para saber de Dios Enseñanzas útiles para el que hacer diario.

[1]Reina Valera Revisada (1960), (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

Clasificación: 2.4 (19 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

EDITSON ROMERO ANGULO

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.