Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 29 de septiembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La función civilizadora del comercio

veces visto 724 Veces vista   comentario 0 Comentarios

En la presente edición, el escritor Paiva Netto les presenta con exclusividad, lectoras y lectores de la revista BUENA VOLUNTAD, algunos fragmentos del capítulo VII de su obra El Capital de Dios, emanados de sus intervenciones improvisadas en la radio y la televisión.

¡Disfruten la lectura!

Con nostalgia, me vienen a la memoria enseñanzas que mi inolvidable padre, Bruno Si­mões de Paiva (1911-2000), me transmitía, cuando yo era aún joven. Una de las cosas que jamás olvidé fue la mención a la famosa Ruta de la Seda, conocida desde los tiempos de los romanos, pues fue una de las más importantes durante la Edad Media. Con más de 6 mil kilómetros de largo, posibilitaba el comercio entre el Occidente y el Oriente.

Esa antigua ruta comercial acabó por convertirse también en una palestra para el intercambio de ideas entre los dos extremos del mundo. (...) Los Hermanos budistas no perdieron la oportunidad: propagaron el pensamiento del Sakya-Muni*1 a otros pueblos gracias a las condiciones favorables que el fantástico camino les proporcionaba*2. De las eras más remotas de la Historia nos llega el precepto de que el comercio posee un ejercicio civilizador. Basta con ver que los mercaderes fundaron numerosos poblados a lo largo de los trayectos, lo que les proporcionó, en consecuencia, el aumento de sus ganancias, como los viajes por mar de los fenicios, que inauguraron establecimientos comerciales por donde pasaban. En Brasil, tenemos el ejemplo de las "Entradas y Bandeiras”. Lamentablemente, todo bañado en sangre, como un gran banquete de violencia. El Ser Humano aún camina por senderos separados, hasta que entienda que él, él mismo, constituye el Capital de Dios.

Los efectos de conocer la Espiritualidad Superior

Se trata de un trabajo a largo plazo, pero si, por una parte, la actividad mercantil estableció, en varias épocas, pequeñas comunidades que, más tarde, se convertirían inclusive en grandes metrópolis, por otra, ella misma (la actividad mercantil) no puede dejar de sufrir un proceso urgente de civilización con Espiritualidad Celestial, para que no se vea, en algún momento, como el blanco de esta parábola en que Jesús critica la codicia (Evangelio, según Lucas, 12:13 a 21):

La parábola del rico insensato*3

13 Y uno de en medio de la multitud Le dijo: "Maestro Jesús, ordena a mi hermano que parta conmigo la herencia”.

14 Mas Jesús le respondió: "Hombre, ¿quién me ha constituido juez o repartidor sobre vosotros?”.

15 Entonces les recomendó: "Mirad, y guardaos de toda suerte de codicia; porque la vida de un Hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee”.

16 También les habló de una parábola, diciendo: "El campo de cierto hombre rico había producido con abundancia.

17 "Y él discurría dentro de sí, diciendo: ‘¿Qué haré? Porque no tengo donde recoger mis frutos’.

18 "Y dijo: ‘Esto haré: derribaré mis graneros, y los reconstruiré mayores; y allí recogeré todos mis productos y todos mis bienes.

19 "‘Entonces diré a mi Alma: ¡Tienes muchos bienes almacenados para muchos años! ¡descansa! ¡come y bebe! ¡huélgate!’.

20 "Pero Dios le dijo: ‘¡Insensato! Esta noche tu Alma te será demandada; y lo que has preparado, ¿para quién será?’.

21 "Así es el que atesora para sí, y no es rico para con Dios”.

¿Cómo espiritualizar, sin embargo, la actividad humana sin que los Seres Humanos reconozcan la veracidad del Mundo Espiritual y sus Leyes? El Plano Invisible*4 es aún insondable (pero dejará de serlo) a los limitados sentidos físicos, ya que constituye una realidad, un Poder Ético Trascendental, que Alziro Zarur (1914-1979) describe en su

Poema del Dios Divino

El Dios que es la Perfección, y a quien ahora trato de

Cantar en versos de sinceridad,

Yo nunca Lo he visto, como en ningún momento

Vi el viento o la electricidad.

Pero ese Dios, que es mi eterno aliento,

Dios de Amor, de Justicia y de Bondad,

Yo, que no Lo veo, lo siento de verdad,

Como a la electricidad, como al viento. (...)

Nanotecnología y creencia

En estos tiempos de nanotecnología*5, no es tan necesario ver para creer, aun científicamente. Leucipo (460-370 a.C.) y Demócrito (470-370 a.C.) enunciaron la existencia del átomo, pero no por ello lo vieron, ni lo tocaron ni sintieron su olor.

Así sucede, aun hoy, con respecto al Reino de Dios, que, antes de ser registrado por nuestros ojos, debe ser presentido por nuestro corazón. Dijo el Cristo:

— El Reino de Dios está dentro de vosotros (Evangelio, según Lucas, 17:21).

A propósito, ese órgano — considerado en Occidente como re­presentativo del sentimiento — llega, muchas veces, más rápidamente a lo que el cálculo demora en concluir. Gran avance para la Humanidad será el día en que corazón esclarecido y mente consciente de la Mecánica Espiritual caminen juntos.

Como afirmó el Papa Juan Pablo II:

— En realidad, todas las cosas, todos los aconteci­mientos, para quien los sabe leer con profundidad, encierran un mensaje que, en definitiva, señala a Dios.

Evidentemente, el Pontífice se refiere al Dios que es Amor, defi­nido por Juan el Evangelista en su Primera Epístola, 4:8:

— El que no ama, no conoce a Dios, porque Dios es Amor.

Cierta vez escribí que la Ciencia, iluminada por el Amor, eleva al Ser Humano a la conquista de la Verdad.

In medio virtus est, afirmaban los antiguos, desde Aristó­teles (384-322 a.C.), en Ética a Nicomano. Realmente, la virtud se encuentra en el equilibrio, y no sólo en el campo moral, sino en todos los demás, que este debe iluminar.

Sentimientos buenos y eficiencia

Los sentimientos buenos, representados por el Amor-Solidaridad, son eficientes, aun cuando nos descubrimos ante los mayores desafíos de la Vida, cuya superación exige inteligencia, persistencia y, precisamente, equilibrio, o, mejor dicho, criterio sano.

Usted, un hombre práctico, incluso puede considerar que eso tiene poco que ver con el tema principal de esta charla en defensa del Capital de Dios. Sin embargo, un día de estos, observando ciertas manifestaciones en los medios de difusión, comenté, en mi programa de radio, que algunos apurados quieren hacer creer a las nuevas generaciones que el Amor Fraternal, para el progreso del individuo y/o de la colectividad, es algo desechable. ¡¿Ah, sí?! ¿Qué desean, entonces? ¡¿La muerte del sentimiento?!

En el Congreso de la Buena Voluntad de 1969, cuando Alziro Zarur lanzó oficialmente el Centro Espiritual Universalista, el CEU de la Religión de Dios, la Religión del Amor Universal, cuando hice uso de la palabra, me expresé del siguiente modo:

"La Fraternidad no es algo abstracto. La Fraternidad, además de todo lo que entendemos como relación cordial entre las criaturas humanas, se expresa en el campo objetivo de las soluciones efectivas de los problemas nacionales y mundiales, como Solidaridad: escuelas para instruir y educar, empleo para las multitudes que todos los años invaden el mercado de trabajo, la solución del problema de los jubilados, el uso de los medios de comunicación para esclarecer, y no para embaucar a las masas con una realidad falsa de abundancia cinematográfica y televisiva, pues de mesas vacías; y esto ocurre en la enormidad de hogares donde se padece de hambre en tantos países. También, y principalmente, la Fraternidad es esclarecimiento espiritual de las masas, de preferencia en Espíritu y Verdad, a la luz del Nuevo Mandamiento del Cristo, pues el mundo sólo conocerá la Paz cuando viva el Amor Espiritual y comprender la Realidad Divina.

"Dijo Jesús, el Gran Libertador:

"— Conoceréis la Verdad (de Dios), y la Verdad (de Dios) os hará libres (Evangelio, según Juan, 8:32).

"(...) Predica la Política Divina que es esencial vivir la Fraternidad entre ­clases para que surja la Sociedad Solidaria, cuya principal base es el Manda­miento Nuevo del Ideólogo Celestial, es decir, realizar una genuina Revolución Espiritual, fundada en la ética que la Humanidad necesita practicar para que pueda sobrevivir:

"— Amaos unos a otros como Yo les he amado. En esto reconocerán todos que sois realmente mis discípulos, si tuvieres Amor unos con los otros. (...) No hay mayor Amor que este: dar su propia Vida por sus amigos. (...) Porque, como el Padsre me ha amado, así también Yo os he amado. Permaneced em mi Amor (Evangelio de Jesús, según Juan, 13:34 y 35; 15:12, 13 y 9).

"(...) Se trata de la Ley de Solidaridad Humana y Social, un hilo milagroso que une las partes anacrónicamente separadas del organismo sociedad, razón por la cual hemos incluido aquí esta avanzada afirmación de Zarur:

"— Religión, Ciencia, Filosofía y Política son cua­tro aspectos de la misma Verdad, que es Dios.

"Y esta amonestación del escritor inglés Gilbert Keith Chesterton (1874-1936):

"— Estamos todos en un mismo barco, en un mar tempestuoso, y debemos unos a los otros la mayor lealtad.

Fraternidad dinámica

"La función del CEU (Centro Espiritual Universa­lista) de la Religión de Dios es, por lo tanto, desbastar aristas, para armonizar a los Seres Humanos en conflicto, y derribar bastillas, para lo que son imprescindibles la acción de la Fraternidad — que es enérgicamente dinámica, en la forma de Solidaridad — y el apoyo del Mundo Espiritual — que existe, a pesar de no ser percibido por los débiles sentidos humanos.”

Y de esta forma terminé mi palabra ese sába­do festivo, ya muy lejano, de 1969.

Por eso, correctísimo estaba Zarur al predicar la unión de las Dos Humanidades: la de la Tierra con la del Cielo, la del Cielo con la de la Tierra, a ejemplo de lo que también preconizó Léon Denis (1846-1927).

Armonía y Transformación

En relación con armonizar las criaturas en su vivencia, no de despersonalizarlas, escribí en Reflexiones y Pensamientos — Dialéctica de la Buena Voluntad (1987): "Existe la armonía que planea sobre todas las cosas. Y siempre que se la alcance es factor de supervivencia para la Humanidad. Regula los opuestos. Es vital la conciencia de que esa Armonía existe del micro al macrocosmo, de forma tal que podamos vivir su sintonía. Todos los grandes reformadores, transformadores de la Humanidad, de una forma u otra, a sabiendas o no, recibieron su baño lustral... Dios es esa Armonía”. Naturalmente no me refiero al dios antropomórfico, responsable por guerras y miserias seculares.

Vencer el retraso espiritual

Este no es todavía un mundo ideal. Pero si pensamos únicamente dentro de los límites físicos, que lo ciñen, como si nada más hubiera fuera del reino físico, cuando la Ciencia ya viene desmontando esa prisión: ¿qué nos entorpeció el raciocinio y nos hirió la conciencia durante milenios?, ¿qué más seremos si no retrasados espirituales retardando el progreso de las generaciones?, ¿qué esperan de sus antecesores los fundamentos para una existencia más digna?

Base de una economía altruista: Solidaridad.

En la Economía de la Solidaridad Humana, componente de la Estrategia de la Supervivencia — que hace tantos años predicamos —, aprendemos que la mayor vocación del Ser espiritualmente esclarecido es servir al Creador, en el amparo de Sus criaturas. Para ilustrar lo anterior, podríamos decir que, en el trabajo de apoyo instructivo, educativo y social de los ciudadanos, lo mejor no es lo suficiente. (Esta debería ser la regla que abracen todos – políticos y educadores – enriquecida con el aspecto espiritual, puesto que nada se puede hacer de efectivo en este mundo si no conocemos nuestro verdadero origen, dado que, si somos provisionalmente carne, somos eternamente Espíritu). Por lo tanto, no perdamos la oportunidad de realizar el Bien. Eso nos renueva siempre y da impulso al individuo en su búsqueda por el perfeccionamiento personal, tal como proclama el Santo Corán (La Familia de Imran), Sura 3:92 Jamás alcanzaréis la virtud, hasta que hagáis caridad con lo que más apreciáis. Y sabed que, de toda caridad que hacéis, Dios bien lo sabe.

Caridad y Política

La Caridad, en su más profunda expresión, debería ser uno de los principales estatutos de la Política, porque no se limita al simple y loable acto de dar el pan. Es un sentimiento que — iluminando el Alma del gobernante, del parlamentario y del magistrado — conducirá al Pueblo al régimen en que la Solidaridad es la base de la Economía, entendida en su significado más amplio. Eso exige una reestructuración de la Cultura, por medio de la Espiritualidad, como disciplina académica. Estaríamos, de este modo, erigiendo el imperio de la Buena Voluntad*6 en este mundo, el estado excelente para el Capital de Dios, que circula por todos los rincones y que no aceita especulación criminosa.

Me acuerdo de una antigua musiquita del querido Lamartine Babo*7 (1904-1963), tío de Sargentelli*8, que decía: Ya amé mucho en el Occidente Sólo me falta un gran Amor que me oriente. (...) Es lo que está faltando, señores super pragmáticos, para que se concrete la Paz entre Oeste y Este: un gran Amor-Solidaridad que nos oriente. De lo contrario, al toque de la Sexta Trompeta (Apocalipsis de Jesús, 9: 13, 14, 15 y 16) se oirá 13 (...) una voz procedente de los cuernos del altar de oro que está delante de Dios,14 que decía al sexto Ángel, que tenía la trompeta: Suelta los cuatro Ángeles que están en prisiones, junto al gran río Éufrates. 15 Y fueron libertados los cuatro Ángeles, los cuales habían sido preparados para la hora, el día, el mes y el año, para matar la tercera parte de los hombres.16 Y el número de los ejércitos de a caballo era de doscientos millones: yo oí el número de ellos.(...)

¿Anotaron bien?

Río Éufrates, cuyas aguas se secaron para que fuese preparado el camino de los reyes que vienen del lado del nacimiento del sol (Oriente). (...) y los juntaron en el lugar que en hebreo se llama Armagedón (Apocalipsis, 16: 12 y 16 — la Sexta Plaga)

Ante algunos hechos de hoy, muy sugestivos realmente son esos episodios del Libro de la Revelación. Pues bien, personas diferentes pueden actuar juntas ecuménicamente, siempre y cuando el bien común sea puesto por encima de atavismos e idiosincrasias (las Olimpíadas son un modelo de lo anterior). Todos debemos entender que nuestra vida depende de la preservación de nuestra morada colectiva, es decir, el Planeta Tierra. De cierta forma, el sonriente Lalá , sabiéndolo o no, estaba proponiendo, por medio de su movida composición carnavalesca, un camino diplomático a ser recorrido para que Occidente y Oriente se amen de verdad, de una forma económicamente solidaria, por lo tanto, de manera que no se masacren sus mejores tradiciones. La cultura popular suele ver más allá que la comprensión intelectual de grandes pensadores. ¡¿Estupidez?! Las sendas, hasta ahora recorridas, nos han conducido por etapas de incertidumbre, como esta de la globalización excluyente. No estoy contra el mundo globalizado, pero no estoy de acuerdo con ningún tipo de sistematización deshumanizadora. No obstante, lo reconozco, como ya declaré, mientras no prevalezca la enseñanza eficaz deseada por todos los que tienen criterio sano, cualquier nación padecerá presa de las limitaciones que a sí misma se impone. (...) Hay, además, otro detalle que se debe destacar constantemente: necesitamos Educación y Cultura, pero también mucha Espiritualidad.

Mucho más allá de la comprensión común de Espiritualidad

Cuando digo Espiritualidad, como de cierta forma he explicado, contemplo a los que nos antecedieron en la marcha hacia el Mundo de la Verdad, porque los muertos están de pie*9. ¡¿Duda?! Sin embargo, siempre hay un momento en que pensamos, en lo más recóndito de nuestra mente y de nuestro corazón — sin que nadie, a no ser nosotros mismos, lo sepa —, en lo que puede venir después que nuestro Espíritu, a la hora exacta determinada por Dios, abandone las fronteras de la vida humana. Puede ser el menor de los ciudadanos, el sacerdote más alzado, el político más conocido, el juez de toga, el presidente de la República, un rey o emperador: nadie huye al fenómeno de la muerte. ¿Qué tal llenarse de valor y enfrentar el único hecho ineludible de la existencia del Ser, porque no hay potencia terrenal que lo pueda impedir ni dinero en el mundo que corrompa una Ley Universal?

Los poderes terrenales tienen el límite de su fa­tuidad. Los muertos ahí están, actuantes, y no son apariciones. Sino, en realidad, seres vivos que merecen respeto y que interfieren en nuestra vida, sepámoslo o no.

Espíritus Preventivos

El Dr. Bezerra de Menezes (1831-1900), en su libro Reflexiones sobre Jesús y Sus Leyes (Editora Elevação), aclara:

— Constantemente somos influidos por fuerzas benignas o malignas. Sin embargo, si estamos queriendo la Coherencia Divina, los Espíritus de Dios serán nuestros inspiradores. Son los que nos orientarán en los momentos de angustia y dolor. Se trata de los Espíritus Preventivos (nuestros Ángeles de la Guardia). Pues bien, si andamos con los Espíritus de Luz de la Prevención contra el error, ¿quién nos detendrá?

Cuando el Hombre se purifica, todo mejora a su alrededor. Empieza a recibir más protección del Plano Invisible. A ese respecto, escribí en Somos todos Profetas que "el mundo físico no evolucionará más sin el amparo flagrante del Mundo Espiritual. He ahí la gran enseñanza que las naciones aprenderán en el transcurso del Tercer Milenio”.

Se encuentra en pleno desarrollo, para los que tienen "ojos para ver y oídos para oír”, la Revolución Social de los Espíritus de Luz, sin el auxilio de la cual ninguna reforma humana tendrá éxito. No se olviden de lo que les dije: que la efectiva reforma social es oriunda del Mundo Espiritual. Nunca estamos solos. El acto de orar es una demostración de ello.

Ciencia y Sabiduría Espiritual

Un día, la Razón y la Fe, tras un conmovedor abrazo, finalmente cantarán las bellezas de la Ciencia Divina. La madurez de los Seres Humanos es un hecho inevitable, que les permitirá alcanzar una condición superior de vida. En esa época primo­rosa, el éxito llegará para todos, conforme a las obras de cada uno (Evangelio de Jesús, según Mateo, 16:27). Por ello, tantos no ven con buenos ojos la instrucción y la educación de las masas, puesto que, mientras menos informados estén sobre sus derechos (y deberes), más fácilmente dominadas padecerán, ya que pocas e ineficientes serán sus obras, empezando por las espirituales, o sea, las que decidirán su verdadera felicidad, en esta o en la Otra Vida. La fortaleza del Ser Humano radica en el poder inma­nente de su conciencia en paz consigo misma. Aparte de eso, sin la justicia del premio por las buenas realizaciones, se establece el clima absurdo de la iniquidad como regla cínica de una sociedad que a sí misma se condena. Advirtió el Divino Educador: ¡A la hora que no pensáis (pues sólo cuidáis de los placeres humanos) volverá vuestro Señor! (Evangelio de Jesús, según Lucas, 12:40).

Mantener viva la Fraternidad

Dios nos concede el conocimiento de las Leyes Universales. Jesús nos yergue con la sabiduría de las Leyes Morales. Sin la noción de estas ni de aquellas, se hace difícil vivir mejores tiempos en la Tierra, pues es necesario que la llama de la Fraterni­dad no se apague en los corazones humanos ni en los de los Espíritus, que nos acompañan en los cambios que ocurren en este plano físico.

El Mundo Espiritual no es una abstracción.

A los que sienten erizamientos ante la simple alusión de estos postulados, va esta máxima del filósofo y matemá­tico francés (Blaise) Pascal (1623-1662):

— El que duda y no investiga, ante una duda, se hace no sólo desgraciado, sino también injusto.

Y podemos atrevernos a añadir a las sabias palabras del viejo Blaise (Pascal) esta consideración: la de ser injusto consigo mismo (o injusta consigo misma), porque cerrarse las puertas de nuevos continentes de sabiduría jamás vistos es crimen inafianzable perpetrado contra el propio futuro.

Ayer, el Ser Humano se arrastraba por la tierra; hoy, vuela por los cielos. Ahora, la mente ra­cional, acostumbrada al imperativo de la prueba para proclamar la realidad de cualquier fenómeno, declarada o tímidamente, busca a Dios para comprender misterios para los cuales el cálculo no encuentra una explicación.

Para terminar esta breve charla con ustedes, nada mejor que traer esta excelente cita de Max Planck (1858-1947), el creador de la Teoría de los Cuantos:

— Como físico, por lo tanto, como hombre que dedicó su vida a la insípida Ciencia, a la investigación de la materia, estoy seguro de que no doy espacio para ser considerado un irresponsable. Y así, después de estudiar el átomo, puedo decir lo siguien­te: ¡no existe materia aisladamente! Toda materia consiste y se origina solamente a partir de una fuerza, que pone en vibración a las partículas atómicas y las coliga en los minúsculos sistemas solares del átomo. Una vez que en todo el Universo no hay una fuerza abstracta inteligente y eterna, debemos, consecuentemente, admitir la existencia de un Espíritu Inteligentísimo.

Touché!

_____________

*1 Sakya-Muni – Así también se le conoce al Buda. Sakya es la región de donde provino; Muni significa "El Sabio”.

*2 "(...) que el formidable camino les ofrecía” – En su libro Voltamos, Paiva Netto se refiere a las nuevas y buenas carreteras de Portugal (donde se encuentra la sede de la Legión de la Buena Voluntad en Europa), pues las considera un punto de partida, pues se conectan con España y, de allí, para los demás países, siendo, así, un fuerte instrumento para la expansión de la fraterna Doctrina de la Religión de Dios, Religión del Amor Universal, la Religión del Tercer Milenio. A su respecto escribió su Proclamador, Alziro Zarur (1914-1979): "La Religión de Dios, del Cristo y del Espíritu Santo, es más que toda la Religión: ¡es toda la Ciencia, es toda la Filosofía, es toda la Política y toda la Moral, todo el progreso humano, unido al progreso de todos los mundos, de todas las Humanidades Siderales – el Amor Universal en la apoteosis al Creador Omnipotente, Omnisciente y Omnipresente, nuestro Dios, nuestro Padre!”.

*3 La parábola del rico insensato – Ese episodio del Evan­gelio de Jesús, según Lucas, 12:13 a 21, está comentado en uno de los próximos capítulos del libro El Capital de Dios (lanzamiento de la Editora Elevação).

*4 Plano Invisible – Equivale al Mundo Espiritual.

*5 Nanotecnología – Consiste en la habilidad de manipular la materia en escala atómica, componiendo estructuras de tamaño ínfimo, para lo cual se emplean átomos como piezas fundamentales. Por la reducida escala en que actúa, esta tecnología es invisible a los ojos sin aparatos especiales. El nanómetro, unidad de longitud, es la billonésima parte del metro.

*6 Proclamación de la Buena Voluntad – Zarur nos aclara en los puntos XI y XII de Buena Voluntad de Jesús: "Nuestra Buena Voluntad no es, en lo absoluto, la "buena voluntad” que se vulgarizó en los banquetes de las futilidades humanas. La nuestra es la Voluntad Buena de Nuestro Señor Jesucristo, la que sabe discernir entre el Bien y el mal, entre la Verdad y el error, entre el Hecho y las apariencias del hecho. Alcanzar el equilibrio es la meta suprema. El Bien nunca será vencido por el mal. ¡Gloria a Dios en las alturas, Paz en la Tierra a los Hombre y a las Mujeres de la Buena Voluntad de

*7 Lamartine de Azeredo Babo (1904-1963), conocido popularmente como Lalá. Famoso compositor, cantante, hombre de radio y compositor brasileño.

*8 Oswaldo Sargentelli (1923-2002): Productor cultural, empresario y presentador de TV brasileño. Se hizo famoso por la presentación de los llamados shows de mulatas.

*9 Los muertos están de pie – Para comprender mejor el asunto, lea el Apocalipsis de Jesús, según Juan, y los libros de la Editora Elevação: Las Profecías sin Misterio, Somos todos Profetas y Apocalipsis sin Miedo, que integran la colección El Apocalipsis de Jesús para los Humildes de Corazón, de Paiva Netto, y que ya ha vendido más de 600 mil ejemplares. Lea también Brasil y el Apocalipsis, tomo 3, especialmente el capítulo "El alcance del TBV”, del mismo autor.

Clasificación: 2.1 (15 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

José de Paiva Netto Presidente de la Legión de la Buena Voluntad.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.