Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 07 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El Insomnio, un problema del pasado

veces visto 893 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Uno de los primeros libros que llego a mis manos cuando me encamine en el sendero espiritual, en busca de respuestas hacia mi crecimiento personal, fue "Usted Puede Sanar Su Vida" de Louise L. Hay * . En este libro aprendí variadas técnicas que con el tiempo fueron de gran utilidad a mi crecimiento personal, profesional y espiritual. Es muy frecuente oír entre nuestros amigos o familiares que alguna persona padece de insomnio. O quizás nosotros mismos padezcamos de insomnio, problema fatal para el que se levanta temprano y terrible molestia mientras el insomnio esta en pleno proceso ya que no sabemos si levantarnos o quedarnos acostados.

Si buscamos información, en Internet o en bibliografía relacionada sabremos que "el insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes. Aunque el insomnio únicamente suele concebirse como la dificultad para iniciar el sueño, lo cierto es que la dificultad para dormir puede tomar varias formas. Esto impide la recuperación que el cuerpo necesita durante el descanso nocturno, pudiendo ocasionar somnolencia diurna, baja concentración e incapacidad para sentirse activo durante el día." (Fuente: wikipedia)

Algo que aprendí en "Usted Puede Sanar Su Vida" de Louise L. Hay, y empecé a implementar en mi vida, es el siguiente ejercicio.

Al irte a dormir: hacer unos instantes de recogimiento.

Repasa los acontecimientos de tu día y bendice cada actividad que hayas realizado.

Agradece todo lo bueno que hay en tu vida.

Afirmo: "Dormiré profundamente y despertare fresco y renovado, jubiloso ante el nuevo día" (no hace falta que despiertes a nadie al repetir la afirmación, ya que puedes decirlo mentalmente).

Al principio, puede llevarte algo de tiempo poder concentrarte ya que sentirás que los pensamientos llegan a tu mente en forma constante, pero lo que te aconsejo que empieces a practicar es el dejarlos pasar. Imaginar que tus pensamientos son livianos y los ves como pasan de largo y se alejan. Inténtalo cada noche hasta que de la practica se haga un hábito. En poco tiempo sentirás la diferencia por la mañana cuando despiertes y te sentirás agradecido contigo mismo.

Te dejo un fuerte abrazo.

Verdad, Amor y Luz

Clasificación: 2.4 (16 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Hector E. Aguero

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.