Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 03 de diciembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El divorcio, una pérdida para los niños

veces visto 793 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Para los niños, el divorcio puede sentirse como una pérdida, la de un padre y de la vida que conocen. Sin embargo, puedes ayudar a tus hijos a adaptarse a las nuevas circunstancias si apoyas sus sentimientos.

Algunos consejos que puedes tomar en cuenta para ello son:

* Escucha. Anímalos a compartir sus sentimientos y escúchalos. Pueden sentir tristeza o frustración por cosas que no están bajo su control.

* Ayúdalos a poner sus sentimientos en palabras. Es normal que los niños tengan dificultades para expresar sus sentimientos. Hazles saber que digan lo que digan está bien, ya que si no son capaces de decir lo que sienten en la etapa de divorcio tendrás más dificultades para trabajar con ellos.

* Reconoce tus sentimientos. Esto puede inspirarle confianza a los chicos, ya que demuestra tu sensibilidad ante el divorcio.

Malentendidos ¡fuera!

Muchos niños creen que ellos tuvieron la culpa de que sus padres se divorciaran, debido a sus malas calificaciones o por las veces en que se metieron en problemas.

Para evitar malentendidos puedes usar estos tips:

Poner las cosas en claro. Repite porqué decidiste divorciarte. A veces las razones del divorcio no quedan muy claras y hay que remarcarlas con cierta frecuencia. Ten paciencia. Los niños pueden parecer haber entendido las razones del divorcio un día y al otro no. Ten paciencia y explícale nuevamente el porqué de tu divorcio. Amor incondicional. Tan a menudo como lo necesites recuerda a tus hijos que ambos padres seguirán amándolos. Sobre todo, diles que ellos no son responsables del divorcio. Tus palabras, acciones y capacidad de mantener la coherencia son importantes herramientas para tranquilizar a tus hijos y darles pruebas de tu amor inalterable. Presencia de ambos padres. Deja que tus hijos sepan que a pesar de las circunstancias físicas y del divorcio, puede seguir habiendo una relación sana y amorosa con los dos padres. Todo irá bien. Dile a los niños que las cosas no siempre serán fáciles después del divorcio, pero que intentarán lidiar con los problemas. Esto puede incentivar a tus hijos a dar una oportunidad a la nueva situación tras el divorcio. Demuéstrales amor. Abrázalos, dales palmadas en el hombro o simplemente mantén proximidad física con ellos. Esto te ayudará a tranquilizarlos. Se honesto. Cuando los niños planteen sus dudas o inquietudes, responde con seguridad. Si no sabes la respuesta, diles que no sabes pero que pronto la sabrás.

Proporciona estabilidad emocional a tus hijos

Para ayudar a tus hijos a adaptarse al cambio provocado por el divorcio, proporcionales mayor estabilidad emocional de lo que había en la vida cotidiana antes del divorcio. Recuerda que esto no significa el establecimiento de rutinas de mayor rigidez, pero la creación de algunas rutinas regulares y de una mejor comunicación proporciona a tus hijos una sensación de calma.

Rutinas cómodas tras el divorcio

Tener una organización de rutinas y horarios predispuestos para cada una de ellas ayuda a los niños pequeños, pero muchas personas no se dan cuenta de que esto también puede ser beneficioso para los niños más grandes.

Por ejemplo, la hora de la cena puede ser seguida por un baño y luego ponerse a hacer la tarea. Rutinas como esta pueden configurar la mente de un niño con facilidad.

Si mantienes una rutina, significa que todavía respetas reglas, premios y, sobre todo, la disciplina para tus hijos. Resiste la tentación de echar a perder a los niños durante un divorcio por no hacer cumplir los  límites o por permitirles romper las reglas que anteriormente se respetaban.

Cuídate

En este punto, la instrucción principal para llevar la casa es: cuida de ti para que puedas cuidar de tus hijos.

Tu propia recuperación

Si mantienes la calma y vives en el presente, beneficiarás a tus hijos. Puedes tomar en cuenta los siguientes pasos para mejorar tu bienestar y perspectivas tras el divorcio:

Haz ejercicio y ten una dieta saludable. El ejercicio alivia la tensión acumulada y la frustración comunes después de un divorcio. Aunque cocinar puede ser difícil, comer saludablemente te hará sentir mejor por dentro y por fuera. Ve a tus amigos de manera frecuente. Aunque puedes sentir ganas de no ver a nadie para no contestar preguntas, la realidad es que necesitas distracción. Di que quieres evitar el tema y asunto arreglado. Haz un diario. Escribe tus sentimientos, pensamientos y estados de ánimo para liberar tu tensión, tristeza e ira. De vez en cuando revisa tus apuntes y verás cuánto has avanzado. Nunca ventiles tus sentimientos negativos con tu hijo. Hagas lo que hagas, no utilices a tu hijopara descargar tu negatividad. Mantén la risa. Trata de estar de buen humor e incorpora el juego a tu vida. Esto puede ayudarte a aliviar el estrés y a dar a todos un descanso de la tristeza y de la ira. Consulta a un terapeuta si crees que lo necesitas. En caso de que tengas ira intensa, miedo, pena, vergüenza o culpa, busca a un profesional que te ayude.

Algunas otras reglas de oro son:

Nunca discutas frente a tus hijos. Esto aplica ya sea en persona o por teléfono. Si ves que hay posibilidades de iniciar una pelea, dile a tu ex que mejor hablen en otro momento o deja la conversación por completo. Usa el tacto. Abstente de hablar con tus hijos sobre los detalles del comportamiento del otro padre tanto después como en el proceso de divorcio. Si no tienes nada bueno que decir, no digas nada. Hay que ser agradable. Se cortés cuando interactúes con el otro padre. Esto no sólo constituye un buen ejemplo para tus hijos, sino que también puede hacer que tu ex tenga otra actitud. Mira el lado bueno. Opta por centrarte en los puntos fuertes o cualidades de todos los miembros de de la familia. Anima a los niños a hacer lo mismo. Desarrolla una relación amistosa con tu otro cónyuge. Esto debe ser una prioridad y tienes que realizarlo tan pronto como te sea posible. Si eres amable puedes tranquilizar a los niños y enseñarlos a resolver problemas también.

Un panorama general del divorcio

Si te enfrascas una y otra vez en luchas con tu ex acerca de los detalles de la crianza de los hijos, recapacita y recuerda que lo más importante son tus hijos.

La relación con ambos padres. ¿Qué es lo mejor para tus hijos a largo plazo? Tener una buena relación con ambos de tus padres durante toda la vida. La visión a largo plazo. Si puedes mantener las metas a largo plazo en cuanto a tu salud física y mental, serás capaz de evitar desacuerdos sobre los detalles de todos los días. Piensa en el futuro con el fin de mantener la calma. Bienestar para todos. La felicidad de tus hijos, tuya e incluso la de tu ex, debe ser uno de los objetivos principales después de un divorcio.

Una buena relación con tu ex

Si tras el divorcio logras llevar una relación amistosa con tu ex, significa que ya has hecho a un lado tus sentimientos y haces lo mejor para tus hijos. Esto puede parecer una tarea difícil, pero tienes que aprender a hacer de la copaternidad un proceso fácil para todos.

¿Sabes cuándo buscar ayuda?

Algunos niños pasan por el divorcio con pocos problemas, mientras que a otros les es un periodo muy difícil de superar. Normalmente los niños sienten una gama de emociones difíciles ante el divorcio, pero el tiempo, el amor y la tranquilidad les ayudarán a sanar.

Si tus hijos siguen estando abrumados después de varios meses tras el divorcio, puede que tengas que buscar ayuda profesional.

Clasificación: 2.0 (17 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

En Abogados y Asociados somos expertos en Divorcios Express. Nos ocupamos de los diversos trámites de divorcios y así como de juicios de pensión alimenticia. Contamos con amplia experi

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.