Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 26 de agosto del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Aborto La Mujer Tiene Derecho a Hacer con su Cuerpo lo que Quiera y la Destrucción del Planeta Tierra

veces visto 11355 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Para justificar los crímenes abortistas, muchas mujeres y legisladores, apelando a las libertades civiles, consagradas en las constituciones de todas las naciones del planeta, basan de sus pretextos abortorios, en que “La mujer tiene derecho a hacer lo que quiera con su cuerpo”.

¿Consideran que el bebé que se desarrolla en el útero de una mujer es una extensión de su cuerpo?. La manera como se expresan muchas mujeres, “Me hice un aborto”, indica que consideran que el aborto “lo hicieron a su cuerpo”, como si abortaran el crecimiento de uno de sus órganos; como “me hice una extracción de muela” o “me hice una ligadura de trompas”. Cuando la expresión real sería “aborté la formación de mi hijo”, o “hice un aborto al desarrollo de una persona”, o simplemente “aborté a un ser extraño”.

Y si realmente el nuevo ser fuera parte de su cuerpo: ¿Permitirían que con un bisturí seccionen, digamos su hígado, como seccionan al bebé en el método de aborto por curetaje?, o ¿Permitirían que seccionen aunque sea solo un pedazo de uno de sus músculos?. Nadie en su sano juicio permitiría que le descuarticen o maten un pedazo de su cuerpo. Y si cuando “se hacen el aborto”, no se daña su cuerpo; es prueba contundente de que lo que destruyen y matan no es parte de su cuerpo, es un cuerpo ajeno, un cuerpo de otro ser humano. Matan un cuerpo que no les pertenece. Y aunque se desarrolle dentro de su vientre es un ser distinto, completamente ajeno e independiente. Aunque sea una sola célula fecundada (cigoto), ya es un cuerpo que pertenece a otro ser. Y desde que es una sola célula es un ser con cuerpo, mente y espíritu propio; que llegó a su vientre no porque el bebé lo pidió ni quiso venir; sino porque la propia madre y el padre, lo trajeron y lo depositaron en su vientre, y en estos casos, en contra de la voluntad del bebé. Y, en la inmensa mayoría de casos, únicamente por satisfacer, momentáneamente, su necesidad sexual. Ojala fuera por lo menos para satisfacer su instinto animal, eso sería muchísimo mejor, porque los animales defienden con su vida el producto de la satisfacción del llamado sexual de su naturaleza.

Consecuencia Físicas y Psicológicas del Aborto

Por supuesto que no es cierto que después del aborto el cuerpo de la mujer “no se habría dañado”. Veamos lo que dicen las mujeres que han abortado:

“Los efectos del aborto.

“En la mayoría de los casos a la mujer nunca le dijeron todo lo que le podía pasar. Muchas veces, se explica el aborto como un procedimiento quirúrgico clínicamente seguro. Pero los aspectos del llamado procedimiento "seguro" pueden dejar un deterioro físico permanente, sin mencionar el potencial de problemas psicológicos crónicos.

“WEBA, Mujeres explotadas por el aborto (Women Exploited by Abortion), es la voz de la experiencia. Las mujeres pertenecientes a WEBA conocen la realidad porque la han experimentado. Su objetivo es educar a todas las mujeres sobre los efectos del aborto, para que busquen una alternativa.

"El médico me dijo que sólo había que inyectar un poco de líquido, que sentiría unos dolores y que después expulsaría el feto. No fue así. Sentí a mi niña moverse de aquí para allá durante hora y media, el tiempo en que tardó en fallecer. Tuve un parto difícil durante más de 12 horas y yo misma di a luz a mi hija. Era hermosa, tenía cinco meses y medio... pero estaba muerta".

“Las siguientes páginas enumeran los potenciales efectos físicos y psicológicos del aborto. WEBA desea que todas las mujeres los conozcan:

“Efectos físicos:

Esterilidad. Abortos espontáneos. Embarazos ectópicos. Nacimientos de niños muertos. Trastornos menstruales. Hemorragia. Infecciones. Shock. Coma. Utero perforado. Peritonitis. Coágulos de sangre pasajeros. Fiebre/sudores fríos. Intenso dolor. Perdida de otros órganos.

"Mi médico no me contó que podría tener una abundante hemorragia y una infección que me podría durar semanas, como así fue. Tampoco me dijo nada sobre la posibilidad de que me extirpasen el útero (histerectomía), tal como me hicieron ocho meses más tarde", dijo una de las víctimas del aborto.

Llanto/suspiros. Insomnio. Pérdida de apetito. Pérdida de peso. Agotamiento. Tragar constantemente. Nerviosismo. Disminución de la capacidad de trabajo. Vómitos. Trastornos gastrointestinales. Frigidez. Muerte.

“Efectos psicológicos:

Culpabilidad. Impulsos suicidas. Sensación de pérdida. Insatisfacción. Sentimiento de luto. Pesar y remordimiento. Retraimiento. Pérdida de confianza en la capacidad de tomar decisiones. Pérdida de autoestima. Preocupación por la muerte. Hostilidad. Conducta autodestructiva. Ira/rabia. Desesperación. Incapacidad de valerse por sí misma.. Deseo de recordar la fecha de la muerte. Preocupación con la fecha en que "debería" nacer o el mes del nacimiento.

"Nadie me dijo nunca que viviría con esta decisión durante el resto de mi vida. Han pasado varios años pero mi pena continua."

Intenso interés en los bebés. Instintos maternales frustrados. Odio a todos los que tuvieron algo que ver con el aborto. Deseo de acabar la relación con su pareja. Pérdida de interés en el sexo. Incapacidad de perdonarse a sí misma. Sentimiento de deshumanización. Pesadillas. Ataques /temblores. Frustración. Sentimientos de haber sido explotada. Abuso de los niños.

¡He aquí los hechos!

Cada año, más de un millón y medio de mujeres se practican abortos. Eso significa que más de 4.000 niños aún no nacidos son matados legalmente cada día. Para muchos, el aborto parece ser la decisión correcta en el momento. Pero a estas mujeres casi nunca se les advierte los posibles efectos físicos y psicológicos que pueden arrastrar como secuela para el resto de sus vidas.

"El tormento mental que sentiría al saber que había matado a mi bebé... ojalá alguien me lo hubiera advertido", declaró una mujer que abortó.

WEBA, Women Exploited by Abortion -Mujeres Explotadas por el Aborto-, es una organización nacional no lucrativa de mujeres que han tenido abortos. Las miembros de WEBA ahora se dan cuenta de lo equivocadas que fueron sus decisiones. WEBA se esfuerza por conseguir educar a las mujeres sobre el aborto y sus efectos nocivos y permanentes.” (http://www.vidahumana.org/ vidafam/aborto/conseq_mujer.html)

Consecuencias Espirituales del Aborto

Hemos visto las consecuencias físicas y psicológicas después de haber asesinado a sus hijos son terribles. Pero las consecuencias espirituales son peores. Su espíritu se quiebra, se produce una herida espiritual que la torturará por siempre; y lo peor deberá pagarlo con su vida. Esa es la ley inexorable del universo:

“No tendrá piedad tu ojo. Vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie” (Deut 19:21); “Si unos hombres, en el curso de una riña, dan un golpe a una mujer encinta, y provocan el parto sin más daño, el culpable será multado conforme a lo que imponga el marido de la mujer y mediante arbitrio. Pero si resultare daño, darás vida por vida,” (Exo 21:22-23).

“Pero al que se atreva a matar a su prójimo con alevosía, hasta de mi altar le arrancarás para matarle” (Exo 21:14). “¿No sabes que el que a hierro mata a hierro muere?” (Mateo 26:52).

Esa es la Ley que Dios, expresamente, les dio a los judíos; porque así ha sido creado el universo. Y a esa ley, “darás vida por vida” no escapa nadie, ni los escogidos, ni los no creyentes, ni los seres de otros planetas, ni siquiera los ángeles del cielo. Muchos rechazarán esta verdad y se consolarán como tontos, pensando que son solo patrañas religiosas. Así también pensaba yo. Pero las leyes eternas, las verdades eternas, son eso: …. ¡Eternas¡. Valen y actúan desde el principio de la creación, y seguirán vivas hasta que termine el ciclo de la creación.

¿Hitler, quedará impune por el asesinato de seis millones de judíos en los campos de concentración Nazi?, ¿Quedará, Harry Truman presidente de E.E.U.U., impune el asesinato de 140,000 ciudadanos japoneses con su bomba atómica en Hiroshima?, ¿Acaso quedará impune George Bush por el asesinato alevoso de miles de Irakíes?. ¿Cuantas veces deberá morir Hitler, o cuantas Truman o Bush?. ¿Cuál es el grado de responsabilidad de cada uno de ellos?. Solo Dios lo sabe. Pero que tienen que pagar vida por vida, eso nadie se los quita.

El aborto por más legal que sea para los hombres, para el universo, es un asesinato a un ser completamente indefenso; es un asesinato con alevosía; y el universo se cobra las deudas. ¿Acaso un accidente automovilístico, un “desastre natural”, o una enfermedad incurable, que sufre una persona no tiene correlación decisiva con sus actos?; ¿Acaso podemos matar 50 millones de personas y el planeta quedará impasible?; ¿Acaso creen que si matamos inútilmente a una paloma o un siervo el universo se quedará sin respuesta?. Cada acto de maldad que un hombre ha sembrado, con seguridad que lo cosecha, decuplicado: “Siembra vientos y cosecharás tempestades” dice la sabiduría popular.

El Planeta Tierra y el Universo son Seres con Inmensa Sabiduría

Cada humano, sea un cigoto, un niño o un anciano, somos seres vivos independientes y también somos parte de la naturaleza, parte del planeta Tierra. Y también el planeta Tierra es un ser vivo independiente, con espíritu y mente propia; con su propia sabiduría. Todos los científicos, al ver tanta maravilla en cada elemento de la naturaleza, no tienen más que reconocer que: “La naturaleza es Sabia”. “Y precisamente ese ser vivo, el planeta, como cualquier otro ser vivo tiene mecanismos de defensa contra quienes lo atacan. No se defenderá si golpeas una roca, pero si desapareces una especie las consecuencias son terribles. Si haces daño a un hombre, estás atacando lo más importante que tiene de sí el planeta, entonces sí que la naturaleza responde” (www.renacelaverdad.com; Matrimonio Homosexual un Desafío a Dios II).

Un aborto es un ataque a la naturaleza, porque el bebé asesinado es parte de la naturaleza, como lo somos cada uno de los seres humanos. Y ante un ataque, el planeta y el universo se defienden, y también se defenderán, con sabiduría.

Una pequeñísima muestra de que nuestro planeta es un ser con sabiduría y mente propia, es: ¡Que sabe cuánto y cómo debe producir para alimentar a los seres que lo habitan y son parte de él!.

La “Pacha Mama” (‘Respetable Madre tierra’ en lengua nativa de los Incas), conversando con un hombre, por medio de un médium, le dijo: “Yo les  doy como una madre, produzco lo que necesitan, por encargo de Dios”. Esto puede parecer un cuento de hadas, o solo superstición, pero la verdad de esta historia se puede inferir de la información de la FAO: “A escala mundial, los suministros no sólo crecen al ritmo de la demanda, sino que incluso lo hacen con mayor rapidez”; (http://www.fao. org/docrep/004/y3557.htm). La disponibilidad de alimentos per cápita de la población mundial es hoy equivalente a unas 2,700 Kilo calorías día” (http://books.google. com.pe /books?id=5SKA4P 1u38C&pg=PA63). Siendo 2,500 Kilo calorías/día, el mínimo para que viva bien un trabajador manual. El planeta produce más de lo necesario para toda la población mundial. Entonces, si hay hambre en muchas zonas del planeta, no es porque la Tierra no produzca lo suficiente, sino porque, la producción del planeta, los humanos los distribuimos con absoluta irresponsabilidad y egoísmo.

Todos los años el planeta produce los alimentos necesarios para la población mundial. Lo produce con sabiduría, sabe cuánto, cuando, y como producir los alimentos para toda la humanidad. Esa es una pequeñísima muestra de la sabiduría y de la mente del planeta.

Toda la creación, está en permanente evolución y en perfecto equilibrio, con cada uno de sus elementos; y éstos con su propio ciclo de desarrollo. Matar a un ser sin ninguna razón, y con alevosía y con maldad, no sólo interrumpe el ciclo de ese ser, sino que además desequilibra el ciclo espiritual del planeta y del universo; y con muchísima mayor culpa cuando se trata de un ser humano, un hijo de Dios. Entonces el planeta y el universo buscarán ponerse nuevamente en equilibrio y con sus propias leyes. “Ojo por ojo, diente por diente, vida por vida”, que es una de las leyes eternas del universo. El universo también es un ser con su propia mente y con inmensa sabiduría. ¿Acaso el planeta Tierra, con sus condiciones vitales y todos los planetas habitados están donde están por pura casualidad?. De ninguna manera; están donde están y como están, por la evolución inteligente del universo. Dios le ha dado al universo su propio espíritu, así como su propio espíritu a cada ser, a cada célula y a cada átomo. Así también les ha dado su propio aliento de vida. “El aliento de vida es algo así como su propio software, solo que infinitamente más complejo y más perfecto” (www.Renacelaverdad.com Demostración Matemática del Aliento de Vida). Y entonces, cuando alguien hace daño a la naturaleza, el planeta y el universo entero responden con lo necesario para volver a ponerse en equilibrio. El aborto de un solo ser humano: ¡Sí que desequilibra al universo!.

La evolución del planeta no es solo un cambio de su forma y estructura física, sino una evolución integral del ser; una evolución consciente de su materia, su espíritu y su mente; en la que intervienen todas las fuerzas y sabiduría del universo. En el que el espíritu y la mente son los motores fundamentales de esa evolución.

Contaminación Espiritual del Planeta

La peor contaminación del planeta no es de tipo físico, sino la contaminación moral y espiritual. El aborto, así como cualquier otro tipo de asesinato, contamina la Tierra. Y 50 millones de asesinatos cada año, de los seres más puros e indefensos, sí que contamina terriblemente la Tierra. Claro que además de todos los asesinatos por abortos y guerras, la contaminamos con el egoísmo y la soberbia; la contaminamos también con las infidelidades conyugales, con la sodomía y toda clase de fornicación; y la contaminamos con muchísimas otras maldades. Y ¿Cuáles serán las consecuencias de esa contaminación?:

“No os contaminéis con estas prácticas, porque así se contaminaron las naciones que por amor a vosotros voy a arrojar, y aun la tierra misma se contaminó. Por eso la castigué por su perversidad, y ella vomitó a sus habitantes. Vosotros obedeced mis estatutos y preceptos. Ni los nativos ni los extranjeros que vivan entre vosotros deben practicar ninguna de estas abominaciones, pues las practicaron los que vivían en esta tierra antes que vosotros, y la tierra se contaminó. Si vosotros contamináis la tierra, ella os vomitará como vomitó a las naciones que la habitaron antes que vosotros”. (Lev 18:24-28)

Por toda la contaminación al planeta, por todo lo que hemos infringido; el planeta literalmente nos vomitará, esa es la ley del universo, y nada lo puede impedir. ¿Qué eso no es científico?, lamentablemente, el huracán Katrina, el calentamiento global, los terremotos de Chile y Japón, los terremotos y cataclismos, que están por venir, no lo saben; y de todas maneras suceden. “El calentamiento global, y la destrucción de los sistemas ecológicos del planeta, no es solo un proceso mecánico de: a más bióxido de carbono más temperatura, o menos caza indiscriminada de animales menos extinción de especies. Los terremotos y los desastres naturales no son solo la acomodación mecánica, de los sistemas naturales. También agravan estos proceso de desastres naturales, la conducta humana negativa en general. Una acción humana – una reacción de la naturaleza. Especialmente la conducta de la trasgresión de las leyes eternas. Particularmente la trasgresión a las leyes expuestas en el decálogo del antiguo testamento, o en los similares códigos morales expuestas en todas las religiones, y pergeñadas por los diferentes profetas de Dios: Moisés, el Maestro Jesús, Mahoma, Buda, etc. Transgredir estas leyes provoca respuestas violentas de la naturaleza. Les dice Dios a los israelitas: “Si seguís mis preceptos, y observáis mis mandatos y los cumplís, os enviaré lluvias a sus tiempos, y la tierra producirá sus granos, y estarán los árboles cargados de frutos” (Levítico 26, 3-4); Les dice Moisés: “Si obedeciereis, pues, a los mandatos que yo os comunico hoy, amando a Dios vuestro Señor, y sirviéndole con todo vuestro corazón y toda vuestra alma, dará él a vuestra tierra la lluvia temprana y la tardía para que cojáis granos, y vino, y aceite, y dará heno en los prados para pasto de los ganados, a fin de que vosotros tengáis qué comer y quedéis saciados” (Deuteronomio 11,13-15). De esta manera está relacionada la conducta moral de los hombres con las reacciones de la naturaleza. Si la conducta de los hombres no trasgrede las leyes eternas, la naturaleza se ordenará beneficiando a los hombres” (www.renacelaverdad.com; Matrimonio Homosexual un Desafío a Dios II)

Que por contaminar la tierra, con nuestros actos de maldad, la tierra nos “vomitará”, lo sabemos desde el comienzo del tiempo. Lo tenemos en “Las 7 profecías mayas del fin del mundo”, “Las profecías de Nostradamus”, “Apocalipsis y Armagedón” y otras profecías de casi todas las culturas antiguas. Y el señor Jesucristo nos lo advirtió: “Porque habrá entonces una gran tribulación, cual no la hubo desde el principio del mundo hasta el presente, ni volverá a haberla. "Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, y las fuerzas de los cielos serán sacudidas” (Mateo 24.21-29)

De esta manera la sabia naturaleza, conducirá sus energías y sus ciclos defendiéndose de quienes le hacen daño: ¡Los humanos!. Estamos avisados desde hace más de 2,500 años. Los tontos harán caso omiso a esta verdad; pero los que deseemos que la historia sea positiva en esta era, debemos virar nuestra conducta, respetando y amando lo más preciado de la misma naturaleza: ¡Los humanos!, sean los recién concebidos o sean los nacidos de cualquier edad.

No es que esperemos un castigo de Dios. Dios es un padre, no castiga; pero siempre nos advierte para que no caigamos en el abismo. Si un conductor hace caso omiso a un aviso en la carretera, “Curva Peligrosa disminuya la velocidad”, su accidente no es un castigo de quién puso el aviso; sino que es “castigo” de su propia negligencia. Así sucede en el camino de la historia con las profecías y los mensajes de Dios y nuestra conducta.

Destino de los Niños Abortados

¿Qué pasa con los niños asesinados en un aborto?. Luego de un sufrimiento similar al de la crucifixión,  en el que la madre condena al inocente y el carnicero se encarga de atravesar los clavos en los miembros y la lanza en el pecho; su cuerpecito queda en la cruz. Pero el niño vuelve a Dios. Sin embargo muchos de ellos deben volver porque es necesario que cumplan su propio ciclo. Y su vuelta será en un nuevo nacimiento a través de la reencarnación.

El conocimiento de la reencarnación fue proscrito de la Doctrina Cristiana, por Justiniano Emperador Romano el año 543. Quien con la sumisión cómplice de la jerarquía de la Iglesia Católica, impuso esta proscripción con anatema; es decir con pena de muerte para quién lo reconociera. Pues el conocimiento de la reencarnación era un inconveniente para el control político del imperio. Puesto que desde el Concilio de Nicea del año 325, convocado por el emperador Constantino, el control político del imperio Romano empezó a ejercerse apoyado fuertemente en la emergente religión Cristiana; modificándose desde ese entonces, los fundamentes de la doctrina de los apóstoles, a medida de las necesidades del poder político de los emperadores.

“Es difícil de creer pero quien proscribió el concepto de reencarnación del Cristianismo fue... ¡un emperador romano!

Y lo hizo por propósitos muy mundanos.

Verás: En el año 543 de la era presente, el Emperador Justiniano (considerado por los historiadores como el último emperador romano), convocó un sínodo en Constantinopla, con el único propósito de condenar las enseñanzas de Orígenes sobre la doctrina de la reencarnación aunque el pretexto fue otro: Deliberar sobre los "Tres Capítulos" de las iglesias disidentes (consideradas por Justiniano como rebeldes y heréticas) que no se encontraban bajo el poder directo de Roma. Orígenes era en ese entonces, el más respetado y amado Padre de la Iglesia cristiana original” (http://144000.net Reencarnación en la Biblia Parte I).

“De este modo sabemos que Dios concede una nueva vida a aquéllos espíritus que, debido al arrepentimiento, sabrán reconocer en cada nueva vida, una nueva oportunidad para enmendarse, pues ciertamente, quien no se enmienda no puede entrar al Reino. Y los espíritus que no se arrepienten de sus errores, permanecen en el valle espiritual en tinieblas sin reencarnar (véase I Pedro 3:18 al 20).

Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el

que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar

en el reino de Dios.

Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es

nacido del Espíritu, espíritu es.

Juan 3;5,6

(http://144000.net Reencarnación en la Biblia Parte I).

Por otro lado Francisco Bartra nos dice:

“En el Libro 2, capítulo 8 de la obra de Flavio Josefo, “La guerra de los judíos” encontramos una referencia directa a la reencarnación cuando hablando de los fariseos dice la frase siguiente:

“Piensan que el alma es imperecedera, que las almas de los buenos pasan de un cuerpo a otro y las de los malos sufren castigo eterno.” (http://www.renacelaverdad.com Una Prueba Incontrovertible de la Reencarnación en la Biblia)

El señor Jesús, en una conversación con “la hija muy amada de Dios”, refiriéndose a los niños abortados, le dijo: “Ellos son después los equivocados”. En efecto, después de la experiencia tan terrible, del bebé, en la que su misma madre lo mata; ese inocente ser, que ama entrañablemente a su madre, debe quedar con un vacío, una desilusión y una pena muy grande en el corazón; una desconfianza total en el género humano. De tal manera, que cuando vuelve a nacer arrastra esa sombra, que después lo lleva a equivocarse en la vida.

¡Podemos Evitar la Destrucción del Planeta!

“Porque habrá entonces una gran tribulación, cual no la hubo desde el principio del mundo hasta el presente, ni volverá a haberla. Y si aquellos días no se abreviasen, no se salvaría nadie; pero en atención a los elegidos se abreviarán aquellos días” (Mateo 24.21-22). “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”. (Mateo 35)

De acuerdo a esta profecía del Señor Jesucristo, la tierra, literalmente, nos vomitará. Y esto es inexorable.

Sin embargo debemos recordar, que también hubo una profecía de la destrucción de Nínive, que fue anunciada por el Profeta Jonás, enviado por Dios:

"Levántate, vete a Nínive, la gran ciudad, y proclama contra ella que su maldad ha subido hasta mí. Jonás comenzó a adentrarse en la ciudad, e hizo un día de camino proclamando: ‘Dentro de cuarenta días Nínive será destruida’. Los ninivitas creyeron en Di-s: ordenaron un ayuno y se vistieron de sayal desde el mayor al menor. Que se cubran de sayal y clamen a Di-s con fuerza; que cada uno se convierta de su mala conducta y de la violencia que hay en sus manos. ‘¡Quién sabe! Quizás vuelva Di-s y se arrepienta, se vuelva del ardor de su cólera, y no perezcamos’. Vio Di-s lo que hacían, cómo se convirtieron de su mala conducta, y se arrepintió Di-s del mal que había determinado hacerles, y no lo hizo”. (Jonás 1:2-10)

Y luego del arrepentimiento de los ninivitas y el cambio de su conducta, la misericordia de Dios evitó la destrucción de Nínive, que pudo haberse destruido como Sodoma y Gomorra.

Entonces aún tenemos la oportunidad de cambiar nuestra conducta y la misericordia de Dios, hará que un terrible terremoto se convierta en cientos de inocuos temblores, y el calentamiento global se detenga y la capa de ozono se regenere, y la violencia del clima cambie. Así como cuando la terrible tempestad en el lago Tiberíades amenazaba con naufragar la barca de los pescadores, y a una orden de Jesucristo la tempestad amainó: “De pronto se levantó en el mar una tempestad tan grande que la barca quedaba tapada por las olas; pero él estaba dormido. Acercándose ellos le despertaron diciendo: ‘¡Señor, sálvanos, que perecemos!’.  Díceles: ‘¿Por qué tenéis miedo, hombres de poca fe?’ Entonces se levantó, increpó a los vientos y al mar, y sobrevino una gran bonanza. Y aquellos hombres, maravillados, decían: ‘¿Quién es éste, que hasta los vientos y el mar le obedecen?" (Mateo 8, 24-27).

Ni hay fuerza ni tecnología humana que pueda impedir que la violencia de los cataclismos nos destruya la actual civilización; solo hay una fuerza en el universo a la que podemos apelar: EL AMOR Y LA PAZ que está sembrado en el corazón de los hombres, y que debemos hacerlos germinar y cultivarlos. Y solo así la misericordia de Dios amainará los cataclismos, con la misma fuerza que detuvo el giro de la tierra por el lapso de un día.  “Entonces habló Josué a Adonai, el día que Adonai entregó al amorreo en manos de los israelitas, a los ojos de Israel y dijo: ‘Deténte, sol, en Gabaón, y tú, luna, en el valle de Ayyalón’. Y el sol se detuvo y la luna se paró hasta que el pueblo se vengó de sus enemigos. ¿No está esto escrito en el libre del Justo? El sol se paró en medio del cielo y no tuvo prisa en ponerse como un día entero” (Josué 10, 12-13). Y también retrocedió el giro de la tierra: “Isaías respondió: ‘Esta será para ti, de parte de Adonai, la señal de que Adonai hará lo que ha dicho: ¿Quieres que la sombra avance diez grados o que retroceda diez grados?’. Ezequías dijo: ‘Fácil es para la sombra extenderse diez grados. No. Mejor que la sombra retroceda diez grados”. Esto fue corroborado científicamente, cuando en los laboratorios de la NASA descubrieron que: ¡FALTA UN DÍA EN UNIVERSO!: la tierra se detuvo 23 horas y 20 minutos en la época de Josué y en la época del rey Ezequías la tierra retrocedió haciendo desaparecer de la historia 40 minutos; 24 horas, un día entero . (http://www.youtube.com)

Hacer germinar y cultivar el amor en nuestros corazones, necesariamente pasa por detener la matanza de nuestros hijos con los abortos.

En Defensa de la Vida

Hay mucha gente que se opone al aborto, muchos movimientos “Pro Vida”, miles de activistas contra el aborto; si bien esto palia la cantidad de abortos, se ve que no es suficiente. Decía la “Madre Teresa de Calcuta”: “No los aborten, dénmelos a mí”. Ese es uno de los caminos para evitar muchos abortos, crear Refugios donde cobijar a la madre y al niño salvado.

Inicio y Responsabilidad del Aborto

En realidad la responsabilidad del crimen del aborto no nace en el momento de la decisión de abortar, sino en el momento de la decisión de mantener relaciones sexuales irresponsablemente. Y luego la injusta e inmensa presión familiar y social, sexista, a la mujer, que le deja toda la responsabilidad doméstica de la crianza de sus hijos.

Más aún, la responsabilidad de los millones de crímenes abortorios, es del momento social, en el que los padres nos apartamos del cuidado minucioso y amoroso de los hijos; en el que la sociedad prácticamente esconde a los jóvenes la opción de la continencia y dominio personal de su sexualidad, la opción de postergar su actividad sexual. Y la carnicería abortoria empeora en el momento irracional de la humanidad en que empezó a exacerbar la sexualidad, con todas las formas y medios que se pudiera; sea con el bombardeo publicitario utilizando escenas sugestivas al acto sexual, sea distribuyendo preservativos a jóvenes aún impúberes. Exacerbando la sexualidad en adultos, jóvenes y ¡niños!. Alentando y exacerbando a dar rienda suelta a los instintos. Y el único afán de todo este caos moral, es el lucro a cualquier precio, sin dar importancia a las consecuencias; sobre todo el lucro en los negocios relacionados con el sexo; en el que se juegan inmensos capitales con grandes utilidades.

Control de la Natalidad Controlando la Sexualidad

Paradójicamente, se inició la exacerbación de la sexualidad en el mundo, en la década de los años 60 del siglo pasado con la cultura del “amor libre”, la “eliminación de tabúes” y otros; y también se inició el “control de la natalidad”. Colocando al aborto como uno de los métodos del control natal. Cuando la única forma racional de controlar la natalidad es controlando la sexualidad.

Evidentemente, una persona que tiene control sobre sus instintos y sus sentidos, será de calidad superior, desde el punto de vista social; que otra persona que da rienda suelta a sus instintos y tiene una sexualidad irresponsable. Y, evidentemente, la evolución de nuestra sociedad a una Civilización Superior, será evolucionando la calidad de los humanos. Y la sociedad de la nueva era tendrá humanos que tengan un control absoluto sobre sus instintos y sus sentidos, y que su sexualidad esté basado en el absoluto amor y respeto a su pareja y al ser que reciban por la bendición de Dios.

Clasificación: 2.4 (25 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Omar Stanley

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.