Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 07 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La Abundancia Un Derecho Natural Pero Una Elección Personal

veces visto 950 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La Abundancia Un Derecho Natural Pero Una Elección Personal

La abundancia es una característica universal constante, sobresaliente e ilimitada. El universo en todas sus manifestaciones la demuestra continuamente: cantidad de agua, luz, seres humanos, plantas, animales, alimentos, frutas, hortalizas, cosechas, tiempo, espacio, estrellas, moléculas, átomos, partículas, etc. Son prueba de una abundancia total que no conoce límites.

Y en un plano meramente humano de abundancia, tenemos la multitud de talentos e inteligencia que cada hombre tiene en potencia y entrega o puede entregar para aumentar su calidad de vida y ayudar a otros a lograrlo.

En solo el cuerpo humano existen aproximadamente 100 billones de células y cada vez que se observa el cosmos con mayor detalle las cantidades de vida y elementos son incontables.

En este sentido nuestro universo no conoce restricciones y siempre se renueva así mismo, generando de la mano del creador vida y riqueza sin límites.

Siendo el hombre un ser racional y muy cuantioso en cuanto a la cantidad de elementos y células que lo forman, existen cuatro riquezas fundamentales para la vida humana que son indispensables para la correcta administración de la abundancia universal. Son ellas:la riqueza espiritual, la riqueza mental, la riqueza emocional y la riqueza física.

Cuando se habla de abundancia, muchas personas tienden a asociar este concepto casi de manera inmediata con el dinero, pero el dinero aunque también es muy abundante en el mundo y forma parte de la gran riqueza universal, es apenas una pequeña muestra de la enorme cantidad de bienes que nos rodean en la vida.

Definamos entonces un poco estas cuatro riquezas que acabo de mencionar:

*Riqueza Espiritual:

Es aquella parte que define nuestra relación con el creador y su influencia en nuestra vida constante o cotidiana.

Aunque existan algunos escépticos que niegan la existencia de Dios, los resultados en cambio no pueden ser más evidentes y demostrativos.La búsqueda del ser supremo en el hombre es una constante universal. Por cada uno que dice no creer hay cientos, miles o millones de personas que buscan y encuentran una respuesta concreta al dilema de la vida y su trascendencia.

La parte espiritual en el ser humano es de acuerdo con la PNL, ciencia que estudia el éxito,la parte más importante y definitiva para gobernar de manera permanente la conducta y el destino de todo hombre. Es decir que una pequeña variación en esta  característica causa una modificación radical en todos los demás aspectos de la vida. Así ha sucedido con miles de personas que después de llevar una vida desordenada, conocen su camino espiritual y jamás regresan a su estilo de vida anterior.

La caractística fundamental que hace de la parte espiritual una gran riqueza, es que es la única que satisface con plenitud las ansias infinitas que tiene el ser humano de felicidad y bienestar.

*Riqueza Mental:

Con nada más que 5´600.000.000 en promedio de células nerviosas en solo el cerebro humano sin contar nervios, médula espinal, y cerebelo, nuestro universo hace gala de una abundancia y riqueza indecibles, lo que nos permite ser muy productivos en muchos campos de la vida personal, laboral y social. Dicho por multitud de expertos desde médicos neurólogos hasta gurús financieros: nuestro cerebro es el activo más importante que tenemos para lograr una vida de calidad. Por tanto cada quien debe cuidarlo y desarrollarlo para progresar y trascender en todos los aspectos de la existencia.

*Riqueza emocional:

Las emociones se definen de manera práctica como pensamientos, ligados a sensaciones.

Y precisamente debido a esta sinestecia (método empleado para definir esta relación en PNL) ,con la que todo ser humano es dotado, es posible trascender los problemas cotidianos, fijar metas y cumplirlas, y vivir con intensidad los momentos importantes particulares en las relaciones interpersonales. De otra manera seríamos simples máquinas que responden a estímulos, sin involucrarse y entregar todo de sí.

Las emociones constituyen una riqueza crucial en el hombre, porque le permiten cristalizar los proyectos más importantes. Hablándolo en otros términos por medio de ellas desarrollamos pasión por nuestra finalidad en este mundo y cumplimos los sueños, objetivos y metas que más nos acercan a ella.

*Riqueza Física:

Nuestro cuerpo constituye una riqueza única con miles de millones de células que forman cada sistema vital: óseo, nervioso, autónomo, circulatorio, digestivo, etc.

Es una obra maestra de la perfecta coordinación y adaptación a nuestro medio ambiente en la tierra.

Sin embargo esta riqueza necesita una adecuada valoración y cuidado, por lo cual la salud es uno de los bienes primarios que necesita el ser humano para tener una vida digna y productiva.

El abuso en la salud y su descuido es a nivel físico el problema más crítico que afronta nuestra sociedad, donde las personas que lo padecen acortan su vida de manera dramática o llegan a una vejez lamentable llena de impedimentos que termina con todo o casi todo el capital económico que hicieron.

Hemos hablado de estas cuatro riquezas porque son el pilar fundamental de la abundancia universal presente en nuestra vida y deben estar en equilibrio para tener una vida plena y abundante. Y sin ellas los demás complementos como el dinero, las posesiones y los bienes materiales no tienen importancia, no tienen ningún tipo de significado, ni se pueden disfrutar con plenitud.

Actualmente vivimos en una sociedad frenética, consumista y hedonista en lo que se refiere al valor de la abundancia y la riqueza. Las personas son impulsadas a conseguir el dinero para satisfacer necsidades de consumo cada vez mayores y por otra parte sintiéndose incompletos casi tan pronto como adquieren bienes materiales para llenar el vacío que los medios de comunicación y otros agentes de la información inyectan de manera continua en las grandes masas de público.

La abundancia como el título de este artículo lo manifiesta, en un derecho natural porque todos la llevamos dentro, como se explicó en las cuatro riquezas fundamentales y vivimos en ella, es decir presente en nosotros mismos y en nuestro universo infinito en vida y elementos. Pero es una elección personal al tomar consciencia de quienes somos y lo que nos rodea, por eso no debemos buscar los adheresos como el dinero y los bienes materiales como una forma de sentirnos ricos, porque con ello estamos negando nuestra riqueza básica.

No obstante el buscar medios económicos y materiales para vivir mejor es un ideal valioso en todo aspecto, pero necesitamos ante todo administrar estos complementos por medio del cuidado y desarrollo de nuestras cuatro riquezas fundamentales: espiritual, mental, física y emocional.

Si te encuentras en la búsqueda de la abundancia y crees no tenerla,repite esta afirmación a diario por lo menos durante un mes antes de dormir y al despertar para comenzar el día, y en momentos de necesidad:

“Libero la Abundancia que desde siempre y sin yo saberlo, ha sido parte de mí “

Si estás interesado(a) en llevar a la práctica estas orientaciones y conceptos sobre la abundancia en tu vida diaria,

visítanos ahora en:

http://www.crearfuturoglobal.com/la-abundancia-un-derecho-natural-pero-una-eleccion-personal/

Clasificación: 2.5 (17 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Camilo Parrado M. Director Crear Futuro Global www.crearfuturoglobal.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.