Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 07 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La autoestima y la pareja

veces visto 950 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Las personas con una Autoestima Baja tienen propensión a equivocarse inconscientemente en ese momento en que están en la búsqueda de su pareja.

Dependiendo del concepto que tengan de sí mismos, que es pequeño o pobre, se limitarán en la selección de su pareja, ya que si creen que valen poco buscarán otra persona que valga poco, incluso menos de lo -que creen- que valen ellos, porque están convencidos de que no se merecen más.

En su interior imaginan que saben el riesgo que corren si seleccionan una persona que esté por encima: que cuando se den cuenta de lo poco -que creen- que uno vale, le dejen y se vayan. El sentimiento de fracaso planea sobre su pensamiento y no les permiten escaparse de su influencia.

Si han conseguido establecer una relación, tendrán tendencia a creer que los problemas que surjan entre ambos se deberán, principalmente, a su poca valía. Si no son felices, es por su culpa –eso es lo que creen-. Si no prosperan económica o socialmente, es por su forma de ser y su inutilidad –eso es lo que creen-. Si hay un problema, tendrán dificultades para encararlo y dejarán la resolución en manos de su pareja.

Hay otro problema añadido: como –creen que- valen poco, serán absolutamente sumisos en la relación, y sobre ellos pesará la sensación continua de que pueden ser abandonados, así que vivirán una unión de dependencia, y harán cualquier cosa para que su pareja no le deje.

Este es un tipo de relación insana. Quien lo hace así, acude a una relación en desigualdad. Y si la otra parte se da cuenta de su posición dominante, y la quiere utilizar en contra de su pareja, le humillará, le someterá, y podrá convertirle en su esclavo.

La persona con Autoestima Baja puede establecer una relación adictiva y de dependencia, ya que al tener únicamente a su pareja como apoyo, (porque ya que se ha dado cuenta de lo poco que uno –cree que- vale, pero a pesar de ello sigue a su lado), pensará que es la única fuente emocional a la que puede aferrarse, y esto puede llegar a convertirse en algo insano.

Como creen no tener valía, piensan que tampoco tienen nada que aportar a la relación, por lo que ésta se mantendrá en una situación estancada, salvo que sea la otra parte quien tire de la relación, cosa que hará, probablemente, hasta que se dé cuenta del esfuerzo y el desgaste que realiza, y piense que lo poco que recibe a cambio no le compensa.

El amor muere de falta de ilusiones sin la aportación de los dos.

Ante una situación de contradicción con su pareja, quien tiene la Autoestima Baja prefiere no entrar en conflicto, ya que –cree que- corre el riesgo de perder a su pareja si discuten. Admitirá la culpa por lo que sea y, de ese modo, seguirá contaminando la relación, ya que es habitual que se produzcan roces y ligeros desencuentros en una convivencia, y solo hablando sinceramente de los sentimientos reales, de lo que de verdad le pasa a uno, de los miedos y el amor, se pueden conocer mejor o se pueden aclarar los malos entendidos.

Más peligros de estas personas en una relación: como la única fuente de atención sentimental proviene de su pareja, puede llegar a estar obsesivamente encima de ella, para no alejarse y no quedarse sin nada, y puede que esto lo interprete la pareja como agobiante, o como un control riguroso y obsesivo, que no es nada agradable. Tendrán que cuidarse de dar espacio y libertad a su pareja: si siguen juntos es por la propia voluntad del otro, así que mejor evitar los agobios y aún menos mostrar celos.

En la relación de pareja, quien tiene la Autoestima Baja sospecha que, aunque haya mostrado al principio, y en el día a día, su poca valía, la otra persona puede llegar a cansarse de soportarle, de su forma de ser, y puede dejarle en cualquier momento.

Para esta posibilidad, se prepara errónea e inconscientemente.

Procura no dar mucho en la relación, para no sentirse muy mal si esta se rompe, y puede ser que se rompa, precisamente, por lo poco que aporta.

Cualquier crítica que el otro haga, aunque sea inocentemente o con la mejor voluntad, puede ser mal interpretada, puede sentirse como una amenaza, como un menosprecio, y puede desencadenar un conflicto interior: desde la confirmación de que uno vale poco, hasta el pensamiento recurrente de que le va a abandonar por lo poco que –cree que- vale.

Si estás en una situación de Autoestima Baja y realmente quieres mantener tu relación, tendrás que hacer cosas por ti y por el bien de la relación. Tendrás que mostrar que eres digno de ser amado, y para ello tendrás que realizar todo un Proceso de mejoría; un Proceso de descubrimiento por el que consigas estabilizar tu estima y disfrutarla.

Pregúntale a tu pareja qué le gusta de ti, para reforzarlo, y qué no le gusta, para tratar de evitarlo.

Conviértete en una persona optimista y vital, ilusionada y esperanzada, una persona apetecible como pareja y como ser humano.

Si ello te requiere un esfuerzo extraordinario, tendrás que realizarlo.

Tanto tú como tu relación, lo merecéis, ya que ambos vais a ser quienes disfruten de esa nueva situación.

Pregúntale a tu pareja si te sigue amando.

Si la respuesta es positiva, convéncete entonces de que eres válido para tu pareja, y de que eres amado, pero valora cuánto se vería incrementada en amor ese maridaje si fueras capaz de convertirte en una persona mejor aún, cosa que puedes conseguir en cuanto abandones el concepto que tienes de ti y lo sustituyas por otro mejor, lo que te convertiría, automáticamente, en un ser más deseado y amado.

Si, por el contrario, te responde que no sigue enamorada de ti, pregúntale cuáles son los motivos, qué es lo que no le gusta o lo que le molesta, y haz todo lo posible para modificarlo, siempre y cuando no sea algo que atente contra tu dignidad o tu valía.

A la relación de pareja hay que presentarse con la Autoestima saneada y la integridad en su sitio, haciéndole ver al otro que es el afortunado elegido, y es quien va a tener el placer de compartir su vida contigo. Si no es así, parece que uno vaya mendigando migajas de amor, o lástima, y eso, que al principio puede parecerle cómodo a la otra parte, acaba cansando, porque una persona con una estima sana quiere a su lado a otra persona similar.

Escrito por Francisco de Sales, creador de www.buscandome.es, orientada al Crecimiento Personal a través de la Psicologia y la Espiritualidad.

Clasificación: 1.9 (13 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.