Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 09 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El Aprovechamiento o Desperdicio de las Oportunidades para el Éxito

veces visto 1286 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El Aprovechamiento o Desperdicio de las Oportunidades para el Éxito

La gran mayoría de personas en este mundo quieren el éxito y  tener accceso a oportunidades para progresar en su vida, personal, familiar y social y de modo especial en el campo económico. Sin embargo el aprovechamiento o el desperdicio de las oportunidades es un hecho estimulante para unos, pero trágico y desastroso para otros.

Infortunadamente para muchos las oportunidades en los diferentes campos de acción humanos y económicos pasan desapercibidas y si se presentan la gran mayoría de ellas lo hacen de una manera tal que sólo son visibles para quienes tienen la mente entrenada y preparada para reconocerlas.

Las oportunidades normalmente no vienen de la forma que esperamos o deseamos, o según nuestras reglas y requieren entrenamiento y esfuerzo mental para reconocerlas y aprovecharlas, y no desperdiciarlas. Adicionalmente siempre tienen una cuota de riesgo implícito y por ello muchas personas las dejan pasar aún si las reconocen, porque temen enfrentarse con la incertidumbre y no tener control sobre todas las variables que entran en juego.

Una de las causas que más malogra el aprovechamiento de las oportunidades sobre todo en el campo económico son los paradigmas o modelos de pensamiento inconscientes que han sido injertados en las mentes de las personas desde su niñez hasta la edad adulta.

Entre esos modelos de pensamiento erróneos están pensamientos como:

Hay que estudiar y estudiar y estudiar para tener acceso a oportunidades económicas decentes y lucrativas. El empleo y la inversión en Educación Tradicional en programas académicos y carreras que llevan varios años para graduarse y cursos de postgrado como las mejores formas y la más comprobadas para tener éxito y abundancia económica en la vida. Lo nuevo es peligroso mientras no se compruebe que un número grande de personas lo hayan hecho. Es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer. No correr riesgos calculados sino ir a la fija y tener en general aversión al riesgo. Hacer empresa no es fácil y es para privilegiados que o bien heredan un patrimonio cuantioso o tienen supercapacidades mentales, influencias y suerte, o estrella como dicen otros.

Todos estos paradigmas que son pensamientos injertados, afirmados y repetidos por el propio individuo así como por su entorno familiar, laboral, social y algunas veces por los medios de comunicación como la TV, la radio y la prensa condicionan la mente del ser humano de tal forma que sólo puede ver y reconocer las oportunidades que hayan sido registradas previamente como tales de acuerdo a su programación mental.

Es así como muchas personas hablan de las oportunidades economicas con frases tales como: ¡me salió la oportunidad de trabajar para esta u otra empresa en un cargo donde me pagan más!, o ¡voy a entrar a hacer tal curso de postgrado para escalar en la compañía donde trabajo e ingresar a un mejor cargo!, etc.

Y aunque muchas de estas expresiones no son mentiras, porque desde luego esas son las reglas de ascenso económico que siguen las empresas de corte tradicional, no ocurre así ahora en pleno siglo XXI cuando estamos en la Era de la Información y de la Revolución Digital.

La Era Industrial que comenzó desde la segunda mitad del siglo XVIII y cuyas secuelas han permanecido hasta nuestros días ha sido la responsable por una parte de muchos avances en materia de adelantos mecánicos y tecnológicos que han impulsado significativamente la calidad de vida del hombre, pero también de la creación de paradigmas obsoletos que perduran todavía en este tiempo, como los que hemos nombrado y que enceguecen e inutilizan a las personas para identificar las oportunidades de la era de la información.

La Era de la Información y de la Revolucion Digital por otra parte comienza oficialmente a principios de la década de los noventa del siglo XX  con la invención e introducción de la red mundial de información Internet y sucesivamente de la mejoría en los equipos de cómputo cada vez con mayor capacidad y menor tamaño como los portátiles, y herramientas para la comunicación como los teléfonos celulares y de última teconología.

Gracias todo este apalancamiento tecnológico, la información del ser humano en general ha dado un salto de tal magnitud que en menos de 20 meses se duplica y a medida que se introducen nuevas tecnologías el proceso se acelera.

Por tanto así como la tecnología avanza de modo tan vertiginoso, es necesario que los modelos mentales o paradigmas del hombre evolucionen con ella.Y especialmente esto se hace necesario y urgente en el campo de las oportunidades económicas.

En este momento la organización mundial del trabajo (OMT) afirma que en el año 2012 habrá doscientos millones de desempleados en todo el mundo. Una cifra muy alta si se tiene en cuenta que se está hablando del empleo como fuente primaria de ingresos y en muchos casos del reflejo de la dependencia crónica de una mentalidad anticuada de la Era Industrial puesta en las masas de: educación, especialización y ascenso por la escalera corporativa para obtener iguales o mayores oportunidades económicas.

Hoy en día para nadie es un misterio que la Internet se ha convertido en un medio poderoso y efectivo para la difución de la información a todo nivel en texto, imagen, audio y video y que esto permite aceleradamente la interacción de las personas en todo el mundo y el comercio de productos y servicios.

Por esta razón todas las empresas importantes y aquellas que estén en camino del reconocimiento del público nacional y mundial están obligadas hoy a tener presencia en la red.

Por lo tanto hoy la Internet es el medio principal donde el comercio de productos y servicios encuentra su mayor plataforma para acceder al mercado local e internacional.

Sin embargo para participar de los beneficios de la Era de la Información parecen estar mejor enteradas las empresas que las personas de las oportunidades económicas, porque muchas de ellas creen que la Internet no tiene todavía la suficiente credibilidad o capacidad para ofecer al público una alternativa laboral estable y de proyección.

Internet paga hoy dia más de ocho mil millones de dólares mensuales a quienes venden y comercian productos y servicios a través de la red. Esto incluye empresas y personas como en el caso de los  emprendedores que se deciden, comienzan y consolidan un negocio en línea. De modo que esta cifra sobrepasa culaquier opinión que se tenga de si tiene credibilidad como medio económico de vanguardia.

Pero quizá el mayor temor de las personas novatas en los negocios en línea es que creen que en la Internet lo que más se encuentra son promesas falsas y estafas, y por otro lado que necesitan estudiar mucho como un Ingeniero de Sistemas para poder tener una oportunidad en los negocios por Internet.

Pero nada más lejos de eso primero porque si bien han existido estafadores a través de la red y sitios fraudulentos, hoy en día los motores de búsqueda como Google, Yahoo, Bing y Ask y otros,permiten conocer con más detalle la veracidad de una propuesta que se anuncia y de las condiciones o reglas que se exigen en el medio virtual para pagar y confiar en empresas y/o personas que ofrecen oportunidades, productos y servicios.

Por otra parte lo de la educación en Internet es algo que tiene ya una metodología muy avanzada a costos económicos mínimos que produce resultados puntuales y efectivos,lo  que se conoce como Educación Práctica ya que hay miles de tutoriales y recursos que enseñan métodos comprobados paso a paso que muestran por ejemplo como hacer un negocio en línea y promocionar efectivamente productos y servicios.

Esto hace que la inversión tanto en tiempo como en dinero sean mínimas comparada con la inversión que hacen las personas como Robots en la Educación Tradicional que cuesta tanto en términos económicos y de tiempo, que no garantizan resultados económicos.

Por tanto haremos unas breves recomendaciones para aprovechar las oportunidades de la Era de la Información y evitar su desperdicio:

Primero que nada toma consciencia de que tus modelos mentales de progreso económico han sido aprendidos y muchas veces heredados de una tradición que viene de la Era Industrial que si bien en ciertos aspectos son válidos todavía como tener un empleo para alcanzar un modo de vida decente, no son ninguna garantía para construir abundancia en la Era de la Información. Si tienes un empleo y buscas mayores oportunidades económicas comienza un negocio a tiempo adicional o parcial como un multinivel o un negocio en línea, en lugar de invertir más dinero en especialización para ascender por la escalera corporativa como lo recomienda el gran Gurú de las finanzas Robert Kiyosaki. No luches internamente ni externamente con una megatendencia como Internet porque es el medio que ha revolucionado, revoluciona y revolucionará la información y los negocios en todo el planeta. La educación tradicional es muy importante como proceso evolutivo para el cerebro pero especialmente no tengas como base económica únicamente lo que aprendiste en tu carrera o profesión para ser exitoso(a) hoy en la era de la informacion. Invierte tiempo y dinero en recursos de la Educación Práctica. Observa como estos nuevos conocimientos se integran a tu vida y te permiten optimizar el tiempo, maximizar tus ganancias económicas e identificar mejor las oportunidades que se presentan en la Era de la Información. Especialmente utiliza recursos y libros de Autoayuda y Superación porque son las herramientas clave para romper paradigmas, disminuir la resitencia al cambio y estimular tu mente para reconocer y aprovechar las oportunidades. Aprende a correr riesgos calculados para explorar y explotar las recompensas que vienen con las oportunidades y a corregir estrategias en el proceso de mejoramiento continuo hacia tu meta u ojetivo económico.

Clasificación: 2.5 (17 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Camilo Parrado M. Director Crear Futuro Global www.crearfuturoglobal.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.