Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 11 de diciembre del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El Gato Mascota y compañero

veces visto 11322 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El Gato Mascota y compañero

La mayoría de los científicos considera que las variedades de pelo corto del gato doméstico derivan del gato Felis libyca, una especie de gato salvaje africano domesticada por los antiguos egipcios, quizás ya desde el 2500 a.C., y transportada por los caballeros de las Cruzadas a Europa, donde se mezclaron con los gatos salvajes autóctonos más pequeños. Las razas de pelo largo podrían descender del gato salvaje asiático. A través de los siglos, el gato ha mantenido prácticamente el mismo tamaño, con un peso aproximado de 4 kg al completar su desarrollo, y han preservado su instinto para la caza solitaria.

Las garras del gato están diseñadas para capturar y sujetar a su presa. Las uñas, afiladas, curvas y retráctiles, están enfundadas en una almohadilla suave y curtida al final de cada uno de los dedos de las patas y las saca para pelear, cazar o trepar. El gato marca su territorio arañando y dejando su olor en árboles u otros objetos; sus uñas dejan arañazos visibles y las glándulas odoríferas de las almohadillas su olor. Los dientes del gato tienen como fin morder, no masticar. Los poderosos músculos de su mandíbula y sus afilados dientes le permiten dar un mordisco mortal a su presa.

La vista del gato está excepcionalmente adaptada a la caza, especialmente de noche. Tiene una excelente visión nocturna, visión periférica muy amplia y una visión binocular que le permite calcular distancias con exactitud. La visión diurna del gato no es tan buena como la de los humanos; los gatos ven el movimiento con mucha más facilidad que el detalle y se cree que sólo pueden ver una gama limitada de colores.

El gato tiene un oído extremadamente sensible. Puede oír una amplia escala de sonidos, incluso los ultrasónicos. Su sentido auditivo es menos sensible a las frecuencias bajas, lo que podría explicar por qué algunos gatos domésticos son más receptivos a las voces femeninas que a las masculinas. El gato hace girar las orejas independientemente para concentrarse en diferentes sonidos.

El olfato del gato está muy desarrollado, juega un papel vital en la búsqueda de alimento y en la reproducción. Muchas de las señales sociales de los gatos domésticos toman forma de olor: por ejemplo, los machos, aparentemente, pueden oler una hembra en celo a centenares de metros.

El gato tiene el sentido del gusto especializado de una manera peculiar: tiene poca capacidad para detectar lo dulce, pero es muy sensible a ligeras variaciones en el sabor del agua. La lengua del gato está cubierta de protuberancias ásperas, o papillas, que utiliza para raspar la carne de los huesos. También utiliza la lengua para limpiarse. Los bigotes o vibrisas, son muy sensibles al roce más leve y los utiliza para advertir obstáculos y notar cambios en el entorno, con poca luz le sirven para encontrar el camino.

Clasificación: 2.0 (28 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Como ganar un ingreso adicional en la bolsa de New York, y disfrutar los placeres que te da la vida. "Tu oportunidad es ahora"

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.