Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 22 de mayo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Maestro Nahúm

veces visto 1322 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Le escribo esta carta de agradecimiento desde las ruinas históricas de Macchu Picchu y Chanchan, cuna de los Incas y emporio cultural y religioso de los Mochicas. Los médicos exitosos, en el sentido tridimensional de la palabra, con el paso de los años van alimentando su Ego, con soberbia y Vanidad hasta creerse Dioses, por ello cuando mi hija, la Dra. Karin Palacios, me persuadía que visite México DF para pasar consulta con UD. Y en su afán de persuadirme, me refería sus méritos académicos y científicos, yo pensaba que me encontraría con un médico extranjero distante y tal vez poco amigable.

Sin embargo fue muy grata mi sorpresa al conocerlo, al referirle mi compacto clínico, al platicar, nos extendió sus manos amistosas, en un dialogo franco y diáfano, que parecíamos Viejos amigos, luego me impresionó su percepción científica de la enfermedad, luego su Acertada planificación, sin vehemencias, sin apresuramientos, sino al contrario con la "prudencia de los Dioses y la sencillez de la paloma", como solían hablar los griegos antiguos de sus sabios, además en un gesto fraterno, solidario y humanitario nunca extendió recibos por las múltiples consultas, hospitalizaciones, indicaciones y consejos.

Estimado Doctor Nahúm, el Hospital Médica Sur, debe sentirse orgulloso por tenerlo como Médico de Planta e Investigador, porque su práctica profesional está impregnada de Valores

Que enaltecen a la Medicina y le recuerdan al Mundo que aún hay médicos que son dignos herederos de los iconos e hitos de la Medicina, llenos de ciencia y prudencia, pictóricos de conocimientos y sencillez.

Gracias Dr. Nahúm por devolverme la ilusión de seguir viviendo y seguir sirviendo a la sociedad como ginecólogo-obstetra, pues "la Esperanza es el sueño del Hombre despierto". No tengo riquezas para poder cancelar todos sus servicios, por ello le remito esta carta de sincera gratitud para que la acrisole en algún rincón de su alma, como solía acrisolar Ambrosio Pare-el padre de la cirugía francesa- las gratitudes de sus pacientes.

Salud y larga Vida al servicio de la humanidad, estimado Dr. Nahum.

Clasificación: 2.8 (24 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Miguel Palacios Celi

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.