Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 30 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La nueva diaspora sudafricana

veces visto 14488 Veces vista   comentario 0 Comentarios

. El 5 de noviembre del 2013, los medios de comunicación, nos informaban de la muerte del líder histórico de la nueva Sudáfrica Nelson Mandela .EL hombre que pago con 27 años de cárcel, el intento de acabar, con un régimen político aberrante y repulsivo, el del apartheid, con la tiranía que la minoría blanca (y sus descendientes y asociados) ejercían sobre la mayoría negra. El hombre que soñaba con una nación arcoíris, de igualdad libertad y esperanza. . Murió, rodeado de conflictos familiares e intrigas palaciegas dentro de su partido, la CNA, (Congreso Nacional Africano) y de políticos y otros personajes, que no desaprovechaban oportunidad de fotografiarse con “MADIBA”, para sus propios intereses. Nelson Mandela el hombre admirado y venerado por la mayoría de un mundo que lo ha convertido en leyenda. Pero sus sucesores no ha sido ningún ejemplo. Su amada Sudáfrica, la única verdadera potencia del continente, cae en los mismos problemas que el resto de sus vecinos, africanos. Corrupción, autoritarismo, violencia, malas perspectivas económicas, y una desigualdad social y económica como nunca. Con el agregado de que se practique un singular apartheid, pero hacia los blancos quienes emigran a Canada,Australia,Inglaterra….drenando a Sudáfrica de capital humano invaluable para su desarrollos . BEE, la discriminación positiva El programa de discriminación positive (Black Economic Empowerment, es decir, la potenciación económica negra), creado con las buenas intenciones de darle crédito a los emprendedores negros, culmino con pocos proyectos exitosos, pero creo rápidamente una nueva elite de millonarios, todos relacionados sospechosamente con el gobernante CNA Una nueva generación de de privilegiados, con imponentes mansiones y exclusivos autos alemanes. Pero no termina ahí. Todos los empleos y servicios públicos son orientados a la gente de color, agreguémosle que en su política de discriminación positiva, por ley los equipos profesionales de rugby deben tener al menos a siete jugadores negros, entre ellos dos delanteros. Cinco de ellos también deberán comenzar los partidos como titulares. Como mencione, la riqueza no llego a todos, en sitios como Soweto, que el desempleo se sitúa en más del 40% (la cifra puede llegar al 70% entre los jóvenes de entre 20 y 30 años). Pero el premio se lo lleva la violencia. . Suráfrica es uno de los países más peligrosos del mundo, de acuerdo con las estadísticas. Alrededor de 18.000 surafricanos son asesinados cada año Un taxista congoleño, que trabaja a comisión, dice: “No me puedo parar en las paradas de taxis: me golpean. Este es un país de locos en el que son racistas todos contra todos”. Y es que los inmigrantes del resto de Africa, se llevan la peor parte. En materia de seguridad no se llegado más que contener la criminalidad a zonas y barrios acotados. EL Johannesburgo, antaño rutilante y rica –las minas de oro están al lado–, occidentalizada o, mejor, norte americanizada, es una tragedia humana portentosa. Los blancos que allí vivían en lujosos pisos del centro dejaron abandonadas sus casas y se vieron obligados a fundar ciudades-refugio extramuros, con un despliegue de seguridad privada superior incluso a la propia policía. Pero la mayoría considera que vivir así, es vivir en cierta forma es casi una existencia medieval resguardados en lujosos castillos pero prisioneros de sus murallas. No quieren esto ni para sí, ni para sus hijos y nietos. Emigrar se ha convertido en la única opción HE WHITE FLY. LA DIASPORA SUDAFRICANA. Desde 1995 se han perdido dos generaciones completas de blancos. Hoy la población blanca de Sudáfrica sólo llega a los 3.300.000, casi dos millones menos que en 1995, cuando habían 5,2 millones. El fenómeno tiene sus propio nombre.”The White fly” (el vuelo de los blancos o la huida de los blancos).Pero esta emigración, tiene sus consecuencias en la vida económica de Sudafrica.La pérdida se aprecia en el sector salud. Se calcula que existen 32.000 vacantes sólo de enfermeras en el sector público y, pese a que se ha puesto en marcha un plan para la construcción de hospitales y la mejora de los salarios y las condiciones laborales de los trabajadores, el éxodo sigue imparable. El país intento negociar, sin éxito, con Reino Unido para que éste no contrate a sus médicos y enfermeros (el 6% del personal médico en tierras inglesas es surafricano). Suráfrica se ve obligada a contratar médicos de países más pobres, como Ghana. Para lidiar con esto se espera la próxima generación, de especialistas en salud. El problema es que quienes se enseñaban también, han emigrado. Los médicos tienen que terminar su formación en el exterior. Todo esto se da en medio de un exhausto sistema sanitario que debe hacer frente con la pandemia del sida, con más de cinco millones de surafricanos afectados, una de las cifras más altas del mundo. Hasta mediados de los años 90, las multinacionales surafricanas podían competir en igualdad de condiciones con las principales firmas de Occidente. Hoy las escasas empresas sólidas que sobreviven de esa época sufren los embates del continuo intervencionismo estatal, que les obliga a contratar a un determinado número de directivos y empleados negros, lo que ha terminado por hacerlas ineficientes y cada vez menos productivas...”La mayoría de las antiguas grandes empresas sudafricanas se han vendido a grupos de inversionistas multinacionales, con sus cuarteles generales en Suiza o la City londinense. Un golpe duro para la economía sudafricana que en los 80s, se hallaba a la vanguardia, en la fabricación de armamentística, tecnológica, y el principal productor de alimentos del continente. Hoy en día la economía del país vive de la explotación de su riqueza mineral. Oro, uranio, diamantes, carbón… Y de los vaivenes de sus precios. Las propiedades de los blancos se han reducido un 33% al serles confiscadas sus tierras para entregárselas a la población negra. En la actualidad esas tierras han dejado de ser productivas. La ironía es que Sudáfrica tenía excedencia de producción hasta hace una década, pero la producción de alimentos empezó a decaer conforme las tierras les eran confiscadas a los blancos, y ahora es insuficiente, recurriendo a la importación de alimentos. Desde la oficina de recaudación de impuestos (patrimoniales, sobre todo), ya han dado la alerta. Y Es que estos los pagan las clases adineradas y las clases medias. Pero sólo un 1% de la población negra podría ser considerada de clase media, que es la que lleva el peso de la contribución a las arcas del Estado. La fuga de cerebros, de no frenarse o suplirse de alguna manera, sólo puede empeorar la situación: “Tendría que haber un enorme flujo de trabajadores capacitados para suplir las vacantes, y desafortunadamente ése no es el caso”, dice Cronjé, quien recuerda que la educación de los jóvenes negros todavía no se ha igualado a los estándares de la enseñanza que han recibido y reciben los blancos. Se calcula que por cada trabajador especializado que emigra del país se dejan de generar 10 puestos de trabajo de menor especialización. ¿Quién será capaz de sostener el nivel de productividad que alcanzó Suráfrica en los años 80 y que la situó más cerca de Suecia que de sus vecinos africanos? Nada parece indicar que el éxodo de la población blanca vaya a detenerse. Los escasos dirigentes negros que analizan la situación del país sin las anteojeras de los prejuicios supremacistas reconocen que son los blancos quienes producen más, mejor y pagan los impuestos que sostienen las políticas sociales del gobierno en favor de la población de color. Los que emigran son jóvenes profesionales y parejas con hijos menores de 10 años. Las consecuencias a largo plazo son nefastas para la economía surafricana, tanto por la pérdida de profesionales especializados, de los que el país se encuentra carente, como por la pérdida de contribuyentes a las arcas del Estado. La población blanca envejece y sólo pagará impuestos durante los próximos 20 años, según el estudio. Mientras, la población negra se emplea en el sector informal, que no paga tasas. La Sudáfrica que se intenta mostrar es las de las playas Durban,los safaris fotográficos de los grandes parques nacionales y la obligada visita al isla Roeben .Y su gran logro fue el mundial FIFA 2010.Pero hechos recientes como la el asesinato por la policía de 30 mineros ,que protestaban por las condiciones laborales y el hostigamiento y asesinato de granjeros blancos, las tensiones intertibales,el maltrato a los trabajadores negros de países vecinos,Zimbabue,Mozambique están mostrando la otra cara de la nueva Sudafrica,donde el himno de las juventudes del CNA es “un bóer--una bala”, (un granjero blanco, una bala)El taxista congoleño reflexiona. “Esto es un deja vu, bien conocido en África .ahora se enfrentan con armas de fuego, en 20 o más años se darán a machetazos, como en Ruanda” MICHAEL WILLIAMS,redactor freelance

Clasificación: 1.6 (18 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

MICHAEL WILLIAMS redactor freelance

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.