Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 20 de abril del 2024
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Laguna de Majupay: crónica de paisajes y leyendas

veces visto 2620 Veces vista   comentario 1 Comentarios

El poeta Armando Torregrosa se fue un día para la laguna de Majupay en busca de inspiración pero se hizo de noche sin que pudiera escribir una sola línea. Desesperado por la sequía literaria del momento fijó su vista en el horizonte y pudo ver a la distancia un anciano Wayúu, en cuyas barbas blancas se encendían de manera intermitente las luces resplandecientes de las luciérnagas.

Esa imagen de singular belleza le sirvió para comenzar a escribir los versos de su libro «Guajirindia» y para darle fuerza a la leyenda del abuelo de las barbas de maíz, el cual se convertiría con el tiempo en uno de los personajes emblemáticos de la ciudad fronteriza.

Años después casi sin que nadie se diera cuenta, esa laguna dejaría de existir y solo quedaría en los libros del poeta y en los recuerdos de quienes la conocieron o escucharon acerca de su existencia.

Alguien que no la olvida es el profesor Elver Romero. En una de esas jornadas en que siente que las clases no deben darse solo en las cuatro paredes del aula se fue con sus un lugar del barrio y señaló hacia el horizonte: «en ese punto exacto quedaba la laguna de Majupay» les dijo.

Los muchachos dirigieron la mirada hacia donde se les indicaba pero solo vieron casas, personas y utensilios domésticos: desde hace treinta años la laguna, símbolo de la identidad de Maicao, desapareció ante la mirada descuidada y perezosa de las autoridades y de la comunidad.

El historiador Manuel Palacio Tiller la recuerda como el sitio en donde pastaba y bebía agua el ganado de su familia y los animales de quienes fundaron la más populosa ciudad de la guajira a mediados de los años 20. Con voz afligida y la mirada nostálgica recuerda los días en que acompañaba a sus mayores en los paseos de la tarde a un sitio en el que el paisaje era sobrecogedor: la vegetación era distinta al de otras partes de la Media Guajira; los pájaros cantaban en un concierto a los rayos anaranjados de la tarde; los niños y jóvenes retozaban todo el día hasta el cansancio; los burros esperaban pacientemente a sus amos y de vez en cuando les expresaban su impaciencia con rebuznos que le daban un color de alegría a la jornada.

«Majupay» era una laguna pero también un ecosistema en perfecto equilibrio. Allí habitaban algunas criaturas y otras eran atraídas por el agua y la frescura.

Las aves migratorias procedentes del norte hacían una escala en sus orillas para reabastecerse de líquidos y alimentos antes de proseguir su largo viaje hacia el sur del continente; los insectos llenaban el paisaje con sus cantos y sus luces; las serpientes se divertían en un ritual de juegos y procreación; los chivos y ovejas llegaban por millares e invadían todo el espacio disponible con sus voces características y su olor inconfundible.

Quien viera este paisaje y observara además los cardones milenarios y los trupillos imperturbables se sentiría atrapado por la belleza indescriptible del paisaje natural más conmovedor de la época.

La felicidad comenzó a terminarse cuando las laguna mostró sus primeros síntomas de cansancio: al principio se secaba durante el verano; luego se secaba después de que transcurrieran las primeras lluvias; y finalmente sobrevino su agonía definitiva: la laguna ya no reservaba sus aguas ni aunque lloviera.

Y como si lo anterior fuera poco, un grupo de personas desesperadas por la falta de vivienda para sus familias, decide aprovechar lo que equivocadamente consideraron un lote abandonado, para fundar un barrio. En una irónica muestra de agradecimiento denominaron «Majupay» a su nuevo hogar.

El maestro hubiera querido llevar a sus estudiantes a la verdadera laguna pero hoy estaban ante lo que queda de ella: un barrio, en donde la gente vive con el temor de que la laguna resucite un día cualquiera y presente su cuenta de cobro, como ya lo hizo en 1.995 y 2.003, cuando, tras intensos aguaceros, recobró la vitalidad de sus edad primera y estuvo a punto de causar una tragedia de incalculables proporciones.

Cuando caía la tarde el profesor Romero anunció el regreso a casa. Pero uno de los jóvenes le pidió mirar hacia una de las casas del lugar: en la terraza, junto debajo del más anciano trupío, un niño escribía sus tareas en el cuaderno.

Todos recordaron la imagen del maestro Torregrosa escribiendo sus versos libertarios y sus leyendas portentosas. Entonces decidieron esperar un poco más: talvez con un poco de paciencia podrían escuchar el concierto enternecedor de las aves y ver al abuelo

http://maicaoaldia.blogspot.com

Por Alejandro Rutto Martínez

Clasificación: 2.6 (27 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Lo bueno que vaya a hacer hoy, hágalo bien, por usted, por su familia y por su país.  ¿Ya leíste Maicao al Día?

Comentarios
FernandoMorales 04 de Sep, 2011
0

Más que leer tu nota "Laguna de Majupay" ha sido una transportación a mi juvenil pasado, y me has hecho recordar las buenas horas que pasé en sus refrescantes aguas. Tu escrito me ha llenado de nostalgias, pintaste en mi memoria el fascinante paisaje de ése cuerpo de agua que hoy fuera el gran atractivo turístico de Maicao, su flora y su fauna, fueran el interés de científicos de todo el mundo, sus veinte y más hectáreas de agua, fueran un parque ecológico natural para mostrar a propios y extraños.
Fraternal abrazo.
Fernando Morales.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?
Artículos recomendados
James Cameron habla de colapso ambiental en 15 años
Escrito por Juan Camilo Cano, Añadido: 08 de Sep, 2010
James Cameron, el galardonado director de cine de origen canadiense, fue invitado a Ciudad de México por el gran empresario mexicano Carlos Slim - considerado el hombre más rico del mundo - a dictar una conferencia en donde abordó temas medio ambientales y sobre los efectos del cambio climático además de las...
veces visto 3217 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Algunos Consejos para Reciclar en Casa
Escrito por Mark_Kol, Añadido: 04 de Mar, 2011
En algunos paises la cultura ecologica es muy desarrollada, y la educación ambiental en los niños es muy importante, pero en muchos otros se tira la basura sin ningún tipo de clasificación y no tienen idea de los rellenos sanitarios. Seguro no sabes a cantidad de desperdicios que se desechan en tu hogar. Para...
veces visto 4546 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Importancia de la Erosión y posibles soluciónes
Escrito por Miguelx2, Añadido: 24 de Nov, 2010
Una de las principales consecuencias de la erosión en el suelo es que provoca la pérdida de los suelos fértiles y estos suelos llegan a degradarse hasta convertirse en un desiertos. Por eso es muy importante tomar medidas de prevención y de recuperación de los suelos erosionados. La erosión es un problema...
veces visto 3250 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
El uso correcto que el hombre le da a los suelos
Escrito por carkelsor, Añadido: 07 de Abr, 2012
El Uso del suelo, este epígrafe engloba los diferentes usos que el hombre puede hacer de la tierra, su estudio y los procesos que llevan a determinar el más conveniente en un espacio concreto. Menos del 30% de la superficie de nuestro planeta es tierra. No toda ella puede ser utilizada por los humanos, motivo...
veces visto 11549 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Crisis ambiental: ¿Hasta dónde vamos a llegar?
Escrito por Alejandro Rutto Martínez, Añadido: 31 de Oct, 2007
Son las 7 de la noche de un día miércoles y de pronto el cielo comienza a ponerse blanco en cercanías de la Universidad de la Guajira en Maicao. Alguien a mi lado pregunta sorprendido de qué se trata y antes de que yo responda se me adelanta uno de los vecinos: “eso no es una nube pasajera, ni la neblina....
veces visto 5672 Veces vista:   comentarios 1 Comentarios