Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 17 de julio del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Tu Puedes Lograrlo

veces visto 1419 Veces vista   comentario 0 Comentarios

TÚ PUEDES LOGRARLO

Al leer este artículo, posiblemente en estos últimos minutos, horas o días, tienes en la cabeza algo que te incomoda, ese inconveniente puede ser un problema que no sabes la forma de cómo solucionarlo, puede ser un obstáculo que te paraliza para lograr tus metas propuestas, puede ser una enfermedad tuya o de alguien cercano a ti o, cualquier situación que te hace pensar y repensar en ello.

Mientras sigas leyendo encontrarás algunas formas de cómo solucionar estas situaciones, las siguientes ayudas son fáciles de hacerlo pero requieren de creer y perseverar en ello, pero antes debes leer algunos acontecimientos reales que sucedieron.

La historia cuenta que en una de las cárceles de Hawaii, había un pabellón completo de criminales maniáticos, ellos pasaban en un proceso de rehabilitación con un psicólogo para que puedan ser curados o sanados. En ese pabellón pasaron muchos psicólogos, muchos de ellos renunciaban a los pocos días de iniciar su trabajo por lo tenebroso y difícil que era tratar a esos criminales,  y los resultados de los pacientes casi siempre eran lo mismo “criminales maniáticos”. Pasado el tiempo hubo un psicólogo que pudo curar al pabellón completo de criminales maniáticos, el terapista que logró sanar fue el Dr. Ihaleakala Hew Len. Lo curioso fue el método que utilizó para curarlos. Él, durante su tratamiento, nunca llegó a ver a ningún criminal, no tuvo ningún trato directo con ellos, lo que realizaba todos los días era leer la ficha del recluso, mientras leía los registros él trabajaba sobre sí mismo diciéndose: “lo siento”, “por favor perdóname”, “te amo” y “gracias”, constantemente repetía estas palabras. Este proceso lo realizaba todos los días en su oficina durante su horario de trabajo. A los pocos meses, los criminales que debían estar encadenados se les permitía caminar libremente; otros que tenían que estar fuertemente medicados, comenzaban a reducir su medicación; y aquellos que no tenían jamás, ninguna posibilidad de ser liberados, fueron dados de alta. El método utilizado es llamado HOOPONOPONO. Si deseas saber más sobre este método puedes buscarlo por internet y encontrarás mucha información sobre él.

El japonés Masaru Emoto en su libro “Los mensajes del agua”, da una explicación de cómo nuestros pensamientos y palabras alteran positiva y negativamente todo lo que nos rodea. Él realiza un experimento con el agua, toma un poco de agua y los vació en diferentes frascos. Los treinta frascos los separa en partes iguales, a una de las partes empieza a pensar y decirle palabras negativas como; “te odio”, “te aborrezco”, “eres basura”…, todo tipo de palabra y pensamiento que daña; y a la otra parte empieza a pensar y decirle palabras positivas como, “te amo”, “gracias por estar aquí”, “eres perfecta”. Este proceso lo hizo por unos días en un tiempo de treinta minutos por cada parte durante el día. Después de una semana extrajo una muestra de agua de todos los frascos, poniéndolos bajo el microscopio y tomándoles fotografías. Lo que llamó la atención fue: de todos los frascos que tuvieron palabras positivas, las fotos formaban imágenes de hermosos cristales, tenían bellas figuras. Por el lado de las aguas que fueron dañadas con palabras negativas, las fotos no mostraban imágenes con sentido, eran imágenes desastrosas. Si deseas saber más sobre cómo nuestros pensamientos y palabras dañan a otros puedes buscar por internet Mensajes del agua de Masaru Emoto, encontraras mucha información y documentales.

En la primera historia puedes ver que el psicólogo sólo utilizó palabras y pensamientos positivos para curar a los pacientes y en la segunda se demuestra que todo lo que pensamos y decimos afecta a lo que nos rodea.

Según estudios realizados, las personas promedio tienden a pensar en lo peor o en lo negativo, estamos minutos u horas pensando en cosas negativas, cuando nos sucede algo, siempre recordamos lo malo,  y decimos, ¡por qué me dijo eso!, ¡por qué me miro así!, ¡sé que algo le pasa!, ¡qué se habrá creído!, ¡por qué a mí!, ¡siempre lo mismo!, ¡es muy bueno para ser cierto…!. Estas frases y pensamientos se repiten constantemente en nuestra vida diaria.

Para que todo vaya bien debemos desear lo mejor y desearnos lo mejor, creer que nos merecemos todo lo que tenemos y mucho más, recuerda que todo lo que piensas, sea bueno o malo siempre altera las cosas. Si en tu vida diaria tienes más pensamientos, sentimientos y palabras positivas te van a suceder cosas positivas, te sorprenderás de los milagros que sucedan.

Si en estos momentos tienes algo que te incomode o te ocasiona problemas, deja de pensarlo porque te estás haciendo daño, piensa en algo positivo, algo que te haga sentir bien, puede ser en los mejores momentos que pasaste con las personas que más quieres, en esa buena acción que alguien hizo por ti, en ese buen trato que te dio él o ella, en el favor que hiciste a alguien que lo necesitaba, en cualquier cosa que te haga sentir bien por más simple que sea, también puedes imaginar lo bueno que va a ser tu futuro en corto o largo plazo. Recuerda que las cosas que te suceden o te pasarán son porque tú lo deseas en tus pensamientos y sentimientos, solo depende de ti y de tu forma de pensar.

 

Mgr. Hekuran Alexs Flores Mamani

Clasificación: 1.9 (14 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Alexs Flores Mamani

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.