Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 12 de agosto del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La sicología y significados detrás del color rojo

veces visto 1738 Veces vista   comentario 0 Comentarios

 

“Todos los rojos atraen la atención, cargan la emoción e incitan a la acción. La fuerza vital de la sangre que fluye a través de nuestros cuerpos viene en una variedad de rojos, asiendo de este, el más personal de los colores y el más importante para los artistas”                         

Jean Bourges

Fue el primer color, del que se tiene conocimiento,  en tener nombre; en muchas lenguas , la palabra “coloreado”, también significa  “rojo”, como en el caso del español, “colorado”. Según la investigación de Heller, su simbolismo está determinado  por dos experiencias  elementales, el fuego de color rojo  y la sangre, conceptos los cuales, en todas las culturas a través de la historia, han gozado de un significado de orden existencial, es por esto que  cualquier persona, sin importar su procedencia o statu quo, comprende lo que significa el color rojo.

Al rojo, suelen asociarse conceptos como el  amor y el odio, y de hecho, y como lo menciona la propia Heller, es el color de todas las pasiones, sentimientos y emociones, tanto las positivas como negativas, probablemente por asociación entre los conceptos de los eventos causales y efectos producidos,  al color característico  que acompaña o que también es consecuencia de dichas causas y efectos, esto és, que al experimentar una determinada emoción como timidez, enamoramiento, ira, vergüenza, nerviosismo, etc (causa), por lo regular, provoca que la sangre se altere, y suba a la cabeza, con lo cual, está adquiere un característico color rojo (efecto),  provocando así, que el color rojo se asocie a las emociones, y a los conceptos y/o ideas que de manera individual estas puedan evocar.

Al rojo, suelen asociarse los conceptos que a su vez se encuentran asociados al  concepto de “sangre”, por lo cual, el rojo queda  asociado a conceptos como fuerza, vigor, valor  y  lo atractivo, además, según Heller,  el efecto psicológico  y simbólico de la sangre hace del rojo, un  color dominante, y el más vigoroso de los colores.

Ahora bien, la asociación entre los conceptos  anteriores hacia  el  color rojo,  también tienen su origen o causa  en la  herencia histórica y cultural,  en tiempos antiguos se bañaba    a los recién nacidos en sangre de animales   vigorosos, los gladiadores romanos se bebían la sangre de sus adversarios caídos para recibir su fuerza, los griegos vertían sangre en las tumbas de los muertos para que estos recibieran fuerza en el otro mundo, a la sangre humana, se le adscriben  cualidades curativas, de hecho, según una leyenda bíblica, un faraón de Egipto exigió la sangre de  150 niños judíos para beberla y  curarse así de lepra, incluso en la actualidad, las personas beben la sangre de toros para recibir su fuerza. Mientras que el verde representa la vida vegetal,  el rojo representa la vida animal.

Por parte del concepto “fuego”,  y también, por efecto de la asociación de ideas, el  color rojo  queda vinculado  a conceptos tales como calor, energía, actividad, agresividad, pasión,  deseo, lujuria y sensualidad, cabe resaltar, que en lo que toca a estos cuatro  últimos conceptos, pasión, deseo, lujuria y sensualidad,   el simbolismo del fuego se une al de la sangre, pues  la pasión puede arder y consumir como el propio fuego.

Entre los conceptos más positivos que se le han adjudicado al color rojo,  por semejanza, o afinidad lógica hacia otras ideas vinculadas previamente a él  como amor, energía  y deseo, están, la alegría, la felicidad y el gozo de vivir,  prueba de esto, es que el escarabajo conocido como catarina o mariquita, ha llegado a  convertirse en  símbolo internacional de  felicidad, solo por su característico color rojo, de hecho, y tal como lo comenta Heller, es el único escarabajo que nos resulta gracioso.

En el caso opuesto, es decir, las connotaciones con un carácter un tanto negativo que se le han otorgado al rojo, ya sea por afinidad lógica de ideas o por asociación entre conceptos o ideas sociales de un objeto  o concepto al color representativo de dicho concepto u objeto, están la ira, la guerra y la excitación, como ejemplo de esto,  a Marte dios de la guerra, se le ha atribuido el color  rojo, el color de la sangre. En otro ámbito, Heller nos menciona que el color rojo también  puede significar  peligro, lo prohibido o no permitido, posiblemente por una relación del color con la sangre, y de está, con la experiencia sensorial de dolor que generalmente la acompaña, o dicho en otras palabras, por asociación entre la experiencia sensorial  o cognitiva  y el color que regularmente  acompaña a tal experiencia.

El color rojo, al ser un elemento característico en el semblante cuando  las emociones se manifiestan, especialmente cuando las personas se encuentran sexualmente excitadas,  es también representante de lo seductor, la sexualidad y el erotismo,  e inclusive  de lo  inmoral. Cabe agregar, que un factor cultural que refuerza mucho la asociación anterior,  es que desde la antigüedad, sea tenido como paradigma de lo correcto, aquello que no llama demasiado la atención, cosa la cual, no puede evitarse con un atuendo de color rojo.  Un ejemplo de esta clase de significados asociados al color rojo,  lo podemos encontrar en el Nuevo Testamento, en donde hacen referencia a la “madre de las fornicaciones”, una mujer  vestida enteramente de rojo.

Por  lógica de contrarios,  el color rojo, apuesto al azul,  significa cercanía, y de hecho, a nivel de percepción,   cuando no se presenta otro indicio sobre la distancia, este color tiende a  situarse siempre en primer plano. También se le adscriben  los conceptos de la voz alta y la extraversión.

El color rojo, tiene un efecto perturbador, que activa la circulación sanguínea, por lo que también resulta   activo  y dinámico, a este respecto Eva Heller hace la siguiente aseveración:

“El rojo es el color simbólico  de todas aquellas  actividades que exigen más pasión que razonamiento”

En si, a este color, se le puede describir junto con el azul, como uno de colores con mayor poder semántico y comunicativo y ,de igual forma, con una gran  capacidad para afectar, no solo  la percepción, si no también la propia fisiología y sicología del receptor.

Clasificación: 2.4 (14 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Flavio Serrano -  Fotógrafo y profesor de fotografía Instructor en : Cursos de fotografia df

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.