Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 08 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La psicología y significados detrás del color amarillo

veces visto 1616 Veces vista   comentario 0 Comentarios

“La familia del amarillo(...)  (...)asociados con la agradable luz del sol, el amarillo siempre tiene un aire placentero. Es altamente visible y representa  la energía juvenil, la velocidad y el movimiento”

Wucious Wong

El amarillo, junto al azul y el rojo,  es uno de los tres colores primarios,  y el más claro de todos los colores; su simbolismo y significados, recaen  en las experiencias y asociaciones     hechas con el Sol, la luz y el oro.

Según Heller,  representa al optimismo, y el entendimiento, ello, dado al hecho de que la luz adquiere  primero estos conceptos y por ser el color amarillo, el reconocido  o percibido en ella, esté adopta  tales asociaciones, dicho en otras palabras, se  da lugar a una asociación   entre  las ideas asociadas al concepto de la luz y  su color representativo. De igual forma, el color amarillo también se asocia a conceptos tales como   el enojo, la mentira, la envidia, y la traición,  asiendo de este color, el más contradictorio en significados de todos los  colores.

Entre los significados más  positivos que Heller nos dicta podemos mencionar los siguientes:  lo divertido, el placer, la amabilidad, el optimismo y el entendimiento, todos estos conceptos, primero atribuidos  al sol o la luz que emana, y por efecto de asociación de ideas, proyectados después a su color característico, el amarillo.

El amarillo, también es asociado a la segunda  estación del año, el verano, ello probablemente a que el  amarillo es el color más frecuente en las flores, las cuales, predominan en esta estación. 

Ahora bien, y como se mencionó con anterioridad, el amarillo también posee connotaciones negativas, entre ellas, Heller destaca las siguientes: la envida, los celos  la avaricia  y el egoísmo. El amarillo al ser el color del oro y este a su vez uno de materiales más cotizados por el hombre a lo largo de su historia, se le asocian   los conceptos antes citados.

En lo que toca a los conceptos de  irritabilidad y  enojo, estos se vinculan a la secreción biliar, cuyo color característico es el amarillo, con lo cual, esté queda  también vinculado a tales conceptos; esto último, puede ser reforzado también por  el hecho de que la sangre de muchos insectos que desagradan y enfadan de manera general a las personas, son de color amarillo.

Ahora bien, el color amarillo  también representa la  espontaneidad y la impulsividad, esto, según Heller,  por sus  características o propiedades físicas de  luminosidad y luminancia, las cuales, hacen que amarillo quede asociado hacia a la luz, la que por su parte, está relacionada  a estos conceptos,  lo espontáneo e impulsivo;  de  este último vinculo, Heller da una posible explicación, al mencionar que la luz es fugaz, y que puede aparecer y desaparecer espontánea e impulsivamente. Estos conceptos, espontaneidad e impulsividad, ya sea  por  afinidad lógica, o por asociación entre conceptos o ideas sociales de un objeto  o concepto,  al color representativo de dicho concepto u objeto,  quedan asociados hacia el color de la luz, el amarillo.  

Por otro lado, el amarillo, al ser el color más luminoso, puede competir  directamente con el rojo en llamar la atención, de hecho, Heller piensa que puede vencerlo, no obstante, dicha propiedad, es decir su brillantez, lo vuelve no solo llamativo si no también un poco irritante he hiriente  al momento de ser procesado por el órgano de la vista, lo que resulta, en que este se perciba  en ocasiones, un tanto molesto y hostigante.

Ahora bien, y para cerrar el apartado del color amarillo, según Heller,  por tradición cultural, este color es asociado a la mentira y  sobre todo a la traición, pues este color, es , en la mayoría de las representaciones pictóricas , el color característico  en las vestimentas del peor  de los traidores, de Judas  Iscariote. Quizás por ello, en España del siglo XVI,  época en la que la Inquisición tenía gran auge e influencia, los herejes,  o aquellos que traicionaban a la iglesia católica, comparecían ante los tribunales con un capote amarillo.

 

 

Clasificación: 1.9 (11 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Flavio Serrano -  Fotógrafo y profesor de fotografía Instructor en : Cursos de fotografia df

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.