Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 19 de septiembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Cigarrillos electrónicos vs. Salud bucal

veces visto 3090 Veces vista   comentario 1 Comentarios

Hoy en día todos somos conscientes de los perjuicios del tabaco y de sus graves consecuencias para la salud. Por ello, muchos recurren al cigarrillo electrónico como alternativa, sobre todo para terminar con la dependencia que causa el tabaco y dejar definitivamente de fumar.

Sin embargo, este tipo de cigarrillo aun contiene nicotina que se mezcla con el líquido que genera el vapor. Aunque esté configurado de manera que no pueda generar humo, ni en última instancia monóxido de carbono, o transmitir muchas de las sustancias tóxicas que contienen los cigarrillos tradicionales, lo cierto es que más de un estudio ha corroborado cómo estos dispositivos, aunque puedan contribuir a que las personas dejen de fumar, tienen efectos no demasiado favorables para la salud, concretamente para la salud bucodental.

Es por lo tanto indudable el hecho de que en comparación con los cigarrillos tradicionales, nos encontremos ante una mejor opción, o al menos ligeramente mejor que a la anterior a largo plazo. No obstante, puede llevar a una mayor exposición de la boca a infecciones, al afectar a las células de la mucosa oral provocando su eliminación. Esto no solo da cabida a la posibilidad de desarrollar mayores infecciones, y al desarrollo de bacterias en la dentadura, sino que además propicia trastornos como la periodontitis.  Asimismo, se ha probado el efecto negativo que tiene sobre los dientes y las propias encías.

La nicotina que contienen, infravalorada en estos casos por ser su consumo controlado y necesario para terminar con el hábito del tabaquismo, puede no solamente repercutir sobre la salud de las encías y favorecer la acumulación de las bacterias en la cavidad bucal, este componente, actúa directamente sobre la respuesta del sistema inmunológico ante esta amenaza, debilitándolo, y con ello disminuyendo su capacidad de respuesta.

Otros efectos secundarios de la nicotina sobre la salud bucodental es el mal aliento al disminuir la producción de saliva, e incorporarse a la mucosa bucal. La nicotina constituye además un estimulante del sistema nervioso, lo que puede empeorar u originar bruxismo, o lo que se entiende como rechinar los dientes, o simplemente apretarlos. En muchas ocasiones ello es producto del estrés o cualquier otra falta de equilibrio a nivel psicológico que causa tensión en el cuerpo, manifestándose en este caso en la mandíbula y en nuestra dentadura.

Por último, y como consecuencia de la glicerina vegetal o de la propia nicotina, el uso de estos cigarrillos también puede provocar irritación en la garganta o en la boca, formando incluso yagas.

Las recomendaciones profesionales frente a esta alternativa siempre irán dirigidas a detener el consumo de tabaco de cualquier tipo lo antes posible. Aunque muchos expertos defienden su uso por los buenos resultados que proporciona, lo cierto es que como ya hemos comentado, a efectos dentales, solo funciona para empeorar una probablemente ya perjudicada salud bucodental.

En este sentido, la visita a la consulta de un buen profesional puede ser la mejor de las alternativas para paliar los efectos del cigarrillo electrónico. Su mejor opción para encontrar a un dentista en San Sebastián, es sin duda acudir a la Policlínica Dental Idiáquez. Su personal especializado, con larga experiencia en el mantenimiento de la salud bucodental , podrán asesorarle de la mejor manera sobre como paliar las efectos secundarios de la batalla contra la adicción al tabaco.

Clasificación: 1.9 (14 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
Comentarios
mafernandad984 26 de Jul, 2020
0

BUEN DIA, ME GUSTARIA SABER LA BIBLIOGRAFIA DE ESTE ARTICULO

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.