Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 26 de noviembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Electroestimulador: mitos y realidades

veces visto 1028 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Electroestimulador: mitos y realidades

Los electroestimuladores han sido considerados como elementos sustituvos del ejercicio:

"Si utilizo la electroestimulación, nunca más me hará falta entrenar". 

La moda reciente de electrofitness va en esa línea. Pero debes saber que nunca reemplazarán al ejercicio de verdad, sólo lo pueden complementar. 

En este artículo vamos a repesar algunos mitos más extendidos en torno a los electroestimuladores. Si quieres profundizar más sobre este tema, visita el enlace al final del artículo.

Empecemos. 

 

Mito 1. Un electroestimulador aumenta la fuerza. 

Hay algunos estudios que apuntan a una ganancia de fuerza, pero no se replica en todos los casos. Esto quiere decir que no hay datos concluyentes, y que puede ser que a algunos se las produzca y a otros no. 

 

Mito 2. Un electroestimulador aumenta la masa muscular. 

Esto es otra creencia. No hay evidencia rotunda que nos permita afirmar esto. Y es de entender que no aumente los músculos porque no hay una carga externa potente que estrese al músculo y lo obligue a crecer. El estímulo que puedes conseguir es muy limitado. 

 

Mito 3. Reduce la fatiga tras el entrenamiento. 

Tampoco hay estudios serios que esclarezcan esta idea. Lo que sí se sabe es que el descanso activo, como andar, contribuyen a reducir el dolor muscular tras un entrenamiento de fuerza. 

 

Entonces, ¿para qué sirve un electroestimulador? 

Un electroestimulador te puede servir para diversas cosas:

  • Reduce dolores crónicos.
  • Ayuda a rehabilitar músculos tras lesiones. 

Es especialmente útil reduciendo dolores crónicos. Lo que hace es generar un efecto de analgésia, evitando así la necesidad de usar medicamentos. Nada mal. También es de utilizad si te has hecho un esguince, por ejemplo, y no queires perder en exceso masa muscular. 

Como ves, son dos utilizades nada despreciables, pero está lejos de ser el aparato milagro que venden algunos fabricantes. 

En resumen, un electroestimulador puede ser un complemento para entrenar, pero nunca será el elemento principal. Si quieres ampliar más información, visita el elnace al final del artículo. 

 

Clasificación: 1.7 (3 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

-- Jose Web: https://gimnasioencasa.net/tablas-de-inversion Facebook: https://www.facebook.com/gimnasioencasa.net/

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.