Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 23 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Estás reemplazando adecuadamente el plástico de un solo uso en tu vida cotidiana? ¡Ponte a prueba!

veces visto 250 Veces vista   comentario 0 Comentarios

¿Estás reemplazando adecuadamente el plástico de un solo uso en tu vida cotidiana? ¡Ponte a prueba!

El agente contaminante más común del agua, del aire y de la tierra es el plástico. Según las Naciones Unidas, hasta 13 millones de toneladas de plástico terminan en el Océano, más de 220 mil especies marinas consumen basura plástica, y cerca de 100 mil pueden morir al año por intoxicación o hambre, pues no diferencian entre el plástico y su comida natural. Al consumir plástico, los organismos marinos sienten que están llenos, evitan comer alimentos de verdad y, gracias a esto, el plástico se está “instalando” en la cadena alimentaria mundial.

 

Investigaciones recientes aseveran que partículas microplásticas, provenientes del plástico que se ha desintegrado por el efecto del sol y del agua, circulan con el aire y afectan a una de las bacterias de mar responsable del 10% de la producción del oxígeno en el planeta: la Prochlorococus. Sin embargo, en junio de 2020, en una playa de México, se han encontrado nurdles, pequeños fragmentos de resina plástica que se funden para crear muchos productos. Se cree que ellos están llegando de la mano de productores de plástico.

 

En el 2018, el Banco Mundial precisó que la basura aumentará en un 70% en 30 años. El plástico constituye el tercer producto más tirado a la basura. Dependiendo del producto, tarda 150 años en descomponerse, mientras que para otros puede tardar hasta 1000 años en degradarse, razón por la cual los vertederos de basura representan un foco adicional de contaminación en lugar de una solución definitiva.

 

En todo el mundo se están aplicando ciertas medidas para controlar la contaminación por plástico. Conscientes de que su uso abarca vestimenta con nylon, fibra artificial, envases y juguetes, distintas naciones se están abocando a la campaña denominada 3R: Reducir, Reutilizar, Reciclar. Acciones enfocadas en la responsabilidad social para modificar los hábitos de consumo según el tipo de producto elaborado con plástico.

 

Por el planeta, por tu salud y por tu bienestar, a continuación te presento 5 preguntas claves que necesitas responder si te interesa reemplazar adecuadamente el plástico en tu vida cotidiana. Yo te daré las preguntas y, a continuación, te ofrezco el análisis de la respuesta correcta.

 

1. Al comprar alimentos o alguna prenda de vestir, yo:

a) Compro las bolsas plásticas ecológicas o biodegradables que ofrece el súper o la tienda de ropa.

b) Utilizo bolsas de telas para guardar la compra.

c) Llevo la compra en bolsas de papel porque se degrada más rápido.

 

La respuesta correcta aquí es B. Las bolsas representan una de las 10 formas más comunes de restos flotantes y forman parte de los dos tercios de residuos generados en los hogares. La adopción de bolsas reutilizables encabeza las medidas que están tomando distintos países en la reducción del consumo del plástico. Actualmente, diseñadores de cualquier parte del mundo están creando bolsas de tela cuyos diseños son llamativos, versátiles y tienen un mensaje cultural o de la marca, para contribuir con el saneamiento del planeta. La bolsa de papel tarda menos en descomponerse, pero su fabricación supone un impacto ambiental por la energía y deforestación que se requieren para su creación.

 

Asimismo, las bolsas ecológicas o biodegradables forman parte del problema en la medida en que no se degradan del todo y no contribuyen a la solución de la contaminación en el planeta. Si todavía no tienes una bolsa de tela, investiga lo que hay en el mercado y apúntate a reducir el consumo del plástico adquiriendo o haciendo tú mism@ la que más te guste.

 

2. Después de terminarse algún producto envasado en plástico, yo:

a) Tiro a la basura el envase de plástico.

b) Lo guardo en mi casa, “para no contaminar”.

c) Utilizo el envase de plástico como contenedor de otros productos.

 

La respuesta correcta es C. Anualmente se producen 311 toneladas de plástico, pero sólo 9% ha sido reciclado. Un 12 %, aproximadamente, del plástico de un solo uso es quemado o incinerado en el mundo, liberándose con ello vapores tóxicos para el medio ambiente y para nuestra salud. Distintas empresas, la mayoría de bebidas y alimento, están reutilizando materiales y productos a través de esquemas de devolución para recuperar materiales. Esto en el marco de uno de los objetivos de la agenda de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en el 2030: reducir significativamente los productos plásticos de un solo uso.

 

Reutilizar los envases como contenedores de alimentos, de productos de limpieza, o transformarlos para darles un nuevo uso, contribuye al saneamiento de la tierra y del océano. Guardarlos en tu casa sin darles un uso, implica que terminen en la basura a mediano plazo.

 

3. Cuando tomo café o zumo en algún bar, yo:

 

a) Utilizo y me llevo el pitillo para reciclarlo inventando un proyecto con su uso.

b) No utilizo el pitillo que acompaña a la bebida.

c) Tiro inmediatamente el pitillo a un contenedor de basura.

 

Aquí la respuesta correcta es A. Los pitillos son casi imposibles de reciclar en cualquier parte del mundo, pues, por un lado, son muy livianos y pequeños, por otro lado, suele rechazarse su uso en bares, cafeterías y restaurantes. Desde 2018, corporaciones como Disney, United Airlines y Red Lobster, han dejado de utilizar el pitillo en los servicios que ofrecen. Durante el 2020, en países como Argentina, Uruguay, Brasil, México, Guatemala, Panamá y Puerto Rico, se ha prohibido el uso del pitillo en restaurantes y locales comerciales similares.

 

Artistas también aportan para salvar el planeta reciclando el plástico. Vonwong ha construido una instalación, “The Parting of the Plastic Sea”, de un poco más de 3 metros de altura utilizando solo pitillos. Para ello recogió 168000 pitillos de las calles de Vietnam durante seis meses. Con la ayuda de otros artistas y asistentes, Vonwong duró dos semanas limpiando los pitillos y organizándolos por colores, hasta que consiguieron transmitir el mensaje que querían. El artista nipón Tokujin Yoshioka ha edificado instalaciones con pitillos que evocan la vida y la naturaleza, lo que nos recuerda la necesidad de salvaguardar nuestro planeta.

 

4. Para hacer ejercicios en el gimnasio, yo:

a) Llevo mi agua en una botella de acero inoxidable.

b) Compro el agua de botella de plástico.

c) Me hidrato antes de salir de casa y espero llegar a casa para beber agua.

 

Aquí la opción correcta es A. Leo Heileman, representante regional del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente para América Latina y el Caribe, precisó que al menos “5 billones de bolsa de plástico se utilizan cada año, mientras que un millón de botellas de plástico son compradas cada minuto. Casi 70% o más van al medio ambiente o vertederos, y al menos 13 millones llegan al mar”.

 

En congruencia con los resultados que espera las Naciones Unidas para el 2030 en pro del bienestar del planeta, países latinoamericanos y del Caribe se han sumado a la medida de prohibición del plástico de un solo uso en la vida cotidiana, lo que incluye a las botellas de plástico. La propuesta apunta al uso de la botella de acero inoxidable. Las botellas de vidrios pueden reutilizarse entre 40 y 50 veces, mientras que las botellas de acero inoxidable son una excelente opción porque son más fáciles de reciclar sin perder sus cualidades, por lo que las puedes utilizar todas las veces que desees. Es tu elección personal hidratarte en tu casa antes y después de hacer ejercicios, pero es una necesidad cuidar el planeta reduciendo la producción de residuos de plástico.

 

5. Al dejar de usar una prenda de vestir, yo:

a) Tiro a la basura la prenda.

b) La guardo en mi clóset hasta decidir qué hacer con ella.

c) La dono a personas necesitadas o la vendo en una venta de garaje.

 

Aquí la respuesta correcta es C. Según cifras de The fiber year consulting, el 60% de los materiales que se emplean en la fabricación de ropa son sintéticos, en su mayoría poliéster.

Para finales del 2019, se estimaba que los residuos textiles constituían el segundo agente más contaminante del mundo. En países como España, el 90 % de las prendas que se dejan de usar se tiran a la basura, lo que supone la creación de 800.000 toneladas de desechos textiles al año. A esto hay que añadir el impacto del fenómeno global Fast Fashion, que ha reducido el tiempo de uso que le damos a una prenda, provocando que ésta se deseche por una nueva.

 

Distintas organizaciones ecologistas y de la moda realizan campañas para exigir a la industria textil aplicar políticas de contaminación cero en todos los eslabones de la cadena de suministro, como incentivar al consumidor a comprar prendas de producción no masivas y hechas con materiales biodegradables; reciclar, intercambiar ropa entre familiares y amigos o adquirir ropa usada en buen estado. De modo que, una prenda tirada en el clóset simboliza un residuo textil que en cualquier momento terminará en un contenedor de basura. Anímate a reemplazar el plástico en tu vida cotidiana, y dona la ropa que no utilices o aumenta tus ingresos vendiéndola. Por el planeta, por tu salud y bienestar, apuesta a los productos y a las soluciones verdaderamente ecológicos.

Clasificación: 5.0 (2 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Jessica Labrador

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.