Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 29 de febrero del 2024
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Los delitos de acoso

veces visto 746 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Los delitos de acoso

Elemento común a todos ellos es que, el acto de acosar, ha de ser continuado, reiterado o insistente. Veremos a continuación cada uno de estos delitos.

 

Delito de acoso como delito contra la libertad

El delito de acoso como delito contra la libertad o también conocido bajo la denominación “stalking”, acecho u hostigamiento, se encuentra tipificado en el artículo 172.ter del Código Penal y tiene como finalidad, regular “todos aquellos supuestos en los que, sin llegar a producirse necesariamente el anuncio explicito de causar un mal o el empleo directo de la violencia para coartar la libertad de la víctima, se realizan conductas reiteradas por medio de los cuales se menoscaba gravemente la libertad y el sentimiento de seguridad de la víctima, a la que se somete a persecuciones o vigilancias constantes, llamadas reiteradas u otros actos de continuo hostigamiento”. En concreto el citado precepto, castiga como tipo básico, al que acose a una persona llevando a cabo de forma insistente y reiterada, y sin estar legítimamente autorizado, alguna de las conductas siguientes y, de este modo, altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana:

  • La vigile, la persiga o busque su cercanía física.
  • Establezca o intente establecer contacto con ella a través de cualquier medio de comunicación, o por medio de terceras personas.
  • Mediante el uso indebido de sus datos personales, adquiera productos o mercancías, o contrate servicios, o haga que terceras personas se pongan en contacto con ella.
  • Atente contra su libertad o contra su patrimonio, o contra la libertad o patrimonio de otra persona próxima a ella.

Se trata de un delito de resultado, siendo necesario acreditar -como señala el Tribunal Supremo- que la víctima se haya visto obligada a cambiar su forma de vida como consecuencia de un acoso sistemático sin visos de cesar. En orden a la penalidad, será castigado con la pena de prisión de 3 meses a 2 años o multa de 6 a 24 meses. No obstante, se agravará la pena si la víctima fuere persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o situación o cuando el ofendido sea o haya sido su cónyuge o persona que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, o sobre los descendientes, ascendientes o hermanos propios o del cónyuge o conviviente, o sobre los menores o personas con discapacidad que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente, o sobre persona amparada en cualquier otra relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar, así como sobre las personas que por su especial vulnerabilidad se encuentran sometidas a custodia o guarda en centros públicos o privados. La última nota característica de este delito es que requiere la denuncia de la víctima o, en su caso, de su representante legal para su persecución, salvo que el delito se dirija contra algunas de las personas mencionadas en el apartado anterior, en cuyo caso, no será necesaria la previa denuncia.


Delito de acoso como delito contra la integridad moral

El delito de acoso como delito contra la integridad moral comprende dos modalidades específicas; el acoso laboral y el acoso inmobiliario.


Acoso laboral

Podemos hablar de dos tipos: el horizontal, o entre iguales o compañeros del trabajo que se conoce con el nombre de “mobbing”; y el descendiente, que es el superior frente al inferior, conocido con el nombre de “bossing” y que es el que aparece tipificado en el articulo 173.1 párrafo 2º del Código Penal que castiga “al que, en el ámbito de cualquier relación laboral o funcionarial y prevaliéndose de su relación de superioridad, realicen contra otro de forma reiterada actos hostiles o humillantes que, sin llegar a constituir trato degradante, supongan grave acoso contra la víctima”. Se trata de un hostigamiento psicológico, una conducta de verdadera hostilidad, vejación y persecución sistemática en el marco de cualquier relación laboral o funcionarial, dirigido a merma de forma ostensible la dignidad del trabajador. Se incluyen también aquellos supuestos en las que el superior jerárquico se niega a encomendar a la víctima cualquier actividad o le encomienda actividades totalmente impropias de su categoría laboral. En orden a la penalidad se castiga con la pena de prisión de 6 meses a 2 años.


Acoso inmobiliario

Se tipifica en el artículo 173.1 párrafo 3º del Código Penal que castiga “al que de forma reiterada lleve a cabo actos hostiles o humillantes que, sin llegar a constituir trato degradante, tengan por objeto impedir el legítimo disfrute de la vivienda”. Se configura como un delito de mera actividad, basta la realización de los actos. En orden a la penalidad, se castiga con la misma pena que el delito anterior.


Delito de acoso como delito contra la libertad e indemnidad sexual

El delito de acoso como delito contra la libertad e indemnidad sexual se encuentra tipificado, bajo la rúbrica del acoso sexual, en el artículo 184.1 del Código Penal, que castiga como autor de acoso sexual “el que solicitare favores de naturaleza sexual, para sí o para un tercero, en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicios, continuada o habitual, y con tal comportamiento provocare a la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante”. Según el Tribunal Supremo son notas esenciales de este delito los siguientes:

  • El comportamiento típico consiste en una directa e inequívoca solicitud a la víctima de favores de naturaleza sexual. Esa solicitud no tiene que ser necesariamente verbalizada, bastando que se exteriorice de manera que así pueda ser entendida por la persona destinataria. Además, esa solicitud ha de provocar necesariamente una situación gravemente intimidatoria, hostil o humillante.
  • Ha de llevarse en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicio. La solicitud ha de darse entre compañeros, en niveles de puestos similares o distintos, siempre que el sujeto activo no se encuentre en situación de superioridad pues en tal caso se agravaría la pena.
  • Los actos han de ser continuos y habituales, no esporádicos u ocasionales.
  • Queda consumado con la simple solicitud y la creación de una situación gravemente intimidatoria, hostil o humillante

En orden a la penalidad, se castigará con la pena de prisión de 3 a 5 meses o multa de 6 a 10 meses. No obstante, la pena se agravará si concurre alguna de las siguientes circunstancias:

  • Si el culpable de acoso sexual hubiere cometido el hecho prevaliéndose de una situación de superioridad laboral, docente o jerárquica.
  • Si el culpable de acoso sexual hubiere cometido el hecho con el anuncio expreso o tácito de causarle un mal relacionado con las legítimas expectativas que aquélla pueda tener en el ámbito de la relación laboral, docente o jerárquica correspondiente.
  • O cuando la víctima sea especialmente vulnerable, por razón de su edad, enfermedad o situación.

Clasificación: 5.0 (2 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Tapia y Puerto Abogados en Badajoz Gaspar Mendez 1, 06011 Badajoz 924 09 78 03 - 652 335 400

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?
Artículos recomendados
Nociones básicas sobre el Estado Leviatán de Thomas Hobbes
Escrito por Juan Camilo Cano, Añadido: 17 de Ago, 2010
Una de las máximas obras del filósofo inglés Thomas Hobbes, una de las principales figuras de la filosofía política en Europa y el mundo en el siglo XVIII de donde se fundamentaron a la par con "El Contrato Social" de J.J. Rousseau las teorías políticas de todos los estados occidentales y que hasta hoy en...
veces visto 4778 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
¿Derecho natural vs. Derecho positivo?
Escrito por Miguelx2, Añadido: 17 de Ago, 2010
Desde la Antigüedad griega hasta hoy, el tema del derecho natural y el derecho positivo ha ocupado la atención y la reflexión de filósofos, juristas y polítólogos. El debate comprende dos aspectos: primero, cuál es el concepto del derecho natural y,segundo, qué derecho es más importante y, por tanto,...
veces visto 5833 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
10 características para ser un buen abogado de emprendedores
Escrito por interficto, Añadido: 06 de Ago, 2010
Aqui algunas reflexiones de lo que yo pienso partiendo del origen del derecho son las características que un abogado que asesora emprendedores debería tener. El título abogado de este articulo puede ser cambiado por cualquier otra profesión relacionada con emprendimientos comerciales, tales como...
veces visto 5313 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Elige a un buen abogado de divorcios
Escrito por abogados, Añadido: 08 de Ene, 2011
Una de las cosas más difíciles de sobrellevar es el divorcio, sobre todo cuando hay niños de por medio. Por ello, es necesario contar con ayuda de un abogado de confianza y responsable. Sin embargo, muchas veces no es fácil elegir, ya que el mercado es muy variado. Abogados En caso de batalla legal, ya sea...
veces visto 1880 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
El fenómeno Okupa en el planeta
Escrito por Zerep, Añadido: 09 de May, 2011
En este época de recesión económica mundial y a partir del aumento de ejecuciones hipotecarias de vivienda, el fenómeno Okupa, que se refiere a la ocupación ilegal de viviendas, se ha convertido en una práctica mucho más frecuente en los países desarrollados, como los países de la UE. En efecto, la lucha...
veces visto 2019 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios