Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 26 de mayo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Que es el amor

veces visto 2804 Veces vista   comentario 0 Comentarios

¿Qué es el amor?

Primeramente el amor no es un sentimiento. Yo siento miedo y cuando me siento seguro me pasa. Yo estoy contento, pero en cuanto estoy triste me pasa y la tristeza también pasa. El amor no pasa. El amor, es, o no es.

El amor en la pareja matrimonial.-

Hace poco operaron a mi esposa de la vesícula el día 24 de agosto de este año, en el hospital Santa Rosa del distrito de Lince de Lima Metropolitana. Yo siempre estuve seguro del amor que siento hacia mi esposa, pero después de vivir todo lo que vivimos con ella, pude darme cuenta y experimentar la certeza de esto.

Los trámites para este acontecimiento en dicho hospital duraron mas o menos dos meses, y en una de esas citas al medico en consultorio, empecé a confirmar el amor que siento por mi esposa. En dicha cita el médico nunca apareció, y la enfermera encargada del consultorio nos dijo a nosotros y otros mas, que nos acercáramos a tiraje (lugar donde dan la citas) para cambiar la cita, pero al acercarnos al lugar nos destruyeron los papeles de la cita. Adriana, mi esposa, rompió en llanto, entró en desesperación y dijo que ya no quería seguir con eso. Ver a mi esposa en ese estado me produjo mucho dolor. No quería verla sufrir, y empezaba a confirmar lo mucho que la quiero.

Luego de seguir con los trámites la programaron para una posible fecha de internamiento. (Sábado 22 de agosto). Ese día fuimos temprano en la mañana, y a las dos y media de la tarde estaba ya en su cama de piso. En un hospital de esa naturaleza por ser del estado, las visitas son de doce del día a tres de la tarde. Solamente estuve con ella media hora más y literalmente nos votaron a todos los visitantes.

Al llegar yo a nuestra casa, al comienzo estaba tranquilo, pensaba que Adriana, mi esposa estaba en una reunión familiar, pero en cuanto empezaron a pasar las horas, y al acostarme, la angustia se apoderó de mí, y me di cuenta lo mucho que quería a mi esposa. En un matrimonio como el nuestro, que casi nunca nos habíamos separado, después de 27 años de casados, y sobre todo en estas circunstancias, para mi era muy difícil y estoy seguro que para ella también. Esa noche solo pude dormir dos horas.

En todo momento estuvimos comunicados por nuestros celulares, enviándonos mensajes de texto, diciéndonos cuando nos queríamos, y extrañábamos.

El domingo después de la visita, yo ya sabía que la operarían al día siguiente a las nueve de la mañana; hable con la jefa de piso y le pregunté si podía ver a mi esposa antes que se la llevaran a la sala de operación, y me dijo que en cuanto yo llegara la llamara para hacerme entrar. Al día siguiente llegué temprano a las siete de la mañana con la certeza de poder ver a mi esposa antes de ser operada, y no fue así; me dijeron que solamente podía verla pasar desde la sala de espera de emergencia.

Nueve y diez de la mañana, la vi. pasar y me acerque a la puerta de emergencia que da para el pasillo y que hacia el fondo está la sala de operaciones. Me vio levantó su manito me hizo adiós y me mando un besito volado, no pude mas me senté y empecé a llorar. Todo el amor que siento por mi esposa se vio reflejado en ese momento. Y estoy seguro que el de ella hacia mí, también si vio reflejado.

Dos y media de la tarde, me pasan la voz que ya salía de la sala de recuperación, la llevaban a su cama y que todo había salido bien.

Le di el alcance en su cama, (porque igual que al principio, solo podía verla de lejos), y luego que la instalaron en ella, la acompañé hasta las tres de la tarde que era la visita, luego nos botaron a todas las visitas. Para mi era muy duro el dolor que experimentaba el tener que dejarla solita “entre comillas, ya que estaba con las demás pacientes en sala de mujeres y con las enfermeras cerca de ella” después de ser operada.

Al día siguiente en la mañana recibí su llamada a mi celular, diciéndome que ese día ya le daban de alta.

Doy gracias a Dios porque ya estamos juntos nuevamente, y también doy gracias a Dios que la dureza del hospital haya servido para verificar y confirmar el amor que ciento por mi esposa. Muchos detalles se me escapan de repente de toda esta experiencia, pero creo que lo principal es dar a conocer que solamente en los momentos difíciles es que nos damos cuenta cuanto podemos amar a nuestro cónyuge.

Para las parejas que dudan del amor que pueden experimentar hacia su pareja les dejo estas preguntas. ¿Cómo nos comportamos al ver sufrir a nuestro cónyuge? ¿Queremos verla o verlo siempre feliz y contento? ¿Deseamos que se superen como personas? Y una cosa más. “El amor no se hace. Se vive”

Clasificación: 2.1 (37 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.