Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 04 de diciembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Pienso, luego existo: el poder de tus pensamientos

veces visto 1537 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Esta famosa frase viene de “Cogito ergo sum” que se atribuye a René Descartes. Graciosamente, muchos la toman como que “primero hay que pensar y luego existir”. Traducido literalmente, sería “pienso entonces existo”. “Luego” se puede manejar como “entonces”, dependiendo del contexto. Bueno, después de rollo aclaratorio, pasaré al punto de este artículo y es que tus pensamientos son prácticamente tú.

Esto no es rollo filosófico; es una realidad. Sobre todo en asuntos abstractos, la gente es lo que piensa. No hay un marcador especial para un fanático de, digamos, el Real Madrid (en futbol). La persona en cuestión dice que es fanático, piensa que es fanático y, por lo tanto, es fanático.

Lo mismo puedes aplicar a mil cosas más. Sobre todo, a ti. ¿Piensas que no puedes aprender a tocar la guitarra? Seguramente nunca podrás. ¿Piensas que puedes estudiar inglés? Seguramente aprenderás a hablarlo a todo dar.

Lo que sea que estás pensando seguramente podrás hacerlo, de una manera u otra. Cuando piensas y te enfocas en algo siempre encuentras nuevas formas de verlo. Napoleón Hill mencionó que, para lograr el éxito, una persona tenía que crear una obsesión para lograr su meta. ¿No es esto pensar en lo mismo todo el tiempo?

Entonces, ¿Porqué todo mundo se la pasa pensando en las cosas que NO quiere? Quien no tiene dinero, se la pasa pensando en lo pobre que es, en sus deudas, en sus problemas y en todas las cosas que no puede conseguir por falta de dinero. Al que botó la novia se la pasa pensando en lo solo que está, en que nunca podrá recuperarla y en que ya jamás podrá ser feliz.

¿En qué piensas tú? ¿En todos tus problemas y en como los demás tienen éxito y tú no? ¿O en lo que puedes y quieres lograr? Eventualmente, te conviertes en lo que piensas. La magia de esto es que, quién puede controlar tus pensamientos eres TÚ.

Podrán controlarte en muchas cosas, pero tú decides en que piensas y porqué. Para cambiar tu actitud, solo necesitas cambiar tus pensamientos. Todo ese rollo que te dicen de repetir frases positivas y hablar en términos positivos funciona porque va más allá de solo repetir como loro: con el tiempo, empiezas a pensar así.

Solamente tú tienes poder sobre tu forma de pensar, así que deja de pensar en todo lo malo que hay y piensa en lo bueno que puedes conseguir. Al igual que muchas cosas, requiere esfuerzo (especialmente cuando llevas mucho tiempo pensando de la mala manera), pero bien vale la pena.

La próxima vez que estés pensando en lo malo que es todo, recuerda que, para cambiar a una actitud positiva, primero hay que pensar…

Clasificación: 1.7 (27 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Descubre cómo aprender, promocionarte y hasta ganar dinero con Internet. Visita www.comoganardineroxinternet.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.