Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 14 de julio del 2024
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Miremos a nuestros médicos desde otro ángulo

veces visto 1034 Veces vista   comentario 0 Comentarios

En los últimos años de mi profesión de médica pediatra, yo había cambiado sustancialmente y lo atribuía a problemas personales (la inesperada muerte de mi marido por un aneurisma cerebral, el haber perdido mi trabajo en Bancarios por la restructuración instaurada por Zanola (presidente de la Asociación Bancaria) que dejó en la calle a cuatro mil empleados de un solo golpe, el tener que afrontar la vida sola, con mis dos hijos adolescentes , etc.) sin pensar en ningún momento que se debía a que estaba enferma.

Es que en esos momentos nadie hablaba del síndrome de Burn out (el médico quemado) por la sencilla razón que se desconocía. Gracias a un médico en Barcelona que tuvo la percepción que algo estaba ocurriendo con sus colegas y se dedicó a observar y comprender lo que estaba sucediendo, yo pude enterarme, ya estando retirada la causa de mi cambio.

Desde que comencé a ejercer mi profesión había entregado a mis pacientes más que mi conocimiento mi corazón, pues estaba segura que era capaz de ayudar más a la persona en su enfermedad, y durante esos últimos años dejé de hacerlo.

Siempre había sabido escuchar los problemas, del niño, de la madre, del padre y de todo aquel componente familiar que viniera a hablarme. Y siempre también había podido encontrar alguna palabra para reconfortar un ánimo caído.

Pero perdí esa capacidad en la última etapa.

Si yo hubiera sabido que estaba enferma hubiera buscado ayuda pero como creía que era el resultado de las cosas que enuncié y la lógica pérdida de la paciencia que puede tenerse con el paso de los años, no lo hice.

De esa forma, en mi último período ocupacional dejé de asistir a mis pacientes y sus padres, en las necesidades que iban más allá de recetar una medicación o tratar de encontrar un diagnóstico.

Sólo lo pude ver casi un año después de haberme jubilado cuando empecé a leer sobre el síndrome y pude auto diagnosticarme y comprender mi cambio.

¡No se imaginan cuánto me gustaría ir a buscar a cada uno de esos pacientes que no atendí como correspondía, para ofrecerles mis disculpas!

No puedo hacerlo, primero porque no tengo acceso a los archivos de dichos pacientes y segundo porque estoy viviendo muy lejos de mi tierra natal.

Pero este conocimiento me llevó a considerar escribir estas líneas para pedirles a todos aquellos que las lean que sean más comprensivos con lo médicos en general.

Ellos son seres humanos y pueden estar tan enfermos como lo estaba yo sin saberlo. No crean que por ser médicos lo saben todo. Nada más lejos de la realidad!

Los pacientes en general tienden a pensar que el médico no les presta la debida atención que se merecen. Y no es que no tengan razón en muchos casos. Lo que ocurre es que ese profesional puede estar atravesando un período difícil de su vida que no le permite ver las necesidades que tiene su paciente, y tal vez, cuando se de cuenta le pase lo que me pasó a mi que no puede disculparse ni enmendar la falta.

Creo que la gran mayoría de los que hemos elegido esa profesión tenemos como principal meta “Ayudar”.

Si fallamos no es voluntario. No en la mayoría de los casos.

Por supuesto siempre habrá excepciones como en cualquier regla.

Por eso les reitero a todo aquel que lea este artículo que sea más condescendiente la próxima vez que vaya a consultar con uno de ellos y no salga criticándolo y viendo sólo lo negativo.

A veces la presión que sufrimos en nuestra profesión es tan grande, que nos impide razonar con claridad.

Hay una vida en juego en nuestras manos y eso si que no es cosa simple!

Hoy estoy del otro lado, pasé de ser una profesional a una simple paciente y tal vez por eso mi visión sea diferente.

Recuerden, recapaciten y entiendan. Tal vez todos aprendamos a ver el otro lado de las cosas que no siempre son visibles.

Clasificación: 2.4 (14 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?
Artículos recomendados
La Importancia de la Adrenalina
Escrito por Juan Camilo Cano, Añadido: 22 de Oct, 2010
La Adrenalina es una sustancia química (en realidad una hormona) producida por las dos glándulas suprarrenales, que se encuentran en la parte superior de los riñones. Estas glándulas secretan adrenalina directamente al torrente sanguíneo cuando las personas están expuestas a circunstancias de inminente...
veces visto 13813 Veces vista:   comentarios 1 Comentarios
El quiebre de la cadera y la decisión de operación
Escrito por Angélica Páez, Añadido: 06 de Dic, 2010
Una de las mayores preocupaciones de las familias que tienen padres mayores es que alguno de sus papás sufra alguna caída y se quiebre la cadera. Muchas veces las personas mayores se vuelven “muy necias” y los hijos se quejan de que sus papás se quejan por todo y no “hacen caso” a lo que es mejor para...
veces visto 2679 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Los 7 Tratamientos Actuales contra el Cancer
Escrito por Mark_Kol, Añadido: 11 de Mar, 2011
Es de gran importancia conocer algo más sobre los tratamientos actuales contra el cancer, pues los especialistas en esta enfermedad (que ha afectado a gran parte de la poblacion mundial) realizarón predicciones de que la incidencia del cáncer aumentará 50% a través de los siguientes 20 años. Con poco más o...
veces visto 5749 Veces vista:   comentarios 1 Comentarios
Como curar el virus del hpv y elimina las verrugas para siempre
Escrito por carkelsor, Añadido: 12 de Oct, 2011
Qué es el virus de papiloma humano o hpv. El virus del papiloma humano es un virus común que afecta tanto a hombres como a mujeres. Existen más de 100 diferentes tipos de hpv. Ciertos tipos de hpv causan verrugas comunes en manos y pies. La mayoría de los tipos de hpv no causan ningún signo o síntoma y...
veces visto 5730 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
PREGÚNTELE A MI MÉDICO
Escrito por Alejandro Rutto Martínez, Añadido: 27 de Sep, 2007
Mi medico no es partidario de recetar vitaminas y reconstituyentes para el cerebro. Argumenta que el principal órgano de nuestro cuerpo es un músculo que, mientras mas se ejercita, mejor funciona, aso que la única recomendación que le puede dar a quienes lo usan con frecuencia, es seguirlo usando sin ayudas...
veces visto 3424 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios