Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 06 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Hacia donde van las ciudades

veces visto 1650 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Pudiera pensarse que las ciudades cubanas han tenido todas las mismas características desde su fundación. La evolución de cada una de ellas,  responden no solo a un largo proceso de transculturación a las que fueron sometidas, sino a las características de su evolución y crecimiento, que a veces de una forma espontánea, y luego por ordenanzas municipales, permitieron que cada localidad tuviera sus propias regularidades.

Después del Triunfo de la Revolución, los Institutos de Planificación Física, se dieron a la tarea de reordenar las ciudades de acuerdo a sus características específicas.

Las primeras villas Cubanas, se concentran alrededor de la Plaza principal, donde se asientan los poderes civiles, militares, y religiosos, y en la cual se desarrolla la ciudad con posterioridad, en la medida que evolucionan las técnicas constructivas en las construcciones de las viviendas y las obras públicas.

Luego de emitida las ordenanzas del rey  Felipe II, todas las nuevas ciudades adquieren un trazado regular.

La ciudad de Nueva Gerona por ejemplo, después de su trazado original por el Ingeniero  Alejo Helvecio Lanier, entre 1848-1852 es un ejemplo de un trazado regular, que entre finales del siglo XIX, y principios del XX, crece al azar, en las periferias del Reparto 26 de Julio.

Pero existe un momento de gran dispersión en las muestras de las viviendas que se construyen entre finales del siglo XIX, y  hasta los años 20, del siglo XX.

El crecimiento de los empleos, y la liberación de los esclavos, dan la necesidad de un crecimiento en la construcción de viviendas.  La pequeña burguesía Industrial, se retira de esos Centros de Ciudades principales, y comienzan a asentarse en barrios periféricos, donde la especulación de la tierra aumentaba por años, por la construcción de infraestructuras urbanas, fundamentalmente en la búsqueda de agua potable, incipientes alcantarillados y fosas colectivas, así como caminos, y autos de transporte automotor, y posteriormente la electricidad.

Los viejos adoquines son remplazados por los viales para el rodamiento, y en algunos lugares se adopta el tranvía como medio colectivo de transporte.

La espontaneidad de los crecimientos de los barrios infraurbanos, los nuevos repartos de la burguesía, en su búsqueda de privacidad, y mejores paisajes, así como los nuevos negocios, y obras de recreo, sociales y públicos, no tienen en cuenta un trazado de la ciudad con un ordenamiento regional, ni un análisis adecuado de las micro localizaciones para determinadas funciones específicas.

En la ciudad de Nuevitas se ubica el cementerio a la entrada de la ciudad en una zona alta, en la ciudad de la Habana, muchas Industrias quedan dentro del recinto de viviendas de barrios infraurbanos, para citar dos ejemplos negativos por falta de una adecuada Micro localización, y la ausencia de un plan de reordenamiento territorial.

Los primeros pasos en el reordenamiento de las ciudades, se comienzan a dar en los primeros años de la Revolución, cuando en 1959, se comienzan a ubicar las primeras escuelas construidas para niños, con capacidades entre 100 y 300 niños, y Osmani Cienfuegos, centra esta tarea, con orientaciones del Comandante en Jefe.

Gracias a este Instituto, las ciudades de Cuba poseen un programa de reordenamiento territorial, y cada ciudad basada en sus características  posee grandes diferencias unas con respecto a otra.

La ciudad de Camaguey, es una de la que ha tenido la posibilidad de crear un anillo circunvalante para la ciudad, en la que se ha podido extender los barrios multifamiliares, y separar las Industrias, de acuerdo a las normas de protección a la población.

Con la Ley del Medio Ambiente y el Protocolo de Kyoto, muchas de estas Industrias deben ser replanteadas, y reubicadas en las afueras de las ciudades, por lo que en la medida que las tecnologías van quedando obsoletas, las Industrias deben ir colocándose en otros lugares dentro de la ciudad que le permita obtener una nueva construcción, una nueva micro localización, y así dar los pasos  iniciales  en el cumplimiento del Protocolo de Kyoto, en los que se busca la protección del medio ambiente, y evitar verter los gases tóxicos a la atmósfera.

Con esto consideramos, que cada ciudad deberá tener no solo una estrategia para la reubicación de su industria, sino que cada Instituto de Planificación Física, podrá dar nuevos ambientes, y espacios a nuestras ciudades.

Clasificación: 2.4 (18 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Arq. Guillermo Morán Loyola.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.