Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 30 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La obra más desconocida de Gaudí en Barcelona: el Palacio Güell

veces visto 11735 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La obra más desconocida de Gaudí en Barcelona: el Palacio Güell

El Palacio Güell se encuentra en un rincón escondido y desconocido donde los turistas no suelen ir. Se trata de una de las casas más señoriales de Barcelona construida por Antoni Gaudí, máximo representante del modernismo, en 1886 por encargo del burgués Eusebi Gúell i Bacigalupi.

El diseño de la fachada sigue el mismo estilo de las creaciones de Gaudí de aquella época, caracterizado por el orientalismo: en este palacio culmina una etapa de predominio de las formas de inspiración árabe, bizantina o mudéjar, con otras construcciones como la Casa Vicens, el El Capricho de Comillas o los Pabellones Güell.

Al ser la calle en la que se encuentra el palacio tan estrecha, resulta difícil observar la fachada en su totalidad. Pero Gaudí estuvo en todo y diseñó una entrada monumental con unas majestuosas puertas de arcos parabólicos y barrotes calados de hierro forjado, ornamentados con el escudo de Cataluña y un casco con un dragón alado, obra de Joan Oñós.

La entrada del palacio es inmensa, ya que fue pensada para que los visitantes pudiesen acceder a ella montados en sus caballos o en sus carruajes. En el sótano había unos establos donde podían dejares los caballos, algo completamente innovador para aquella época. Se podía acceder a los establos a través de una ingeniosa rampa con forma de hélice ideada por Gaudí.

Si nos adentramos un poco más, encontramos el recibidor interior, que tiene una altura de tres plantas. Este espacio es un poco más pequeño que el anterior, aunque Gaudí consiguió aumentarlo en su percepción visual mediante la instalación de un gran número de columnas. Se trata, además, del núcleo central del edificio, ya que está rodeado por las principales estancias del palacio. Destaca por su cubierta con doble cúpula de perfil paraboloide en el interior y cónico en el exterior, solución típica del arte bizantino. Si apetece alojarte en un lugar tranquilo y cerca de este espectacular palacio (sobre todo espectacular por dentro) alójate en un apartamento en Barcelona.

Un poco de historia

La zona en la que está ubicado, en su época, era el centro de Barcelona, donde se encontraban las familias más adineradas. Se trata de una casa entre paredes adyacentes a otra casa que también era propiedad de la familia Güell. Esta familia vivió en el palacio desde 1888, y en sus salones se llevaron a cabo algunos de los eventos más relevantes de la Exposición Universal de 1888.

Lo más curioso es que hoy en día sigue siendo la residencia de los Güell, aunque el considerado centro de la ciudad actualmente se encuentra en la calle Paseo de Gracia y sus alrededores. Sin embargo, en 1910 el conde abandonó el edificio para ir a vivir a una casa que había adquirido dentro del recinto del Park Güell, en la parte alta de Barcelona, que Gaudí también realizó para él en aquel entonces. A partir de ese momento, el palacio fue habitado por la hija del conde, Mercé Güell, hasta 1945, en que el palacio fue vendido a la Diputación de Barcelona, que instaló en él el Museo de Arte Escénico. Entre 1974 y 1976, esta institución realizó algunos cambios en el edificio; restauró la primera planta, para permitir su apertura al público.

La última restauración general del edificio, dirigida por Antoni González Moreno, se llevó a cabo en 1983 y finalizó en 1997. Esta restauración incluyó una reinterpretación a cargo de diversos artistas de las chimeneas y respiraderos del terrado, en el que solo se conserva una chimenea con el trencadís original de Gaudí. El Palau Güell fue declarado Patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el año 1986.

Si vienes a visitar Barcelona yo también me acercaría a Sitges, sobre todo si es verano. Se trata de un encantador pueblo marítimo donde se come de maravilla. También aquí puedes alojarte en apartamentos en Sitges centro.

Clasificación: 2.2 (35 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Margarita Flores, licenciada en turismo en Barcelona. Experta en turismo y en reserva de vacaciones por Internet. Ver mi página apartamentos en Madrid.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.