Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 05 de julio del 2022
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Los micropilotes

veces visto 2171 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Los micropilotes son pequeños pilotes de sección circular y de pequeño diámetro (entre 80 y 300 mm). Los micropilotes son perforados “in situ” y dispuestos verticalmente o inclinados. Su funcionamiento se basa fundamentalmente en la transmisión de carga al terreno por rozamiento lateral entre el terreno y el mortero del micropilote.

Los equipos actuales pueden realizar micropilotajes en cualquier tipo de obra, destacando el empleo de micropilotes hasta de 300 mm de diámetro. Una vez efectuado el replanteo de los micropilotes, se realiza la perforación situando la máquina justo en el centro del mismo. Después, se aploma la torre o pluma y se inicia la tarea de taladrar mediante rotación.

Un micropilotaje es la solución cuando las capas o estratos superficiales de terreno no poseen la capacidad portante suficiente para absorber las cargas trasmitidas por la estructura al suelo.

La capacidad portante del micropilote es inferior a la de los pilotes. Se utilizan en terrenos donde no es posible la ejecución de pilotes convencionales, ya sea por dificultad en los accesos como otras causas que lo impidan.

Los micropilotes se emplean en obra nueva cuando las condiciones del solar y del suelo así lo aconsejan. El micropilote por su método de construcción es apto para cualquier terreno independientemente de su dureza. Por otra parte, los equipos de perforación pueden trabajar en solares que por sus reducidas dimensiones no son accesibles a las piloteras.

Los micropilotes también se emplean como sistema de recalce de estructuras. Dadas las reducidas dimensiones de los equipos de perforación de cimentaciones, el recalce es la solución más específica de este método que nos permite trabajar dentro de edificios con pequeños gálibos y reparar los defectos de las cimentaciones ya existentes, pudiendo perforar las zapatas y los elementos estructurales antiguos como los muros de carga, y transmitir los esfuerzos de estas estructuras a capas profundas.

Las características portantes del terreno mejoran después del micropilotaje debido a la inyección de cemento a alta presión que se realiza en la ejecución de los trabajos rellenando los posibles huecos del suelo.

Clasificación: 1.8 (24 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Miguel Angel Vicente Pérez Ingeniero de Caminos

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.