Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 26 de mayo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Historia de la educación en Maicao (Primera parte)

veces visto 1355 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Leer la segunda parte

Leer la tercera parte

La educación en Maicao creció a un ritmo lento en los primeros treinta años de existencia  de la ciudad la cual comenzó a ser poblada en 1.930 pero debió esperar hasta los primeros años de la década de los sesenta para tener algunos grados de estudios secundarios.   Ante  la imposibilidad de cursar sus estudios en instituciones locales los jóvenes debían trasladarse a otros lugares para continuar sus estudios, una vez culminada la primaria.   El colegio San José  fue el primero en atreverse a ofrecer los primeros cursos del bachillerato y, de manera gradual abrió el 1º. 2º.  3º. Y 4º.    Aquí se estacionaría hasta 1.977 cuando abrió el 5º  y 1.978 cuando, en un gran logro para la educación local, comenzó a funcionar con la secundaria completa.

Hasta 1.977 los maicaeros interesados en continuar sus estudios iban de preferencia a los colegios Divina Pastora y Liceo Nacional Padilla de Riohacha, aunque otros se matricularon en el Liceo Celedón de Santa Marta y e instituciones de Barranquilla, Cartagena, Bogotá, Pamplona y Nemocón, entre otras.

Debió pasar algún tiempo antes de que los padres de familia creyeran en el Colegio San José. Por esta razón y, a pesar de contar con un colegio local, algunos estudiantes continuaban su peregrinaje por instituciones de la Costa y del interior del país.

Sin embargo el colegio San José se fue consolidando y pronto otras instituciones como el Colombo Libanés y el Santa Catalina de Siena también tuvieron su ciclo secundario completo.  A los anteriores se suma la jornada nocturna del Colegio San José, con lo que se le abre las puertas a quienes por razones laborales no podían ingresar en los horarios diurnos.   Ahora ser bachiller no era una meta inalcanzable, ni un privilegio de los hijos de familias con recursos para enviar a sus hijos a otras latitudes. El fin de la década de los años setenta y el principio de los ochenta marcó lo que pudiéramos llamar como el primer florecimiento cultural y educativo de Maicao.

Ya somos bachilleres, ¿y ahora qué?

Ser bachiller era una hazaña, ser profesional universitario era una verdadera proeza. Durante muchos años los maicaeros hicieron esfuerzos por enviar a sus hijos a universidades preferiblemente de Barranquilla. La Universidad Autónoma del Caribe, la CUC y la Simón Bolívar se constituyeron en la meca de los futuros profesionales maicaeros. En la Autónoma  cursaban áreas como  Comunicación Social o Contaduría; en la CUC se preparaban los futuros arquitectos y en la Simón Bolívar los abogados.    Algunos maicaeros reunieron los recursos necesarios para enviar a sus hijos  a México  y  Ecuador  a cursar estudios de medicina.

Los primeros bachilleres del colegio San José y algunos otros jóvenes se embarcaron en lo que para principios de los años ochenta era una verdadera aventura. Estudiar en la recién creada  Universidad de La Guajira en Riohacha.   Entre quienes  tomaron esta decisión se encuentran los hermanos Edilberto y simón López, Sol Martínez, Joaquín González Iturriago,   Eudes de Armas y Nicolás Isenia.   Eran tantas las dificultades que debían soportar, entre ellas la de cursar una carrera ajena a su vocación, que no demoraron en desistir.  De este grupo solo concluyeron sus estudios Eudes de Armas, Nicolás Isenia y Joaquín González Iturriago, todos ellos ingenieros industriales,   quienes tienen el mérito de ser los primeros estudiantes de Maicao en obtener un título profesional en la Universidad de la Guajira.

Leer la segunda parte

Leer la tercera parte

Clasificación: 2.1 (32 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Lo bueno que vaya a hacer hoy, hágalo bien, por usted, por su familia y por su país.  ¿Ya leíste Maicao al Día?

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.