Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 17 de agosto del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Basura virtual

veces visto 1957 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Robert Guerin comentó que el aire que respiramos es un compuesto de nitrógeno, oxígeno y publicidad. Con la incorporación a nuestra vida del recurso Internet, cada vez es más difícil librarse de la densa niebla imperceptible con la que nos envuelve la publicidad. Los manipuladores y engañosos mensajes se encuentran la mayoría de las veces dispuestos a penetrar como sea en nosotros y estimular nuestras motivaciones.

En el año 1991, en el marco del Programa de Doctorado en Dirección Estratégica, estudiaba el mercado publicitario y sus gurús, reflexionaba sobre la teoría y la práctica y escribía que buena parte de la publicidad de aquellos momentos parecía hecha para ignorantes consumidores que picaban con facilidad en anzuelos cargados de ramplonería, utopías, piedras filosofales y huries del paraíso venidero.

Sin embargo, la evolución cultural y el avance de la tecnología obligaría a la aparición de auténticos científicos de la comunicación con una publicidad más informativa, más honesta y racional.

Dieciséis años después, pienso que esa crítica puede aplicarse a la situación actual, que se ha agravado con la difusión y uso inadecuado de otros recursos técnicos (correo electrónico, páginas web, etc.) Esa publicidad honesta y racional todavía no se ha democratizado.

Sigue siendo necesario abogar por una publicidad diferente como único camino válido para conseguir la credibilidad. En ese sentido, una forma de seguir la tendencia sociológica es hacer de la publicidad un espectáculo, sin caer en la caricatura, el show gratuito, la manipulación o la mentira.

Se trata de hacer algo que quede en la mente del consumidor y que se comente. Hace ya mucho tiempo se comprobó que el ser humano retiene el 20% de lo que oye, el 40% de lo que ve, el 60% de lo que ve y oye simultáneamente, el 70% de lo que dice y hasta un 90% de lo que dice y hace.

¿Nos alejará aún más Internet de la visión publicitaria informativa, honesta y racional?

Manuel Velasco Carretero

Clasificación: 2.6 (42 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

www.blogdemanuel.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.