Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 17 de octubre del 2018
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Sobrepeso y obesidad infantil

veces visto 633 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Sobrepeso y obesidad infantil

El tratamiento de la obesidad infantil no es tarea fácil, ni para los médicos, ni para la familia ni para los niños. Cuanto mayor sea el niño, más difícil practicar esos cambios, pero no imposible. Hay que ser firme una vez que se ha tomado la decisión de no poner a Dieta a un niño, si no enseñarle a comer bien y tener buenos hábitos.

Los fundamentos del tratamiento son una combinación de una limitada (disminuir cantidades) dieta, con el aumento de la actividad física, la educación nutricional y el cambio de conductas.

Es importante conocer los hábitos alimentarios y conductuales del niño y de la familia. Saber lo que comen, los intervalos de una comida a otra, el ejercicio que realizan, bien como sus costumbres cuanto al ocio.

Cuando el niño es menor de 5 años, son los padres los que deben encabezar el tratamiento, es decir, responder por el niño todo lo que interesa de la terapia.

De los 5 a los 9 años, los niños tienen más autonomía en el tratamiento, aunque la responsabilidad y vigilancia es de los padres. Solamente a partir de los 10 años es el niño el que tendrá mayor grado de responsabilidad.

En importante que al mismo tiempo que se introduce una actividad física a la vida del niño, se debe reducir el tiempo que el niño dedica a la televisión u otras actividades sedentarias.

Se ha demostrado que el uso de fármacos en el tratamiento del sobrepeso-obesidad infantil no es del todo efectivo.

Hacer de la comida un encuentro placentero debe evitar comer delante de la tele, es necesario crear el habito de compartir comida, mesa y compañía.

Padres obesos o no obesos son siempre ejemplo para los hijos, los padres que comen demasiado los niños es casi seguro que adquieran ese habito.

Los cereales, las patatas y legumbres deben constituir la base de la alimentación, de manera que los hidratos de carbono representan entre el 50-60% de las calorías de la dieta.

Se recomienda las grasas no superen el 30% de la ingesta diaria, debiendo reducirse el consumo de grasas saturadas y ácidos grasos.

Las proteínas deben aportar entre el 10 y 15% de las calorías totales, debiendo combinar proteínas de origen animal y vegetal.

Se deben incrementar la ingesta diría de fruta, verduras y hortalizas, es intentar consumir como mínimo 5 raciones al día de estos alimentos.

Moderar el consumo de azucares simples, como golosinas, dulces y refrescos.

Reducir el consumo de sal.

Beber entre uno y uno y medio litros de agua. Muy importante beber sgus.

Nunca prescindir de un desayuno sano compuesto de pan, galletas, cereales, leche... y dedicar entre 15 y 20 minutos. De esta manera, se evita o se reduce la necesidad de consumir alimentos menos nutritivos a media mañana y se mejora el rendimiento físico e intelectual en el colegio.

La comida no es un premio, no es un castigo y tampoco debe ser un desahogo, la comida tiene su lugar, su hora y su control. Los grandes responsables por el sobrepeso de los niños son los padres, sea por los errores, obsesiones, o por desconocimientos e ignorancia de los padres, los niños consumen mas cantidad de alimentos de los que necesitan, usamos mucho los alimentos precocinados, los dulces y bollerías.

Los niños deben llevar una dieta sana, equilibrada, fresca pero sin grandes cantidades es decir sin llenar el plato y evitando el repetir una buena dieta sana sin muchas calorías

Es muy importante el ejercicio físico diario, que además es muy fácil practicar para los niños. Previamente hay que realizar un buen calentamiento corriendo unos 5-10 minutos.

La combinación perfecta para contrarrestar el sobrepeso infantil es : Comer sano + ejercicio físico.

Lo que no se debe hacer es:

- Obligar a que el niño coma más de lo que puede. - Premiar al niño con golosinas y otros alimentos calóricos. - Castigar al niño sin comer si presenta alguna conducta desfavorable. - Festejar algún acontecimiento con comida basura. - Permitír el consumo diario de chucherias, bollos, bebidas gaseosas,... - Ofrecer platos precocinados. - Poner grandes cantidades de comida.

Clasificación: 2.1 (16 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Este artículo es obra del Hotel Balneario Termas Marinas El Palasiet Benicassim y puede encontrarlo en la sección de hotel balneario del blog (http://www.palasiet.com/blog).

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.