Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 19 de septiembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Para qué sirve el entrenamiento en el Área Número 4 del Golf?

veces visto 10875 Veces vista   comentario 0 Comentarios

 

En este informe voy a detallar las áreas y las personas que pueden ser influenciadas por el entrenamiento de esta área en el golf.

Iniciando el entrenamiento mental mejorarás en muchos aspectos, serán diferentes dependiendo de cuál sea tu edad, sexo, nivel de juego, si eres amateur, profesional o monitor, etc.

Paso a explicar estos aspectos.

 1.- Controla tus Estados de Ánimo mientras juegas

 Recientemente, la Psicología ha descubierto la importancia de los estados positivos en la vida de las personas, los beneficios son múltiples e increíbles.

En lo que concierne al golf hay unos estados de ánimo propicios para jugar y otros que no lo son.

En cada entrenamiento aprendes movimientos, técnicas de juego, formas de encarar los hoyos, aprendes a leer un green, a interpretar los elementos atmosféricos, a adaptarte a la orografía del campo y muchas otras cuestiones.

Todo este bagaje de conocimientos que antes no tenías son RECURSOS que has ido adquiriendo con tu entrenamiento. Pues bien, “podrás echar mano de la totalidad de estos recursos si te mantienes en buenos estados de ánimo”.

Con estados negativos como la preocupación, enfado, miedo, etc. no podrás acceder a este inmenso caudal de recursos.

Con el entrenamiento mental aprenderás a controlar tus estados y a jugar siempre con los estados de ánimo que te den más posibilidades.

 2.- Consigue la máxima concentración cada vez que vas a golpear la bola

 Hay jugadores que no consiguen concentrarse cuando les toca golpear la bola. En su cabeza giran un torbellino de pensamientos que les hacen sentirse cada vez menos seguros del golpe que van a realizar.

Con el entrenamiento mental trabajarás la concentración y crearás un automatismo para sentirte concentrado y en calma cada vez que llegue tu turno de golpear la bola.

Conseguir esto no te sobrecargará de tareas para realizar antes de golpear tu bola, sino todo lo contrario.

Al automatizar el acceso a estados de concentración te liberarás de muchas operaciones mentales que antes tenías que realizar.

 3.- Cambia tu Swing en 1 mes y vuelve a ser Competitivo

 ¿Por qué es tan difícil consolidar tu juego cuando cambias el swing?

Es una pregunta que se hacen muchos jugadores cuando se decidieron a modificar su swing para seguir su desarrollo como jugador.

Algunos “creen” que un cambio en su swing es un año perdido en cuanto a resultados. No veo por qué.

Nuestro cerebro memoriza las sensaciones del nuevo movimiento (memoria kinestésica) y con el altísimo número de repeticiones que realiza un jugador, en un mes tiene que tener consolidado su nuevo golpe.

Aún te diré más, se puede conseguir en mucho menos tiempo.

 4.- A veces no te gusta cómo reaccionas cuando juegas

 Antes voy a tratar de delimitar los comportamientos aceptables diferenciándolos de los aceptados.

Antiguamente, como respuesta a un mal golpe, era aceptado que el jugador enrabietado tirara el palo lejos de sí aunque algún espectador se llevara el golpe. Parecía que así demostraba su carácter. Era un comportamiento aceptado pero no es aceptable. Hasta los jugadores jóvenes aprendían a hacerlo.

Lo aceptable es mantenerse concentrado y sereno al NO JUZGAR ningún golpe.

El resultado del golpe lo muestra el vuelo de la bola y el lugar donde ha ido a caer y es sólo el resultado del movimiento que hemos realizado. Si no es el resultado deseado realicemos las correcciones manteniéndonos en un estado de tranquilidad. Todo nuestro juego se beneficiará de esta forma de jugar.

 ¿Cómo puedes cambiar estas reacciones?

 Cambiarán solas  al mantenerte jugando con buenos estados de ánimo. Siempre hay dos posibilidades de intervención: podemos intentar solucionar los problemas que aparecen cuando un jugador lleva puesto el ropaje de un “mal estado de ánimo” o enseñarle a mantenerse en “buenos estados de ánimo”. Con estos buenos estados no hay manifestaciones molestas que haya que cambiar.

 5.- Aclararte, identificar lo que realmente deseas y establecer objetivos para conseguirlos

 Reconozcamos que, a veces, nos sentimos confusos en algunas facetas de la vida, no sabemos qué camino seguir, sólo sentimos una sensación de desasosiego que es el indicador de que tenemos que cambiar.

Existen formas de aclararse en estas circunstancias y de identificar el área a cambiar.

Al final todo se reduce a intentar conseguir objetivos nuevos que sean motivantes, que nos entusiasmen “tal vez debiera bajar mi hándicap y presentarme a los exámenes de monitor”.

Decisiones así nos ponen en marcha y para llegar a ese momento necesitamos tener un conocimiento claro del camino a seguir, sin engaños ni demoras.

Aquí se revelará muy útil un buen método de establecimiento de objetivos que clarifique todas las partes del proceso que vamos a iniciar.

 6.- “Yo, antes, pateaba muy bien”

¿Y ahora por qué no? Recupera el golpe perdido de otra época

 Estás de enhorabuena porque te aseguro que podrás recuperar un golpe que antes ejecutabas mejor.

Lo bueno de nuestro cerebro es que él sabe cómo lo hacíamos antes.

Sólo tenemos que recuperar esa información, ser consciente de cómo lo hacemos, entrenarla un poquito y nuestro magnífico golpe volverá a estar a nuestra disposición.

Garantizado.

 7.- Transformarte a través del golf porque intuyes que es una vía de desarrollo

 Algunos jugadores se encuentran bien jugando al golf. Pasan momentos increíbles caminando solos por los bosques húmedos de rocío mientras el sol que despunta produce en el césped multitud de reflejos. Entran en éxtasis ¡Qué maravilla! ¡Qué sensación! Se sienten en paz, conectados, felices.

Muchos jugadores han experimentado estas sensaciones alguna vez. No saben cómo ha sucedido, sólo quieren experimentar estos estados más veces.

Intuyen que con ese estado mental, las preocupaciones no les afectarán.

Si te ha pasado esto en el campo de golf puedes llegar a la conclusión de que el golf puede ser para ti una vía de desarrollo. Yo también lo creo y es un objetivo muy importante a perseguir.

 8.- Alcanzar una mayor precisión en tus golpes

 Y la encontrarás, ya que comprenderás lo que tienes que hacer para que tus golpes sean increíblemente precisos.

El camino pasa por el conocimiento de cuáles son tus mejores estados de ánimo, de cómo incorporártelos y de cómo utilizar en armonía tu mente consciente y subconsciente.

Todo esto lo aprenderás con facilidad, y la práctica de este conocimiento te permitirá alcanzar mayor precisión en tus lanzamientos, mejores elecciones de palos e incluso elegir la estrategia de acercamiento al hoyo más adecuada en cada momento

 9.- Entender que hay instrucciones sencillas y fáciles de seguir y hay instrucciones conocidas, famosas o habituales que son imposibles de seguir por el jugador

 Cuando un jugador acaba frustrado un recorrido quejándose, por ejemplo, de lo nervioso que ha jugado, lo normal y lo más ineficaz es que le digamos que juegue tranquilo.

Si se sentía inseguro con su juego le decimos que juegue con confianza.

Si siente la presión ante un competidor que se le viene acercando le decimos que se relaje y no piense en el resultado.

Lo mismo le diríamos cuando un jugador va realizando una buena vuelta y su mente se lanza a pensar que a ese ritmo va a mejorar su mejor puntuación.

Cuando a partir de ese pensamiento empieza a fallar le damos el inútil consejo de que se olvide del resultado que puede conseguir.

Todos estos son consejos bien intencionados pero ineficaces. Si queremos que un jugador se sienta confiado, le tenemos que enseñar cómo se consigue eso cuando él no siente esa confianza.

Para conseguir esto se revelará muy adecuado el trabajo realizado en la comprensión de cómo se generan los estados de ánimo.

 10.- Además de a los jugadores, el entrenamiento mental beneficia  a los monitores y maestros de golf

 Puede parecer que el entrenamiento mental va dirigido al jugador de golf exclusivamente pero yo no lo veo así.

Veo en los monitores y profesores a los impulsores de una revolución en la enseñanza del golf.

Ellos además de practicar el entrenamiento mental en sus recorridos establecerán conexiones entre los dos tipos de entrenamiento, el técnico y el mental y unidos a los entrenadores mentales mejorarán la eficacia de sus métodos de enseñanza.

 11.- “La unión entre el profesor y el entrenador mental puede ser el gran descubrimiento del siglo en el golf”

 Es una afirmación rotunda que espero demostrarte.

Si los profesores de golf y los entrenadores mentales trabajan juntos revisando, corrigiendo y diseñando una nueva forma de enseñanza del golf que sea tremendamente eficaz y que acorte el tiempo de aprendizaje, creo que sería una revolución en el golf.

 12.-Yo les diría a los maestros y monitores de golf:

 “Ponga un entrenador mental en su vida”

 ¿Cómo sería este trabajo conjunto?

El comienzo sería el de revisar juntos la efectividad del método de enseñanza que realice el monitor.

Se revisarían las objeciones de los alumnos, su tiempo de aprendizaje y se diseñarían los cambios adecuados.

Luego vendría la fase de comprobación de resultados contrastándolos con la enseñanza real para todavía pulir más el método y eliminar las resistencias al aprendizaje.

Sólo después de esto, el monitor trabajaría en solitario con los alumnos aunque siguieran reuniéndose para evaluar los resultados y dar forma a las intuiciones que seguramente ambos tendrán.

 13.- Elaborar métodos de enseñanza que permitan el aprendizaje natural del jugador

 Estoy convencido de que la leyenda de difícil y complicado que tiene el golf, se debe a que no se ha desarrollado hasta ahora un método simple para su enseñanza.

Hoy en día hay escuelas y profesores de golf que están investigando, desarrollando y perfeccionando métodos sencillos que en una o dos horas permitan a un jugador novato realizar un swing completo ejecutado correctamente.

¿Cómo puede buscarse este método milagroso? Para buscarlo, desarrollarlo y pulirlo hay que tener en cuenta algunos principios de partida:

 a)      El ser humano está preparado desde que nace para aprender con facilidad.

 No hay más que observar a un recién nacido en su primer año. Es asombrosa su capacidad para aprender. No sabe hablar pero aprende.

 b)      El aprendizaje es algo natural en nosotros.

 Es así aunque a los pocos años de edad otros sistemas de enseñanza se imponen e interfieren nuestra natural capacidad para el aprendizaje.

Los señores que han diseñado estos métodos achacan su baja eficacia a la resistencia del niño, a su rebeldía o a su pobre coeficiente intelectual, etc.

Todo son excusas que utilizan para no ver que la única realidad es que sus sistemas no funcionan porque interfieren con nuestra natural capacidad de aprendizaje.

No cometamos el mismo error en la enseñanza de golf.

 c)      Aprendemos por imitación al ver a otros y por ensayos de prueba y error.

 Los niños lo observan todo e intentan hacerlo. Si ven a su padre metiendo una cinta en el vídeo ellos meten su cochecito.

Podría parecer, por ejemplo, que a los niños les cuesta aprender a andar, pero ello no  es debido a que su aprendizaje sea lento, lo que ocurre es que en el niño sus músculos aún no tienen la fuerza para sostenerles de pie.

Si sus músculos tuvieran esa fuerza, los recién nacidos en cuanto echaran un vistazo a un adulto que camina, saldrían andando por la puerta del hospital donde acaban de nacer.

 d)      Para aprender no necesitamos muchas instrucciones verbales.

 Creo que con los ejemplos anteriores ha quedado demostrado, pero los adultos todavía influenciados por los hábitos escolares que no nos funcionaban intentamos mantenerlos, sin caer en la cuenta de que son ineficaces. Y cargamos las culpas de nuestro error en los demás, en el jugador novato o en el juego, que es muy difícil.

 e)      Si se trata de aprender un movimiento complejo, la clave es ir llevando paso a paso al jugador hasta que realice el movimiento completo.

 Tenemos que conseguir que el practicante no se bloquee.

Se trata de que esté absorto ejecutando movimientos fáciles sin cuestionarse si lo está haciendo bien o mal y sin que nosotros se lo digamos. Cuando se cuestiona algo se acabó el aprendizaje natural.

 f)       En cada pequeño paso tiene que existir un indicador de correcta ejecución que pueda memorizar kinestésicamente el jugador.

El jugador al realizar un pequeño movimiento, lo siente y como nuestro cerebro es capaz de grabar las sensaciones (memoria kinestésika) en cuanto haga varias ejecuciones de la misma forma, le resultará conocido el movimiento que ha quedado grabado en su cerebro por lo que lo podrá reproducir en otro momento.

 g)      Si de un paso a otro aparecen dificultades es porque ese paso es demasiado grande para poder realizarse con seguridad. Hay que analizarlo y descomponerlo en otros más pequeños que no entrañen dificultad.

 Cuando desarrollemos un método de enseñanza que funcione con todos los jugadores deberemos atender a los saltos demasiado grandes que al jugador le van a generar duda o frustración.

Para conseguir esto estaremos muy atentos y abiertos a modificar nuestro método hasta que quede pulido y sea asimilado por la totalidad de alumnos.

 h)      Cada paso tiene que ser ejecutado varias veces correctamente antes de pasar al siguiente escalón.

Es con el fin de que el jugador tenga referencias claras de cada parte del movimiento. Es como un viaje en el que para ir a nuestro destino conocemos las poblaciones por las que obligatoriamente tenemos que pasar.

 i)        No hay fracasos o aciertos, sólo resultados. No juzgamos.

 Esto es fundamental si queremos mantener a nuestra mente y a la del alumno absortas en el proceso de aprendizaje sin cuestionarse o juzgar lo bien o mal que lo hace.

Una indicación muy importante sugerida por Timothy Gallwey  en sus libros “El juego interior del tenis” y “El juego interior del Golf” es la de que no alabemos ni critiquemos el desempeño del alumno ni tan siquiera al final de la clase.

  

Espero que después de leer estos tengas más conocimiento del por qué te animo a iniciarte en El Área Número 4.

Un saludo.

 

Tomás Guijarro

http://www.EntrenamientoMentalEnElGolf.com

Clasificación: 1.8 (30 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Tomás Guijarro www.tugolfonline.com Móvil: 646144872

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.