Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 26 de mayo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Un líder que resistió todas la pruebas

veces visto 3396 Veces vista   comentario 1 Comentarios

La vida de Moisés, líder escogido por dios para la empresa complicada y gigantesca de liberar a su pueblo de la esclavitud, nunca fue fácil. Desde su nacimiento estuvo expuesto a los peligros y solo pudo salvarse gracias a una decisión desesperada de su mamá y a una serie de felices "coincidencias" (así entre comillas, porque parecen ser coincidencias orquestadas por Alguien dueño de un poder superior y sobrenatural) gracias a las cuales es criado y educado como un príncipe de Egipto, el más poderoso imperio de sus tiempos. Moisés estaba destinado a ser líder, legislador, profeta y autor de varios pasajes de la Biblia, pero su horizonte no estaba despejado

Después de variadas circunstancias Moisés vuelve con los suyos y un buen día es llamado para la misión a la cual estaba destinado: libertador de un pueblo sometido a la esclavitud durante más de 400 años. La empresa era de una dificultad extrema por varias razones, pero sobre todo por dos muy importantes: 1. El yugo bajo el cual se encontraba sometidos era superior a toda fuerza humana conocida y 2. Los esclavos no tenían una plena convicción acerca de la necesidad de volver a convertirse en hombres y mujeres libres.

Como si lo anterior fuera poco, Moisés tampoco estaba muy decidido a asumir su responsabilidad y, para convencerlo, Dios debió emplearse a fondo. Moisés quiso evadirse del llamamiento esbozando al menos cinco objeciones:

1. Se consideraba poco importante para asumir la misión asignada: ¿Quién soy yo para ir a Faraón y sacar de Egipto a los israelitas? (Ex. 3: 11)2. Su falta de autoridad para cumplir con lo mandado. Moisés argumentó que ni siquiera conocía el nombre de quien lo estaba enviando (Éx. 3:13)3. Temor a las dudas e incredulidad de sus compatriotas. Moisés temía que no le creyeran cuando comunicara que era enviado de Dios: "No van a creerme, ni escucharán mi voz; pues dirán: "No se te ha aparecido Dios" (Ex. 4:1)4. Tenía dificultades para hacerse entender: "Yo no he sido nunca hombre de palabra fácil, ni aun después de haber hablado tú con tu siervo; sino que soy torpe de boca y de lengua." (Éx. 4:10)5. No, porque no. Moisés se quedó sin argumentos y, no teniendo nada más que decir, pidió a Dios que enviara a otro: "Por favor, envía a quien quieras." (Éx. 4:13)

Moisés actuó con terquedad pero Dios resultó ser de convicciones más firmes que él y no tuvo más remedio que aceptar el "encargo". Y se convertiría en un líder cuya autoridad, enseñanzas y logros aún se reconocen a pesar del paso de los siglos. ¿En qué se sustentó el liderazgo de este hombre de tantas limitaciones según él mismo lo reconoció? Su éxito se fundamentó en varias razones; estudiemos algunas de ellas:

1. Moisés fue seguidor y servidor de Dios. Y nunca renunció a su identidad, a su nacionalidad ni a su compromiso con el pueblo al que pertenecía, aunque esa determinación lo llevó a renunciar a la comodidad que le representaba ser hijo adoptivo de la hija del faraón. 2. Moisés fue humilde. Su humildad ha sido definida como "la más grande de la tierra" en el libro de números: Ahora bien, Moisés era un hombre muy humilde, más humilde que cualquier otro hombre sobre la tierra. (Núm. 12.3)3. Moisés fue, antes que nada un gran intercesor. Y como tal su trabajo fue arduo porque el pueblo se equivocaba una y otra vez; cometía errores y volvía a reincidir. Moisés, revestido de paciencia, oraba a Dios pidiendo misericordia por los suyos. Una sentida oración del líder intercediendo por su gente se puede leer en Números 14: 15-19. 4. Fue un hombre de fe. De fe a toda prueba. El libro de los hebreos en su capítulo 11le dedica a la fe Moisés ocho versículos. Dos de los más conmovedores dicen: "Por la fe, Moisés, ya adulto, rehusó ser llamado hijo de una hija de Faraón, prefiriendo ser maltratado con el pueblo de Dios a disfrutar el efímero goce del pecado"5. Moisés fue un líder celoso por el nombre de Dios. Y eso lo llevó a ser fiel a su misión aún cuando el pueblo era reincidente en su desobediencia, en su murmuración, e incluso, en su irrespeto. Moisés siempre se mantuvo firme y por ello pudo cumplir fielmente la más compleja misión que se le haya confiado a un ser humano.

Por: Alejandro Rutto Martínez

Clasificación: 2.6 (34 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Lo bueno que vaya a hacer hoy, hágalo bien, por usted, por su familia y por su país.  ¿Ya leíste Maicao al Día?

Comentarios
pilar 09 de Nov, 2009
+1

HA SIDO MUY EDIFICANTE ESTE ESTUDIO PARA MI VIDA, YA QUE ENCUENTRO, PUNTOS POSITIVOS Y ARGUMENTOS VALEDEROS RESPECTO A LA VIDA DEL GRAN LIDER MOISES.
ES UN EJEMPLO PARA MUCHOS, Y LA FORMA COMO USTED
LO DESCRIBE, CON TANTA CLARIDAD,
FELICITACIONES Y QUE DIOS LO CONTINUE, BENDICIENDO
CONN SABIDURIA E INTELIGENCIA.
PILAR

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.